7 cosas que no debe hacer un ganadero para evitar ser presa del abigeato

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Febrero 2015
compartir
abigeato Colombia
El abigeato no deja de ser un dolor de cabeza en la costa colombiana. Foto: www.imagui.com.
Desde finales de 2014 se ha recrudecido el robo de ganado en Colombia. Las zonas de Córdoba y Magdalena son unas de las más golpeadas por el delito, según lo ha constatado CONtexto ganadero con las voces de las víctimas.
 
La Policía Nacional, ante los casos de abigeato conocidos, se ha reunido con ganaderos para trabajar de la mano con ellos en pro de disminuir los robos y procurar la recuperación de los semovientes.
 
De acuerdo con el teniente coronel Luis Jara Gutiérrez, comandante encargado de la Policía Metropolitana en Montería, Córdoba, en 2015 el trabajo en equipo ha permitido la recuperación de más de 150 cabezas de ganado.
 
El oficial aseguró que 149 reses se hallaron en Montería y otras 5 en Cereté como resultado de los operativos en la zona. “La recuperación de las cabezas se dio este año. Estaban guardadas en haciendas”, dijo. (Lea: Sacrificio de ganado bovino cayó 4 % en 2014)
 
De igual forma, el comandante del departamento de Policía en Magdalena, coronel Álvaro Ninco Bermúdez, señaló que en días pasados en coordinación con la Fiscalía 29 seccional de Plato se capturaron 2 hombres, de 28 y 70 años de edad, por el delito de hurto agravado, tras ser señalados como otros de los presuntos responsables del hurto de las 375 reses de la finca Macondo.
 
Leonardo De Las Salas, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Córdoba, indicó que el 24 de febrero se reunieron productores de la región con miembros del Invima, secretarías de Salud y la Policía ante “el preocupante disparo del abigeato bovino y ovino caprino”.
 
Añadió que se creó una red ganadera y un grupo en Whatsaap para estar en permanente contacto y producto de ello se ha logrado tener de regreso algunos animales hurtados.  (Lea: Reses hurtadas en Córdoba aparecen en Antioquia)
 
El oficial de la Policía Metropolitana en Montería dijo que el modus operandi de las personas detrás del abigeato es generar cercanía con los ganaderos y confirmó que es la delincuencia común la que está detrás de la mayoría de los casos.
 
Las 7 cosas que no debe hacer un ganadero para evitar ser víctima de abigeato
 
1. Quedarse callado
 
Los ganaderos en muchos casos no informan a las autoridades sobre el robo de animales o no denuncian para que se abra investigación por el delito. Según el coronel Jara, esto debe cambiar para darle seguimiento y atención a las víctimas de manera eficiente.
 
2. Ausentarse de la finca
 
Según el oficial de la Policía Metropolitana de Montería, los predios quedan en manos de mayordomos y administradores y pueden pasar meses sin que sean visitados por sus dueños, lo que desencadena en el robo de animales por parte de los mismos trabajadores.
 
3. Hacer conteo superficial de reses
 
Los ganaderos, además de no visitar siempre el predio, cuando lo hacen no revisan que cada uno de los bovinos esté en el sitio. Esto afecta sobre todo a los grandes productores que pueden dejar pasar desapercibida la ausencia de una o más reses.
 
4. Contratar sin pedir documentos
 
Los ganaderos pueden contratar personal recomendado pero siempre es mejor exigir hoja de vida y antecedentes penales como se hace en cualquier empresa.
 
5. Dejar de hacer seguimiento a casos
 
Los ganaderos víctimas de robo que denuncian y hacen seguimiento a las investigaciones por hurto pueden tener resultados más rápido en cuanto a recuperación de animales y captura de personas frente a quienes se olvidan de los casos. (Lea: Policía de Magdalena necesita recursos para proteger a ganaderos)
 
6. Desconocer el número del cuadrante
 
Los ganaderos que disponen de los números telefónicos del cuadrante o los carabineros más cercanos de la Policía y se vinculan a la red ganadera de su jurisdicción podrán informar con más prontitud sobre un caso delictivo que le permitirá a la autoridad actuar de inmediato.
 
7. Olvidar tener comunicación diaria con los empleados 
 
Si el ganadero no puede visitar de manera frecuente el predio debe comunicarse con los trabajadores lo más seguido que pueda para pedir explicación sobre el manejo del hato y ante cualquier sospecha recurrir a las autoridades.