Acciones urgentes para mitigar la problemática e impactos de la aftosa, propone Fedegán

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Octubre 2018
compartir
Colombia, Fiebre aftosa, Fedegán, José Félix Lafaurie, medidas para mitigar el impacto de la fiebre aftosa. Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
La fiebre aftosa no es una enfermedad zoonótica y el consumo de carne no genera riesgo para la salud humana, Fedegán solicita al gobierno realizar campañas en medios masivos, aclarando esta situación y promoviendo el consumo. Ilustración: Fedegán.
La Federación Colombiana de Ganaderos –gremio cúpula de la ganadería colombiana–, le presentó al Gobierno un documento en el que recoge una serie de preocupaciones manifestadas por ganaderos de diferentes regiones, especialmente los que se encuentran en las áreas en donde aparecieron los focos de fiebre aftosa en 2017 y 2018. Hacen una serie de sugerencias sobre acciones que se pueden implementar para disminuir los impactos generados por la enfermedad.
 
El documento, que le fue presentado al presidente Iván Duque por José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán, señala que los recientes brotes de fiebre aftosa, registrados en los departamentos de Boyacá y Cesar, han demostrado de nuevo la gran problemática que es el contrabando para el país, y los graves perjuicios que se le ocasiona a la economía ganadera y a sus cadenas de valor.
 
Señala el dirigente gremial en el documento ‘Diagnóstico y acciones de urgencia para mitigar la problemática e impactos de la aftosa’ que la aceleración del deterioro institucional de Venezuela y el daño económico en el nivel de ingreso de sus ciudadanos, ha hecho que nuestro país sea más vulnerable a los negocios ilícitos que pueden llegar desde el vecino país.
 
Pero esa no es la causa, agrega que “Colombia aún registra graves atrasos en su sistema de identificación bovina necesario para abrir mercados internacionales de gran valor, a lo que se suma el vulnerable sistema de guías de movilización, que termina siendo en muchas ocasiones un instrumento aliado del contrabando y la ilegalidad”.
 
Señala que es necesario estructurar de nuevo una fuerte política sanitaria en controlar y combatir la fiebre aftosa, empezando hacer una evaluación minuciosa predio a predio, así como de los cambios en los procesos y procedimientos de vacunación contra la fiebre aftosa, implantados desde mediados de 2016.
 
Consecuencias para los demás ganaderos del país
 
Lafaurie enfatizó en que recuperar la condición de país libre de fiebre aftosa con vacunación tomará un tiempo importante, en el que los productores se verán afectados en diferentes aspectos cuyas consecuencias ya se reflejan en una disminución significativa de los precios del ganado en pie, ocasionados, por ejemplo, por:
  • Imposibilidad de exportar novillos, carne y productos ganaderos a los mercados internacionales
  • Disminución del consumo de carne vacuna, debido al temor de la población de afectar su salud, por desconocimiento de que la fiebre aftosa no es una zoonosis
  • Los costos de emergencia como cuarentenas, investigación de los brotes y vacunación, traslado de expertos, indemnizaciones por sacrificio sanitario entre otros, debido a que algunos de los recursos para financiar estos costos salen de la cuota parafiscal.
 
Mitigar los impactos negativos entre los ganaderos
 
El dirigente gremial expone una serie de medidas encaminadas a reducir el daño económico que estos focos ha generado en las finanzas de los ganaderos, mediante la flexibilización de las medidas para evitar su difusión.
 
Por ejemplo, para movilizar ganados desde predios no afectados, ubicados en los municipios que se encuentran bajo cuarentena, el ICA podría autorizar esta movilización en camión precintado, con cuarentena en el predio de llegada y estricta desinfección del vehículo transportador, disposición y desnaturalización del material biológico en el predio (estiércol y cama).
 
Para ganaderos que les han sacrificados animales pero que antes de la presentación del foco, hayan cumplido con todos los requisitos sanitarios exigidos, se solicita abrir una Línea Especial de Crédito – LEC, con plazo de siete años y período de gracia de dos años, que financie compra de animales, capital de trabajo y Retención de Vientres.
 
Campañas para promover el consumo
 
Dado que existe desconocimiento entre los consumidores, respecto a que la fiebre aftosa no es una enfermedad zoonótica y que el consumo de carne no genera riesgo para la salud humana, se solicita realizar campañas en medios masivos, aclarando esta situación y promoviendo el consumo.
 
Luchar contra el contrabando
 
Finalmente, acota el dirigente gremial, que es preciso establecer acciones de control que permitan erradicar estas actividades y sus lamentables consecuencias, que ha dejado pérdidas superaron los $1,27 billones en 2017, tan solo en la comercialización de animales vivos; y a lo que se suma la afectación de brotes de fiebre aftosa, que tienen como origen esta misma práctica ilegal.
 
Para combatirlo, el gremio ganadero propone:
 
  • Poner en marcha de un efectivo Sistema Técnico de Control que ponga al día la trazabilidad e identificación bovina y que permita rastrear en tiempo real la procedencia de cualquier bovino en el territorio nacional.
  • Disponer de un sistema Técnico de Control de guías de movilización de bovinos –como parte del sistema anterior–, de tal manera que sean incorruptibles e imposibles de falsificar.
  • Establecer sanciones drásticas a quienes no justifiquen el crecimiento de inventarios, entre otros aspectos.