Ganaderos de EE. UU. afectados por escasez de insumos y medicamentos veterinarios

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Diciembre 2021
compartir
ganaderos, estados unidos, medicamentos, insumos, penicilina, veterinarios, suplementos nutricionales, escasez, bovino, porcicola, cadena de suministro, Productores de carne, materias primas, Pandemia, COVID-19, enfermedades respiratorias, lácteos, Pen-G, antibiótico, infecciones bacterianas, amoxicilina, Lisina, harina de soya, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
La escasez de algunos insumos y medicamentos veterinarios tiene en dificultades a algunos ganaderos de Estados Unidos en momentos importantes para su negocio como es la época de fin de año. Foto: ganaderia.com

Productores del sector ganadero bovino y porcícola de Estados Unidos se encuentran preocupados por la escasez de medicamentos y suplementos nutricionales importantes para su producción.

 

Así lo informa una nota de la agencia Reuters en donde se indica que las interrupciones en la cadena de suministro están afectando a los productores de carne de Estados Unidos y obligándolos a buscar alternativas mientras tratan de cuidar a sus animales de granja y mantener bajos los costos.

 

Es el caso de la escasez de algunos medicamentos como la penicilina que refleja, en parte, una competencia por materias primas entre personas y animales, ya que la pandemia de COVID-19 cambió la demanda e interrumpió el comercio mundial con atascos en el transporte marítimo y cuellos de botella en los puertos. (Lea: ¿Por qué se presenta la resistencia a los medicamentos en los bovinos?)

 

Un ejemplo de ello es empresa productora de lácteos de Michigan, Doug Chapin, que no ha podido adquirir frascos de penicilina para sus vacas desde hace más de un mes. La penicilina, uno de los medicamentos más usados en la producción ganadera, puede tratar enfermedades respiratorias y otras afecciones.

 

La escasez generalizada de penicilina en todo el país ha provocado retos para las operaciones de criadores de ganado y productores de lácteos, indicó Patrick Gorden, presidente de una asociación veterinaria, citado por Reuters.

 

Los veterinarios han tenido dificultades para encontrar incluso unos pocos frascos de Pen-G, un antibiótico inyectable para el tratamiento de ganado vacuno, ovino y porcino enfermo. Una escasez similar se da con algunas tetraciclinas, un antibiótico que se usa para tratar infecciones bacterianas en animales de granja, dijeron veterinarios.

 

En algunos casos, hemos buscado alternativas a la terapia o hemos conversado sobre si este tratamiento es realmente tan eficaz o necesario”, manifestó Gorden en la nota de la agencia de noticias.

 

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) enumera nueve medicamentos veterinarios que comenzaron a escasear a raíz de la pandemia. La agencia comentó que se puso en contacto con los fabricantes y no sabe cuándo se resolverán los problemas de suministro. (Lea: La resistencia a la ivermectina)

 

Esta escasez no debería limitar la capacidad de los veterinarios para proporcionar el tratamiento médico apropiado o la eutanasia a las mascotas o al ganado”, dijo José Arce, presidente de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria.

 

Zoetis Inc, la empresa de salud animal más grande del mundo, no fabrica productos con penicilina, pero informó de “limitaciones localizadas” en otros productos, ya que la pandemia ha afectado las cadenas de suministro. La compañía no quiso identificar los medicamentos.

 

El fabricante irlandés Bimeda Inc tiene dos productos de penicilina veterinaria en la lista de escasez de medicamentos de la FDA, incluido Pro-Pen-G.

 

Otro problema es que las materias primas que normalmente se usan para fabricar antibióticos para animales se han desviado para fabricar amoxicilina para humanos, explicó Mary van Dijk, portavoz de Bimeda. Los medicamentos comparten materiales de partida y la demanda de amoxicilina humana aumentó durante la pandemia, señaló.

 

La amoxicilina se puede usar para tratar infecciones de oído en niños, dolores de garganta y otras afecciones. “Las interrupciones del suministro no están completamente resueltas”, remarcó Van Dijk. (Lea: El uso y abuso de medicamentos en la ganadería)

 

Entre tanto, en Minnesota, el criador de cerdos Randy Spronk reformuló las raciones de alimento debido a la escasez de lisina, un aminoácido que ayuda al crecimiento de los animales. En estados como Iowa y Minnesota, agricultores dijeron que tienen problemas para conseguir lisina, una alternativa alimenticia más barata que la harina de soya.

 

Los principales problemas de suministro rodean a los productos de lisina seca fuera de China, dijo Archer-Daniels-Midland. El comerciante de materias primas con sede en Chicago terminó la producción de lisina seca este año y vende una versión líquida.

 

Los granjeros como Spronk están dando más harina de soya a los cerdos, a un mayor costo, para reemplazar la lisina seca. El cambio ayudó a elevar los futuros de harina de soya de la Bolsa de Chicago a un máximo de cuatro meses la semana pasada.

 

Smithfield Foods, el mayor productor de carne de cerdo del mundo, declaró que ha visto escasez y que tuvo que sustituir productos para mantener el cuidado de los animales.