Asociatividad, clave para tener éxito a nivel comercial

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Mayo 2014
compartir
Gira ganadera
Los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer el trabajo en genética y praderas adelantado por Édgar Arévalo, ganadero de la finca Los Cedros. Foto: Alcaldía de Chinácota.
Ese fue el mensaje que les transmitió el dueño de la finca Los Cedros, a los ganaderos que participaron en una gira ganadera por Chinácota. El empresario aseguró que de apelar a esta forma de trabajo, las utilidades serán mayores.
 
Una exitosa gira de ganaderos se llevó a cabo en la finca Los Cedros, ubicada en Chinácota, Norte de Santander. Allí, los 12 productores asistentes vieron la experiencia adelantada por el propietario en materia de genética y potreros, trabajo que le ha permitido al empresario ser un modelo a seguir para sus colegas. El mensaje que les dio Édgar Arévalo, dueño del predio, a los asistentes, es apelar a la asociatividad como modelo exitoso para obtener mejores dividendos en la actividad. (Lea: Fortalecer la asociatividad, proyecto al que le apunta Fedegán-FNG)
 
Según manifestó Arévalo, desde 2007 viene trabajando fuertemente en su hacienda en temas genéticos hechos con razas normando, holstein, pardosuizo y cebú, lo que le ha permitido mejorar la producción de su hato, elevando en 4 litros la producción de cada animal, que pasaron de dar 6 a 10. El productor también destacó la importancia de mantener a las hembras dentro de su predio, con el propósito de mejorar parto a parto la raza de las nuevas crías.
 
“Tratamos de descartar aquellos animales que no tienen una buena producción de leche y los reemplazos son paridos en la finca con la genética que tenemos, lo que nos ha permitido obtener 500 litros diarios del lácteo a través de ordeño mecánico”, reseñó Arévalo. (Lea: La asociatividad es clave para fortalecer la ganadería colombiana)
 
El exitoso modelo que ha implementado este productor también comprende un importante trabajo en potreros, incluyendo una rotación adecuada, protección del bosque nativo, el uso del estiércol como abono orgánico y el sembrado de praderas con especies como kikuyo, pasto azul y carretón rojo.
 
Durante su explicación, el ganadero les reiteró a los asistentes la importancia de que se agrupen o vinculen a pequeñas asociaciones de productores, para que sus utilidades aumenten y no pierdan dinero por no tener un cliente sólido que les compre lo que producen, leche en este caso..
 
“Nuestro problema es que no somos interesantes para las empresas, porque si yo produzco 500 litros de leche, es una suma importante, pero no invita a una compañía a que me recoja solo a mí, por tema de distancia y tiempo, en cambio sí nos unimos 3 o 4 ganaderos y ya son 1.500 litros, seguramente les va interesar comprarla, nos la van a pagar a un precio mínimo de $940 y no de $700 como pasa acá en el municipio”, señaló el propietario de la finca Los Cedros. (Lea: Informe: Asociatividad, clave para mejorar lecherías pero no lo único)
 
Ante esta explicación, el empresario sugirió a los asistentes que compraran un tanque de enfriamiento para poder almacenar el lácteo producido entre todos y empezar a fomentar la asociatividad, con la cual van a poder ser más activos en el aspecto comercial.
 
Fedegán trabaja en pro de la asociatividad
 
Con el propósito de promover la unión y robustecer a las pequeñas agremiaciones de productores, surgió la el proyecto “Asociatividad como instrumento para el fortalecimiento organizativo, económico, humano y social”, iniciativa liderada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado, FNG. El plan que se encuentra en su fase piloto, beneficiará a 15 organizaciones en Antioquia, Atlántico y Santander. (Lea: Lecheros de la región Caribe ven en la asociatividad una salida a la crisis)
 
Rogelio Rodríguez Palacios, coordinador de Cadenas Productivas de Fedegán, aseguró que con la puesta en marcha de esta actividad, las asociaciones van a consolidarse y se van a convertir en agentes de desarrollo regional,  logrando así que sean autosuficientes y puedan gestionar proyectos de gran envergadura.
 
“Estos propósitos se logran no solamente mejorando a las entidades en su estructura sino que se deben interrelacionar con los actores que están a su alrededor, por lo que pretendemos ayudarles a seleccionar e identificar cuáles son esos protagonistas para que conozcan a las asociaciones y así ejecuten acciones conjuntas”, reseñó Rodríguez. (Lea: Asociatividad, reto urgente para el Comité de Ganaderos de Antioquia)