35 % cae producción de leche en Norte de Santander por sequía

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Agosto 2015
compartir
muerte de reses en Colombia
La producción de leche ha mermado en el departamento por escasez de forrajes y agua. Foto: CONtexto ganadero-Cortesía.
Ganaderos del Norte de Santander están a la espera de ayudas del Gobierno Nacional mediante las bodegas ganaderas, ante la escasez de forrajes y agua. El verano se ha intensificado a tal punto que la producción de leche cayó un 35 %.
 
Aníbal Parra, ganadero en Zulia, Norte de Santander, dio a conocer que pasó de producir 180 litros a 115 con 50 vacas en lactancia por la deficiencia nutricional del ganado bovina en la región. El verano inició meses atrás pero las consecuencias de daños en forrajes y ausencia de agua comenzó en agosto.
 
Parra señaló que una de las medidas para mantener estable al ganado es invertir dinero en la captación de agua con mangueras que manipulan obreros, lo que le ha costado $2 millones semanales, costo que no podrá continuar por déficit. (Lea: Sur del Cesar en crisis: no hay pastos ni suplementos bovinos)
 
Óscar Martínez, representante legal de la Asociación de Productores Multisectoriales del Catatumbo, Asopromuca, aseguró que la disminución en la caída de leche se ha visto reflejada en un 35 % desde este segundo semestre del año por la intensificación de la sequía.
 
Los 110 productores que conforman la asociación desde hace 9 años producen leche para la industria por su alta calidad, según aseguró Martínez. La crisis actual por la sequía generará que no reciban las mismas utilidades por la caída en la producción. 
 
“No esperábamos que se alargara el verano. Ya se ven las afectaciones por falta de agua y forrajes. La producción de leche bajó y los animales pierden corporalidad. Lo peor es que parece que la sequía va hasta 2016”, dijo el representante de Asopromuca.
 
Óscar Leonardo Jiménez, profesional en Cúcuta de gestión productiva y salud animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán, explicó que en el departamento está divido en 2 zonas. La parte cercana al Piedemonte se ha visto afectado por el invierno y daños en las vías por deslizamientos. La región central y norte ha atravesado por un periodo de verano y con la llegada de los vientos de agosto, los pastos se han deshidratado más.
 
 “El potencial problema es la disminución de forraje y ya se sienten los daños del verano en parte del departamento por los vientos; los ganaderos piden con urgencias el acceso a suplementos a bajo costo con las bodegas”, anotó el profesional del FNG. (Lea: Los 5 departamentos con mayor número de animales)
 
Parra dijo que no le gusta ver el decaimiento que vive el ganado cuando pierde peso por falta de comida de calidad y busca implementar estrategias que no afecten la salud de los rumiantes, pero la suplementación tiene un alto costo y no puede asumir el gasto.
 
“Esperamos que las bodegas ganaderas lleguen pronto. Sabemos que el clima seguirá así; eso nos tiene con pérdidas”, confesó el productor de Zulia.  
 
De acuerdo con la coordinación de Enlace Regional del FNG, entre enero y agosto 11 de 2015, se han desplazado 13 mil 410 reses en Cáchira, San Calixto y La Playa, Norte de Santander.