El ingreso de Colombia a la Ocde, ¿realidad o fantasía?

Por: 
CONtexto Ganadero
31 de Mayo 2013
compartir
Juan Manuel Santos
El presidente se encargó de resaltar las bondades que traerá para el país ser aceptado por la OCDE. Foto: SIG
Para formalizar la vinculación de nuestro país a este prestigioso ‘club’ se deberán hacer esfuerzos en materia de fortalecimiento fiscal y de recaudo de los impuestos.

Con mucho entusiasmo anunció el presidente, Juan Manuel Santos, la invitación que recibió nuestro país por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, entidad que es conformada por 34 naciones que se encarga de promover mejores políticas públicas, con el fin de incrementar la confianza inversionista y aumentar la generación de empleo.

“Este es un reconocimiento a los logros del Gobierno y del país en materia social, económica y de seguridad, además es un reflejo de la transformación de Colombia y un espaldarazo a la tarea que venimos haciendo”, sostuvo el primer mandatario. (Colombia, invitada a ser parte de los países de la OCDE)

Sin embargo, ante esta invitación que recibió el país, CONtexto Ganadero consultó diversas opiniones al respecto y la conclusión a la que llegamos fue que para empezar a percibir los beneficios de ser miembro de la OCDE, primero se deben cumplir varias condiciones.

Según expresó Ángela Mora, docente de Negocios Internacionales de la Universidad Politécnico Gran Colombiano, Colombia hizo la solicitud a la organización hace 2 años, y ahora que fue aceptada, pasaran 2 años más para ser miembros. Mientras transcurre ese tiempo, hay que hacer varias correcciones para que se vean las ventajas de pertenecer a la Organización.

“Primero es vital que las condiciones de los colombianos mejoren en materia del salario mínimo, acceso a la vivienda, la infraestructura portuaria, temas fundamentales para que Colombia sea competitivo y se logre motivar la inversión extranjera, que sería el beneficio directo de llegar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico”, expuso la docente. (Desarrollo y propiedad rural en Colombia: el proceso de paz)

Para José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, la aceptación por parte de la OCDE es buena, sí se adoptan buenas prácticas y se recogen todos estos elementos en pro de construir una mejor institucionalidad. Esto se va a ver reflejado en mayor inversión extranjera.

“Lo malo de llegar a este ‘club’ es que el país va a ser menos atractivo en manera de cooperación, porque no se puede estar con los más ricos, pero financiados por ellos mismos”, expuso el presidente de Fedegán. (El empleo y el crecimiento)

No obstante, Ángela María Orozco, exministra de Comercio Exterior, aseguró que la invitación hecha por la OCDE es una gran oportunidad para que la nación se fortalezca en materia de institucionalidad y obliga a que el país sea mucho más juicioso y menos arbitrario a la hora de establecer políticas públicas.
 
Ahora que la invitación fue recibida se deberá pasar del entusiasmo que despertó el anuncio a la obligatoriedad de empezar a materializar de forma rápida, pero sobretodo eficiente, aquellas medidas que se requiere cumplir para lograr ingresar. El país y sus diferentes estamentos deberán trabajar juntos para lograr consolidarse como una opción interesante y un interlocutor válido en la escena económica mundial.