Inversión de 3 años en bovinos se puede perder en 24 horas

Por: 
CONtexto Ganadero
27 de Septiembre 2013
compartir
bienestar de animales en Colombia
El trato dado al animal en el predio, medio de transporte y planta de beneficio incide en la calidad de la carne que se consume. La Foto: CONtexto Ganadero.
Cuando vuelva a comer carne de res, pregúntese cómo se llevó a cabo el proceso de cría, transporte y sacrificio del animal que está en su plato.
 
Tenga en cuenta que la salud que tuvo el bovino en vida incide en la calidad del producto que se degusta. Por eso, ganaderos en diferentes países reconocen la importancia de cuidar los animales desde que nacen hasta que son sacrificados.
 
Es así como un animal que no vive en condiciones físicas adecuadas, no recibe alimento idóneo y no se vacuna, está destinado a producir leche o carne deficiente.
 
La reglamentación sobre el cuidado y la protección de los animales para el consumo humano ha sido modificada o sancionada por las regiones ganaderas en todo el mundo.
 
El caso argentino 
 
En Argentina, por ejemplo, el gobierno de la provincia de Entre Ríos, desde el pasado 23 de agosto comenzó a regular la actividad productiva de engorde intensivo de animales a corral, para lo cual rige la ley 10233. (Lea: Pautas para certificarse en Buenas Prácticas Ganaderas)
 
En la provincia del país suramericano se garantizará un medio ambiente sustentable, el derecho a la producción y el bienestar animal con la norma que se aplicará a los productores de la región que inscribirán sus establecimientos pecuarios ante el Gobierno. Los ganaderos tienen 6 meses de plazo para cumplir la reglamentación.
 
La Ley contempla que los animales no podrán permanecer encerrados, salvo los terneros en destete que podrán estar apartados por 30 días. Al igual, los animales enfermos o cuando hay temporadas de climas extremos.
 
Las zonas aledañas a los establecimientos bovinos tienen que estar libres de elementos que atenten contra la salud humana y animal. Por eso se consideró que estarán a una distancia mínima de 3.000 metros de las granjas avícolas y porcinas.
 
Además, cada productor tendrá un sistema de manejo de las heces para no contaminar ríos y zonas verdes. (Lea: Argentina anuncia aportes para productores ganaderos)
 
Bienestar animal en Colombia
 
En Colombia también se cuenta con normas sobre el tratamiento de la producción de carne bovina y el bienestar animal, las cuales están contempladas en el decreto 1500, la ley 616 de 2006 y las resoluciones 2342 de 2007 y 3585 de 2008.
 
Así lo señaló Esperanza Polanía, coordinadora de Seguimiento Epidemiológico de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán: “El Gobierno tiene algunas normas a cumplir, sin embargo, a diferencia de otros países, en Colombia, desde una entidad privada como la nuestra, somos los promotores del bienestar familiar con las Buenas Prácticas Ganaderas”.
 
Polanía manifestó que en Colombia, según evaluación internacional de 2012, se cuenta con espacios adecuados para promover la ganadería sostenible sin maltrato animal. (Lea: Fedegán y FNG lideran medición de indicadores de bienestar animal)
 
Sin embargo, se deben mejorar las condiciones de transporte de los animales que salen de fincas en camiones “no adecuados y conducidos por personal no competente que frena en brusco o los lleva hacinados”, afirmó Polanía.
 
Otro punto crítico es el sacrificio que en varias plantas se hace sin cumplir con las normas de sanidad y los animales suelen ser agredidos en ese espacio. Así, recalcó la coordinadora de Seguimiento Epidemiológico, “la inversión que hace el ganadero en su finca durante 3 años con los animales se pierde en 24 horas por el maltrato en el transporte y la planta”.
 
Para mejorar la productividad ganadera, Fedegán elabora un estudio en 5 regiones del país. El plan piloto de bienestar animal consiste en observar el comportamiento de los bovinos y sus dueños.
 
“Hemos visto a personas que no tratan bien a su esposa o hijos y mucho menos cuidan a los animales. Queremos entonces humanizar sobre que los bovinos sienten dolor y necesitan protegerse del frío o el calor. Para eso es importante que estén en espacios amplios con buen alimento”, aseveró Polanía.
 
La epidemióloga añadió que el proceso de capacitación sobre las Buenas Prácticas Ganaderas ha sido reconocido por la Organización Mundial de Salud Animal, OIE, (por sus siglas en inglés). Además, el proyecto se ha expuesto en diferentes conferencias y reuniones de entidades ganaderas y de salubridad. (Lea: Emisiones de gas de efecto invernadero de ganadería podrían caer el 30%)
 
“Trabajamos en una campaña con vacunadores y personal de Fedegán para que capaciten en la prevención de enfermedades del animal que tiene derecho a un trato adecuado y no sangriento. Sabemos que el buen trato hace que los bovinos produzcan leche y carne de mejor calidad”, anotó Polanía.