Acuerdos alcanzados en La Habana, bajo la lupa

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Mayo 2013
compartir
Consejo de Ministros
Durante el consejo de ministros, el presidente Juan Manuel Santos explicó los alcances de los puntos acordados con las Farc. Foto: SIG.
Diversas opiniones han generado los puntos de la 'Reforma Agraria Integral' acordada entre el Gobierno y las Farc, sin embargo la mayor preocupación de quienes lideran los gremios de la producción agropecuaria es la escasa información entregada sobre lo que se negoció.
 
La tierra, primer punto de los cinco que se encuentran en la agenda de las negociaciones que se lleva a cabo en Cuba tuvo el pasado domingo 26 de mayo su cierre. Luego de 7 meses, se presentaron los puntos del acuerdo alcanzado bajo el nombre 'Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma rural integral'.
 
A continuación, CONtexto ganadero presenta un análisis de los puntos acordados y que le fueron reveleados a la opinión pública, puntos que tuvieron más parecido a la entrega de un boletín de prensa, que a los resultados de una negociación seria sobre el punto más neurálgico de los diálogos de paz.

1) Acceso y uso de la tierra. Tierras improductivas. Formalización de la propiedad. Frontera agrícola y protección de zonas de reserva.

Según explicó el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se hará una actualización catastral que no tiene lugar en el país hace más de 40 años, con lo cual se determinarán los mejores usos que se le pueden dar a la tierra en cada región y se establecerá cuales son improductivas para fijar el valor de los impuestos que serán cobrados.
 
“Para lograr un uso más eficaz tenemos que crear un sistema de incentivos que se traduce en políticas para acercar el uso de la tierra a su verdadera vocación”, señaló el presidente. ("El acuerdo alcanzado con las Farc es desafortunado": Lafaurie)

Sin embargo ante este punto, José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, argumentó que esas tierras improductivas, las cuales según las Farc están dedicadas a ganadería extensiva, deberían reconvertirse de cara a los retos que se le avecinan al país.

“Colombia no puede darse el lujo de desmembrar su territorio, como lo quieren las Farc, y otorgar nueve millones de hectáreas de una zona de reservas campesinas donde todos los instrumentos de autogobierno, incluso la propia justicia, pasa a manos de aquellos que están al frente de estas circunscripciones territoriales”, manifestó el dirigente gremial. (Gobierno y FARC oficializan acuerdo sobre desarrollo agrario)

Por su parte, Andrés Moncada, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, sostuvo que la política no debe ser entregarles los predios a los campesinos porque eso sería fomentar el desarrollo agropecuario a través de minifundios.

“Está probado que ese modelo no tiene probabilidades de éxito, pues es la actividad agrícola a gran escala la que convierte a los países en potencias agropecuarias sin necesidad de subsidios”, argumentó Moncada. (Gobierno y Farc buscan definir acuerdo sobre tema agrario)

2) Programas de desarrollo con enfoque territorial
 
Para el jefe de Estado la prioridad serán aquellas zonas que estén más necesitadas y atrasadas en esta materia, con el fin de que se estabilicen. “Se van a coordinar grandes intervenciones del Estado para que las instituciones trabajen de la mano con las comunidades a través de verdaderos planes de choque”, expuso Santos.

A este punto se sumó Lafaurie, quien afirmó que este punto podría cambiar sustancialmente la realidad rural de Colombia. “Ojalá que así sea. Bienvenido el desarrollo integral al campo. Los ganaderos no seremos un obstáculo y, por el contrario, apoyaremos cualquier esfuerzo en esa dirección”, aseguró el presidente de Fedegán. ("El corazón de las negociaciones no debe ser la tierra y desarrollo rural": Lafaurie)

 
3) Desarrollo social: salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza

La situación que viven miles de campesinos colombianos es lamentable. Muchos no tienen acceso a los servicios públicos básicos, tienen problemas en materia de vivienda, el acceso a la educación es escaso y las vías terciarias para comercializar sus productos se encuentran en pésimo estado, por lo que con este punto se busca subsanar todas estas necesidades.

“Es una etapa de construcción de paz, a través de la reducción radical de la pobreza y en especial de la pobreza extrema”, explicó el primer mandatario. (Primera propuesta de las Farc: reforma rural y agraria, análisis de Rafael Guarín)

Sin embargo, ante este punto el líder de los ganaderos, señaló que solo son menciones generales a los temas, pero que en ningún momento se profundiza en ellos, cuando son a la larga los que hacen que la tierra se vuelva productiva.

“Poco o nada se dice de los factores que hacen a la tierra factor de riqueza; no se habla de asistencia técnica, de riego, de escuelas, de puestos de salud; no se habla de vías y menos de mercados. Tampoco se habla de la producción agropecuaria empresarial, de sus posibilidades de producir para el mercado mundial y de generar empleos digno”, recalcó el Lafaurie. ("Ni el Gobierno ni las Farc saben de desarrollo rural": Lafaurie)

4) Seguridad alimentaria y nutricional
 
Santos explicó que todo el esfuerzo de transformación del campo tiene que llevar a una mayor producción de alimentos y una mejor nutrición, en especial de los más campesinos más pobres. “Para contrarrestar esta situación estableceremos programas especiales contra el hambre”, agregó.

Ante estos puntos, surgen más preocupaciones. Las explicaciones dadas solo son pequeños abrebocas de los temas, pero no se sabe a fondo de cómo se desarrollarían, cuánto le costaría al país ponerlas en marcha, cuánto tiempo duraría y quién haría la veeduría correspondiente.

Para Jens Mesa, presidente de Fedepalma, hasta no conocer el fondo de lo dialogado, es muy complicado hacer un balance real de lo que vendría para el país. “Necesitamos ver los detalles de lo negociado y el costo que ello va a tener para el país; solo cuando visualicemos cuanto nos significará y quién lo va a financiar valoraremos la medida”, expuso Mesa. (Desarrollo rural, una apuesta que tiene varios frentes)

Finalmente para el recién posesionado ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, para cumplir con los 4 puntos anteriormente señalados, será necesario una alta inversión por parte del Estado. “Se requerirán inversiones en temas como riego y drenaje, asistencia técnica y subsidios”.

El ministro sostuvo que las cifras de la financiación se conocerán cuando todos los puntos en negociación sean discutidos.