Recomendaciones cuando se presenta el retraso del parto en una vaca

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Diciembre 2019
compartir
Retraso parto vaca, retraso, parto, vacas, hembras bovinas, complicaciones, Inducción partos bovinos, inducción partos vacas, inducción partos bovinos recomendaciones, inducción partos bovinos consejos, inducción partos bovinos Colombia, mejoramiento genético colombia, complicaciones partos bovinos, complicaciones partos vacas, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Los partos distócicos son poco frecuentes, pero en estos casos hay que tomar precauciones para facilitar la salida de la cría. Foto: razaholteinunefmcablodabajuro.blogspot.com
Regularmente las reses se encargan de esta labor por sí solas y tienen a sus crías sin mayores complicaciones, y aunque son raros, existen casos donde se presentan distocias, bien sea por causa de la madre o del ternero. En este caso, hay que estar atentos para brindar asistencia y facilitar la expulsión.

 

El parto es un proceso fisiológico que la hembra realiza con ayuda de su sistema neuroendocrino, y para que sea exitoso, es necesario cuidar al animal durante la gestación. (Lea: ¿Por qué los partos son más fáciles en ganados para producción de carne?)

 

La madre necesita una dieta balanceada en proteínas, carbohidratos y grasas, así como vitaminas, minerales y aminoácidos. Esto hace que conserve su condición corporal, pues si está muy delgada o con sobrepeso, puede dificultar la labor de parto o incluso tener un aborto.

 

Los expertos también recomiendan que la res se pueda movilizar y caminar en áreas grandes, lo que ayuda a acomodar el feto en la posición correcta para salir del útero. En cambio, a partir del 5° mes se debe restringir el paso en zonas inclinadas para evitar un prolapso vaginal o uterino.

 

Juan Francisco Ruiz Aráuz, Msc en Veterinaria, sostuvo que hay que prestar atención a las vacas a la hora del parto, sobre todo si al iniciar la labor solo se ven las extremidades al exterior durante un tiempo prolongado. (Lea: ¿Cuándo se debe inducir el parto en las vacas?)

 

En ese caso, sugirió introducir la mano al aparato reproductor de la hembra y cerciorarse si el feto está bien colocado (la cabeza sobre los antebrazos) o si se presenta torsión de cuello o cabeza. Si no está en posición, se deben corregir la posición anómala, y se puede lubricar el canal del parto con vaselina o aceite mineral para facilitar la extracción.

 

Si el feto está en posición correcta y no es voluminoso, explicó que el retraso puede deberse a bajas contracciones del útero, por lo cual hay que inyectar oxitocina. Aunque el experto también aconsejó la administración de estradiol por las siguientes razones:

 

  1. Estimula las contracciones del útero, con lo cual se evita la retención placentaria.
  2. Estimula las glándulas uterinas, cuya secreción ayuda a expulsar residuos que quedan de la labor del parto.
  3. Acelera la involución uterina (regresión a su estado normal).
  4. Estimula la función ovárica, necesaria para reactivar el ciclo estral.

 

El experto añadió que después del parto se puede suministrar vitamina B12 para coadyuvar en el estrés del parto. A su juicio, las cantidades que se deben inyectar deben ser 15 ml de B12 y 5 ml de estradiol. (Lea: ¿Qué tanta fuerza emplea una vaca para expulsar a su cría?

 

Finalmente, Ruiz Aráuz recordó que al administrar estradiol, se debe separar a la hembra del toro, debido a que esta sustancia hace manifestar un celo falso y el toro se debilitará saltando la vaca varias veces, ocasionando también traumas a la vaca recién parida.