Abigeato en Zipaquirá y Nemocón aumentó 10 % en lo corrido de 2015

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Marzo 2015
compartir
Ganado holstein
Los productores bovinos les solicitan a las autoridades de seguridad mayor presencia en las zonas rurales. Foto: CONtexto ganadero.
Los poco más de 60 días que han transcurrido de este año han resultado críticos para los ganaderos en estos municipios de Cundinamarca. A pesar de las medidas que se han implementado, el robo a las fincas no se detiene.
 
El hurto de reses en el departamento de Cundinamarca viene aumentado considerablemente. En lo que va de este 2015, los casos se han incrementado generando no solo considerables pérdidas económicas y productivas para el sector, sino una zozobra constante entre los productores.
 
De acuerdo con Laura Castro Ramírez, coordinadora de la Unindad Regional de Desarrollo Ganadero en la zona de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, en las áreas rurales del municipio de Zipaquirá se han hecho constante las denuncias del robo de novillas por parte de los productores. (Lea: El sacrificio ilegal sigue ganando terreno en Cundinamarca)
 
Aunque no recibimos todos los reportes de los hurtos de ganados en la región, sí podríamos decir que el abigeato ha aumentado un 5 % en lo corrido del año. Además de esto, hay ganaderos que no denuncian porque aseguran que son pocas las acciones que se realizan para recuperar los animales”, apuntó Castro Ramírez.
 
Por su parte, Angélica María Jiménez, miembro de la junta directiva del Comité de Ganaderos del Área 5, aseveró que el porcentaje de hurto de semovientes es aún mayor por lo que incluso considera puede hablarse de un incremento de hasta el 10 % en las cifras alusivas a este delito. (Lea: 2.462 reses fueron robadas en los últimos 2 años en Colombia)
 
El incremento de hurto es impresionante. El problema es que los productores estamos distanciados de las autoridades de seguridad. Además de robar reses para consumo de carne, sacan novillas de las fincas para venderlas en otras regiones”, aseveró Jiménez.
 
Frente a esto, en la zona se concertó la creación de una red de seguridad para las fincas bovinas que contará con el apoyo de la Policía. Fernando Jaramillo, productor líder de este grupo, resaltó que se están planteando y ejecutando estrategias que permitan combatir eficientemente la problemárica. (Lea: 5 cosas que también les roban a los ganaderos en Colombia)
 
Nuestra trabajo se realiza articuladamente con la Policía en los municipios de Cogua y Zipaquirá. Somos una red independiente a la ya existente en la Sabana de Bogotá. Gracias a esta labor mancomunada, esperamos controlar la zona y evitar hurtos en los predios bovinos”, detalló Jaramillo.
 
Los productores bovinos les solicitan a las autoridades de seguridad mayor presencia en las zonas rurales para evitar que el hurto de semovientes continúe en aumento.