Púa Vs. eléctrica: escoja la mejor cerca para su ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Septiembre 2014
compartir
Cercas para ganado
Entre la cerca eléctrica y la de púas, los expertos aseguran que es mejor la primera. Foto: CONtexto Ganadero.
Productor, al momento de rodear su predio siempre es bueno analizar costo, durabilidad, utilidad y mantenimiento. Acá le explicamos cuál es la opción más sobresaliente.
 
Dado al carácter extensivo de la ganadería en las regiones del país, esta actividad deberá estar apoyada en un manejo racional de los semovientes y en un incremento de la producción herbácea en los pastos existentes en el predio.
 
Ambos factores exigen, a su vez, un adecuado cerramiento de los predios que permita regular el pastoreo y guardar los animales durante tiempos periódicos. Por tal motivo, se debe tener en cuenta qué materiales usar cuando se quiera cercar la explotación ganadera. Pero, ¿Es mejor usar cercas eléctricas o de púas? (Lea: Número de hojas en forrajes indica cantidad de nutrientes para el ganado)
 
De acuerdo con Wilson Forero, de la empresa Cercas El Cebú, la mejor opción que tiene un ganadero es escoger una cerca eléctrica, pues su practicidad, rentabilidad y duración son valores “de sobra para su elección”.  
 
Es muy práctica la construcción. El gasto se mide en kilómetros. Por ejemplo, en 1.000 metros de cerca eléctrica, el ganadero puede pagar entre $1 millón o $1 millón 200; para esos mismos metros, en alambre de púas, el productor invertiría hasta $3 millones”, acotó Forero.
 
Asimismo, el vocero de la compañía colombiana, aseveró que dos características que hace de las cercas eléctricas la mejor opción, son el cuidado de los semovientes y el manejo de brote en los forrajes del predio. (Lea: 5 mejoras que tendrá la ganadería colombiana tras donación británica)
 
Primero, la cerca eléctrica no le causa ningún daño al ganado: ni corte, ni irritaciones. Mientras que el de púas, en una estampida o un ganado arisco, puede generar que se corte o enrede. De igual forma, con la eléctrica el predio tiene un manejo de brote, pues el ganado no se devolverá a pisotear lo que ya se comió, lo que genera la renovación forrajera mucho más rápido”, ultimó Wilson Forero.
 
Eduardo Vázquez, ganadero del departamento de Cundinamarca, explicó que en su explotación bovina maneja cercas eléctricas por su fácil instalación y por su durabilidad, pues esto le disminuye costos.
 
Al requerir menos mantenimiento, las cercas duran más. Eso lo generan las eléctricas, las cuales tiende a durar el doble que una de púas. Además, los postes no se aflojarán tanto por los golpes del ganado, pues con la electricidad los animales no se acercan”, acotó el productor.
 
Cambio de cerca, cambio de ganadería
 
Al cambiar el cercado de púas al eléctrico, el productor ganadero podría estar pasando de una explotación intensiva a una más productiva. (Lea: Con agroforestería y silvopastoreo remedian daños de ganadería)
 
Así lo explica el vocero de Cercas El Cebú: “la de púas genera una ganadería extensa, es decir que el ganadero necesita mucho terreno para tener muchos animales. Mientras que con la eléctrica, pasa de extensa a intensiva, pues en terreno más pequeño puede tener el doble de semovientes”.
 
Y como si fuera poco, la disposición de los postes también es un punto a favor para que los ganaderos dejen a un lado la cerca de púas y utilice la eléctrica: con la primera debe colocar un poste cada tres metros, mientras que con la segunda podrá utilizar un poste cada 3 metros, ahorrándole al ganadero otro costo.
 
En conclusión, la cerca eléctrica es un alivio económico al ganadero desde varios puntos de vista: mantenimiento, durabilidad, ahorro y mejoramiento de la explotación bovina.