Alerta por intoxicación por nitratos en valle de Ubaté y Chiquinquirá

Por: 
CONtexto ganadero
18 de Marzo 2016
compartir
Cundinamarca, Boyacá, Valle de Ubaté y Chinquinquirá, Fúquene, Lenguazaque, Simijaca, Susa, Ubaté, Guachetá, Chinquinquirá, Raquirá, Saboyá, San Miguel de Sema, Intoxicación con nitratos, Prevención y tratamiento intoxicación nitratos, Antitox, Azul de metileno, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Antes de mandar sus reses al pastoreo, usted debe verificar la concentración de nitratos en los pastos. Foto: CONtexto ganadero
Los últimos reportes indican que más de 400 animales han muerto de forma súbita por esta causa y cerca de 80 mil están en riesgo. Expertos advierten que se debe actuar con prontitud si se quiere evitar una pérdida masiva de bovinos, como la que se registró en 2011.
 
Ernesto González Cely, médico veterinario y profesional del Fondo Nacional del Ganado, FNG, explicó que esta problemática se está dando en municipios como Fúquene, Lenguazaque, Simijaca, Susa y Ubaté, en Cundinamarca; y en Guachetá, Chinquinquirá, Raquirá, Saboyá y San Miguel de Sema, en Boyacá.
 
La situación está crítica. Antes estaba supeditada a Ráquira, Chinquinquirá y San Miguel, y ya hemos visto reportes de muertes en Ubaté y Susa. Solo en una finca murieron 27 animales, y en otra, 14, muchos de ellos en forma súbita”, dijo.
 
El profesional ya había reportado esta problemática y repartido volantes informando a los ganaderos sobre las consecuencias que traerían las lluvias luego de un período prolongado de sequía. (Lea: Así se deben tratar las intoxicaciones por nitritos y nitratos)
 
La región del Valle de Ubaté y Chinquinquirá es vulnerable porque sus terrenos son muy fértiles y tienen una alta presencia de nitrógeno, lo que contribuye al crecimiento de los pastos. El intenso verano provocó un aumento del nutriente en los suelos. Con la llegada de las lluvias, la raíz absorbe y llega a la hoja de los pastos.
 
Cuando estos nitratos se digieren, en el estómago se transforman en nitritos y son absorbidos. Al ingresar por el torrente sanguíneo, impiden que la hemoglobina capte el oxígeno, lo que produce la muerte del bovino en cuestión de horas.
 
Otra de las causas es que los productores emplean fertilizantes nitrogenados o herbicidas que incrementan la cantidad de nitratos en los pastos. También se debe a la cercanía de la zona a la laguna de Fúquene, que genera acidez en el suelo, así como los bajos niveles de calcio que ayudan a contener la presencia del nitrógeno.
 
David Villamil, estudiante de ingeniería agrónoma de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD, señaló que esta problemática se viene dando en la zona desde 1986. (Lea: 5 afectaciones que viven ganaderos del Altiplano por el verano)
 
“En el 86, 93 y 2010-2011, tuvimos unos episodios de intoxicación masiva tremendamente difíciles de contener. Solamente en San Miguel de Sema, en la temporada invernal 2010-2011, murieron alrededor de 1.000 animales en una sola fosa común”, contó.
 
Según él, las estimaciones realizadas por la UNAD reflejan que 35 mil vacunos están en zona roja, mientras que los otros 45 mil están en zona amarilla. Sin embargo, si las lluvias continúan, el riesgo puede aumentar en este sector.
 
“En el mejor de los casos, si logramos contener la intoxicación a tiempo, aun así se nos irían 4.000 animales. Solamente en la última semana hemos perdido 70. Precisamente, estaba en el municipio de San Miguel de Sema y es dramático ver que por cada finca se están cayendo en promedio 3 o 4 animales por día”, dijo.
 
Ambos expertos recomendaron prestar una especial atención a la sintomatología. Por ejemplo, si un bovino tiene salivación excesiva, si está erizado o cansado, o si la materia fecal tiene color cobre, son señales que hay intoxicación de más del 50 %. (Lea: Ganadero: aprenda a enfrentar el verano y el invierno)
 
En ese caso, se puede aplicar Antitox tibio al 1 %, suministrando 70 cm3 por cada 200 kilos de peso o azul de metileno en una proporción de 4 sobres de 5 gramos, adicionando 2 kilos de azúcar a un bulto de 40 kilos de sal mineralizada.
 
Asimismo, explicaron las medidas que recomiendan tomar para prevenir la contaminación. Se debe evitar el pastoreo en horas de la mañana o que las vacas consuman tallos muy tiernos, porque en este horario es donde puede haber un contenido más alto de nitratos.
 
De todas formas, antes de llevar los animales a pastoreo sin importar la hora, se debe hacer una prueba cualitativa con reactivos que identifiquen cuántas partes por millón de nitratos tienen los forrajes.
 
Escuche otras recomendaciones del médico veterinario
 
Para esto, la Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyacense, Asogaboy, le solicitó al Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, que prepare y envíe el químico para medir la concentración de nitratos en los pastos.
 
El profesional del FNG aseguró que los niveles óptimos deben ser hasta 4.000 partes, pues entre eso y 8.000 ya se empiezan a registrar complicaciones, y por encima de dicho valor puede haber muerte súbita. En 2010, se encontraron hasta 20 mil partes por millón.
 
Además, se deben suministrar alimentos ricos en energía, como glicerol, melaza, o concentrados con bajos niveles de proteína. (Lea: ¿Cultivos con altas dosis de nitratos pueden intoxicar y matar al ganado?)
 
González está formulando un proyecto para gestionar recursos del Fondo Nacional del Ganado y contrarrestar este fenómeno, que no solamente amenaza a la cuenca lechera de Ubaté y Chiquinquirá, sino que también afecta otras regiones, como el resto de Boyacá y Antioquia.
 
Por su parte, Villamil proyecta que este problema continuará por lo menos durante un año, mientras se hace una transición completa de verano a invierno, y se intensifica la temporada de lluvias.
 
Cualquier duda o inquietud que tenga, no dude comunicarse con las Umatas, las oficinas del ICA de su municipio o su veterinario de confianza para consultar de qué otras formas puede prevenir la contaminación.