Elevar a política nacional la lucha contra el contrabando y la aftosa, solicita Fedegán

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Noviembre 2018
compartir
Colombia Fedegán, contrabando de carne abigeato, Fedegán pide elevar a política nacional la lucha contra el contrabando y la aftosa, Ministerio de Protección y Salud, Ministerio de Defensa, DIAN, Procuraduría General de la Nación, riesgos sanitarios por venta ilegal de carne, Ganadería, ganadería colombiana, noticias ganaderas, noticias ganaderas Colombia, CONtexto ganadero
El expendio de carne de contrabando escapa a todos los controles sanitarios y de inocuidad instituidos para la protección de los colombianos. El país requiere elevar a política publica el control del contrabando y de la fiebre aftosa, señala José Félix Lafaurie R. presidente de Fedegán. Foto: La Opinión - Últimas Noticias - Ministerios y Procuraduría
El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, pidió a diferente entidades estales aunar esfuerzos para erradicar el contrabando, la inseguridad de los campos, el abigeato y la extorsión, con el fin de recuperar el estatus sanitario y la tranquilidad de la comunidad ganadera.  
 
Frente al auge del contrabando de carne y de ganado, que afecta gravemente la economía nacional, y particularmente la ganadera, además de la reaparición del virus de la fiebre aftosa que es endémico en Venezuela, el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, solicitó a diferentes entidades del Estado, aunar esfuerzos para erradicar estos flagelos –que hoy lucen incontrolables–, junto con los problemas de inseguridad en los campos que se evidencian en un desborde del abigeato y la extorsión, y de esta manera recuperar el estatus sanitario que es condición sine qua non para reactivar exportaciones.
 
El dirigente del gremio cúpula de la ganadería colombiana advierte sobre los riesgos a los a que se expone la población colombiana por el contrabando de carne sin ningún control sanitario, especialmente en la frontera con Venezuela.
 
“Es grave la afectación en materia de salud pública pues el expendio de carne de contrabando escapa a todos los controles sanitarios y de inocuidad instituidos para la protección de los colombianos y, por supuesto, esas actividades ilícitas también golpean de manera drástica la economía ganadera porque presionan a la baja el precio del ganado”, advierte Lafaurie R. (Lea: Cambios en el contrabando de ganado y carne no reflejan efectividad de los controles)
 
Agrega que “por cada $100 de reducción por kilo de ganado en pie, la ganadería deja de recibir ¡$180 mil millones al año!, y en algunas regiones la caída supera los $500. Así las cosas, de no encontrarse un freno al consumo y expendio de carne de contrabando, nos estaremos enfrentando a la quiebra de muchos ganaderos”. (Lea: Contrabando: amenaza a la ganadería)
 
Esta situación requiere un frente común institucional y una actuación coordinada de todas las entidades de Estado que tengan bajo su responsabilidad el control de dichos problemas.
 
La solicitud que hace el presidente de Fedegán al Gobierno, con carácter urgente, es trabajar en forma coordinada. De ahí que le dirigiera comunicaciones a los ministros de Salud y Protección Social y Defensa Nacional, al director de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN; y al Procurador General de la Nación.
 
Concretamente le solicitó al ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo, que a través su despacho se instruya a las entidades territoriales de salud para que procedan a estructurar un plan de choque para tener un efectivo control sanitario y de inocuidad de los productos cárnicos que se distribuyen, transportan y comercializan en el territorio nacional.
 
Al ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, le expresó la necesidad que se requiere de coordinar acciones de la fuerza pública en sus diferentes especialidades (Ejército Nacional, Policía Nacional-POLFA-DICAR-Carreteras), con otras autoridades civiles, cuyas competencias estén orientadas al estricto control de los establecimientos a través de los cuales se expende, comercializa y transporta la carne de ganado bovino con destino a consumo humano.
 
Puso énfasis en la urgencia de adelantar labores de inteligencia que conduzcan a la desarticulación de las redes de contrabando y apoyo de la fuerza pública a las entidades territoriales de salud en el ejercicio de sus competencias de control sanitario, así como redoblar esfuerzos de manera que se adopten mecanismos de control territorial en los puntos fronterizos.
 
En el mensaje enviado al director general de la DIAN, José Andrés Romero Tarazona, el presidente de Fedegán destaca la labor de la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, pero pide resultados efectivos.
 
“Es necesario advertir el reconocimiento que desde nuestra Federación se hace a los esfuerzos de la DIAN, con el acompañamiento de la POLFA, en el control del contrabando de ganado en pie y de productos cárnicos, pero indudablemente las circunstancias por las que atraviesa el sector ganadero colombiano requieren que dichos esfuerzos se redoblen y materialicen en unos resultados que de manera efectiva ataquen el flagelo del contrabando con miras a su eliminación en forma sostenida”, señala puntualmente Lafaurie.
 
Solicita que desde ese despacho y de acuerdo a las competencias legales, se coordinen acciones con la fuerza pública y otras autoridades civiles pertinentes, se ejerza un estricto control de los establecimientos a través de los cuales se expende, comercializa y transporta la carne de ganado bovino con destino a consumo humano.
 
Finalmente le expuso al procurador, Fernando Carrillo Flórez, la grave situación por la que atraviesa el sector ganadero como consecuencia de la reinfección por el virus de la fiebre aftosa y los posibles impactos en la salud de los colombianos por el expendio de carnes sin las debidas medidas sanitarias, que son por lo general, provenientes de contrabando, para que de acuerdo con su función vigile el cumplimiento de las tareas que le corresponde a cada entidad.
 
Lafaurie reiteró la disposición del gremio ganadero para sacar adelante las tareas señaladas. “Es urgente encauzar nuevamente la economía de los ganaderos y proteger la salud de los consumidores de carne”, concluyó.