Bajo caudal de ríos Magdalena y Cauca afecta ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
02 de Octubre 2015
compartir
ríos, sequía, Magdalena, Cauca
Algunas regiones se han visto más afectadas que otras por cuenta de la sequía. Foto: CONtexto Ganadero
La sequía acarrea consecuencias para el medio ambiente, además de impactar de forma negativa la actividad económica de productores agrícolas y pecuarios de diversas regiones del país.
 
 
El río Magdalena y el río Cauca han reportado los niveles más bajos de caudal en toda su historia. Esto se ha producido por cuenta de la intensa ola de calor que vive Colombia. (Lea: Ganaderos destacan charlas sobre el Fenómeno de El Niño)
 
 
Los ganaderos del Magdalena Medio aseguraron que este hecho ha generado "una situación dramática". Según versiones de León Esteban Arango Rivera, profesional de Gestión de Proyectos Estratégicos, en La Dorada, Caldas, del Fondo Nacional del Ganado, FNG, la producción tanto de carne como de leche se ha visto gravemente afectada por la falta de comida y la escasez de agua.
 
"En muchos casos los productores pecuarios de la zona se han visto obligados a sacar el ganado de sus terrenos para bajar la carga de las fincas. Los jagüeyes, las fuentes de agua y las pequeñas quebradas en su mayoría están secas, aunque afortunadamente en los últimos días se han presentados leves precipitaciones", informó Arango.  
 
En palabras de Carlos Villareal, miembro de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, en La Dorada, el problema es la intensidad de la sequía, lo que ha ocasionado que no solamente se seque el río, sino que la cañadas, arroyos y demás fuentes hídricas se vayan desapareciendo. (Lea: 7 medidas para ahorrar agua durante el verano en Colombia)
 
La actividad ganadera, anotó Villareal, está sufriendo grandes pérdidas, ya que la producción lechera ha disminuido considerablemente, el ganado gordo ha bajado de peso, se paró la inseminación y no se ha podido hacer trabajo de embriones.
 
Otro de los ganaderos que se ha visto perjudicado por la situación actual es Néstor Holguín, de Santander de Quilichao, en Cauca. El afectado aseguró que el caudal de la región se ha disminuido un 50 %.
 
A raíz de esto, Holguín se vio obligado a sacar todo su ganado de la finca porque no tenía qué darle de comer. Además de ello, ha sufrido incalculables pérdidas económicas. En su predio se han muerto 3 equinos, un bufalino y 10 bovinos, en los últimos 3 meses. (Lea: Más de 15 mil reses han muerto en el Caribe por el verano)
 
Por otro lado, Ausberto Beleño Benavides, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal, de El Banco, Magdalena, del FNG, aseguró que las afectaciones por cuenta de la disminución del nivel del agua en el río no han sido muy devastadores debido a que la región está ubicada en la Depresión Momposina, una cuenca hidrográfica ubicada al Norte del país. Y por ello, en estos momentos los ganaderos tienen la forma de asegurarles el líquido a los animales.
 
Por su parte Germán Orlando Mercado Peña, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal, en Magangué, Bolívar, del FNG; afirmó que en la región en la que se encuentra y los municipios cercanos no se ha visto tanta la afectación porque en el río Magdalena desembocan otros dos afluentes, lo que permite que los niveles de agua no sean tan bajos.
 
Mercado Peña aseguró que la parte baja del río es la que está recibiendo el ganado que vienen de la Sabana costera, zona que sí se está viendo golpeada por el verano y la falta de alimento.
 
De acuerdo con reportes del Ideam, lo más probable es que la temporada de calor se extienda hasta el primer trimestre de 2016. (Lea: Fenómeno de El Niño se extendería hasta marzo, advierte el Ideam)