Exceso de producción de leche afecta la ganadería en el mundo

Por: 
CONtexto Ganadero
02 de Julio 2014
compartir
producción de leche
Piden que el Gobierno genere proyectos y políticas que lleven a la industrialización de la leche. Foto: CONtexto Ganadero.
977 ganaderos de España serán sancionados por sobrepasar los cupos de leche asignados en cumplimiento de una norma Europea que se dejará de aplicar en 2015.
 
La multa que reciben los productores de leche está sustentada en la regulación del exceso de producción que determina el alza o la baja del precio del lácteo y la competencia leal entre ganaderos.
 
El Ministerio de Agricultura y Alimentación de España dio a conocer al medio www.lne.es que "6 de cada 10 ganaderos españoles podrían ser sancionados”.
 
El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, expuso que la producción aumentó 7 % en abril de 2014 respecto del mismo periodo de 2013 y por eso "se hace necesario un seguimiento muy estricto de la evolución de la producción mes a mes" hasta la finalización del actual régimen, en abril de 2015.
 
Luis Fernando Salcedo, secretario técnico de la Cámara Gremial de la Leche, expuso que el sistema de cupos se aplica en Europa y que está previsto se elimine dentro de un año. Un esquema parecido tienen en Canadá, mientras que en Colombia nunca se ha aplicado. (Lea: Fedegán, comprometida con el Día Mundial de la Leche)
 
Salcedo indicó que el sistema que se aplica en el sector lechero español, y el resto de Europa, es similar a los “cupos de taxis en Colombia. Si quiero salir puedo vender el cupo. La norma busca que no haya sobreproducción”.
 
Añadió que el temor de los mercados sin reglas claras de juego es la competitividad, pues si hay más producción bajan los precios. 
 
En Colombia “no existe una norma así. Se produce donde sea y como sea. Eso es un problema”, indicó Salcedo, para quien es importante que las políticas nacionales se establezcan para fortalecer zonas con vocación lechera a las cuales ayudar con infraestructura para que allí se focalice la producción sin tener exceso de ella.
 
Eudoro Bravo Rueda, director ejecutivo de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Nariño, Sagán, apuntó que el manejo de los excedentes de leche se presentan por la falta de industrialización, y que contrario a lo que sucedía antes, se han vuelto una constante.
 
Explicó el nariñense que 50 % de la producción de la leche en Nariño, cerca de 400 mil litros, es acopiada por empresas, y el otro 50 % se vende a intermediarios que “juegan con el precio” del producto que se comercializa de manera informal y a plantas artesanales que no consideran el valor a pagar por composición de proteínas e higiene.
 
Bravo Rueda aseveró que es necesario que el Gobierno genere proyectos y políticas que lleven a la industrialización de la leche, porque el problema de tener cada vez más producción y menos compradores, se agrava.
 
Óscar Cubillos Pedraza, coordinador de la oficina de planeación de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, explicó que “más no es mejor”. Si aumenta la producción de leche no necesariamente el ganadero resulta vencedor en el negocio. (Lea: Producir leche de calidad, sin receta mágica pero con dieta estricta)
 
Al igual que Salcedo, Cubillos Pedraza afirmó que entre más litros de leche haya más tienden a bajar los precios porque el líquido se vuelve menos valioso. Por ello, algunos países planifican y controlan los excesos con cupos de leche.
 
Los cupos sirven para saber hasta dónde llega la producción. Si se produce mucha leche sencillamente se ponen cupos para conocer lo que el mercado es capaz de recibir en litros, si hay más leche, esta se paga a un precio diferenciador (menor) para no estimular que haya más producción”, señaló Cubillos Pedraza.
 
En Colombia, al tenerse libre comercio, mencionó el coordinador de planeación de Fedegán, no se estimulan los pagos al ganadero por leche producida para que no exceda las necesidades de los mercados porque la industria prefiere que en el mercado local haya competencia para que la tendencia sea pagar a precios bajos, lo cual lo genera el acopio informal del lácteo que en Colombia es de 3.500 millones de litros al año, puesto que las empresas solo compran en promedio 3.200 millones de litros.
 
Cubillos Pedraza agregó que el ganadero es quien finalmente asume todo el riesgo al producir leche, al encontrarse con variables climáticas, precios altos de insumos, vías terciarias deterioradas, enfermedades bovinas y deficiencias de orden público en el país.