La iniciativa en Europa para producir carne bovina con menor huella de carbono

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Septiembre 2019
compartir
Carbón, gases de efecto invernadero, GEI, agua, calidad del agua, Life Beef Carbon, programa beef carbon, ganadería sostenible Europa, ganadería baja carbono, ganadería carbono, reducción de emisión de gases de efecto invernadero, Ganadería emisión GEI, proyecto ganadería Colombia, emisión gases efecto invernadero, huella de carbono, gases de efecto invernadero, beneficios de los sistemas silvopastoriles, beneficios de la ganadería, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
El programa se extenderá durante 10 años hasta 2025 y busca producir carne de forma más amigable con el medio ambiente. Foto: agropopular.com

El programa Life Beef Carbon es un plan de acción que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ligadas a la producción de carne vacuna. Para 2025, esta iniciativa pretende disminuir la huella de carbono en 15 % en Francia, Italia, Irlanda y España.

 

El propósito de esta inicitiva es evitar la emisión de 120 mil toneladas de CO2 a la atmósfera con la puesta en marcha de una serie de prácticas que iniciaron en 2015 y que se aplicará en los siguientes 10 años. (Lea: Conozca cómo se desarrollará la iniciativa Ganadería Carbono Neutro)

 

Concretamente, 190 técnicos realizan un diagnóstico ambiental en 2.000 fincas piloto, de las cuales 1.700 están en Francia y otras 120 en España. Junto con los productores recogen una serie de datos como el número de animales, los potreros que ocupan, la infraestructura, etc.

 

Gracias a los resultados de este diagnóstico, el ganadero puede evaluar el estado de su granja de acuerdo a diferentes indicadores medioambientales como la emisión de gases de efecto invernadero, pero también cómo es la calidad del agua o del aire en cada explotación.

 

Dicha evaluación muestra igualmente muestra las contribuciones positivas de la ganadería, tales como la captura de dióxido de carbono que compensa el 30 % de las emisiones del ganado así como el mantenimiento de la biodiversidad. (Lea: Calcule la huella de carbono de su ganadería)

 

En una segunda instancia, de las 2.000 fincas se escogerán 170 para optimizar las prácticas existentes y probar nuevas técnicas que podrán ser difundidas al conjunto de ganaderos. Entre estas, están la formulación de dietas con alimentos producidos en el mismo predio así como reciclar apropiadamente las deyecciones animales.

 

Consultado por la cadena France 3, Yannick Francès, presidente de la Asociación de Ganaderos de Dordoña (en la región de Nueva Aquitania en Francia), sostuvo que si bien emiten gases con los animales, también capturan grandes cantidades de CO2 con sus praderas.

 

Cuando hacemos el balance en las explotaciones, no estamos tan lejos de una ganadería virtuosa, e incluso podemos ir hacia algo mucho más virtuosa”, manifestó el representante de estos productores. (Lea: Ganadería colombiana mide huellas de carbono e hídrica)

 

La asociación está compuesta por 64 afiliados que han decidido reflexionar sobre su papel en el impacto del medio ambiente y en el futuro del planeta. Uno de ellos, Christophe Gay, dedicado a la cría de terneros, ha empezado a implementar algunas técnicas en su granja.

 

“La economía nos pide ser productivos, pero en la medida en que eso se devuelva en más beneficios. Todo el mundo gana con este modelo, desde el consumidor con la transparencia y calidad de productos, y los ganaderos en el rendimiento de sus explotaciones”, manifestó.

 

Por su parte, el coordinador europeo de Beef Carbon, Jean Baptiste Dollé, que también hace parte del Instituto de la Ganadería Ideal de Francia, describió que este programa ha sido “doblemente etiquetado por la ONU y el Ministerio de Ecología, distinguido el 1 de diciembre de 2015 con la etiqueta oficial LPAA (Plan de Acción París-Lima), y también premiado oficialmente en 2015 con la etiqueta COP21 por Ségolène Royal, ex ministra de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, por su ambicioso alcance y rigor científico”.