Canasta ganadera de leche, reducida por altos costos de producción

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Mayo 2015
compartir
ganado de leche
Los ganaderos se han visto en la obligación de reducir la la presencia de insumos, animales o empleados en la finca para sostener el negocio. Foto: CONtexto ganadero-Internet.
Muchos ganaderos de leche de Cundinamarca se están viendo obligados a escoger entre reducir el número de animales para sostener el negocio, despedir empleados o disminuir sus insumos. Fedegán ofrece una herramienta para organizar datos de producción. Conózcala.
 
La situación se vive por el bajo precio que reciben los productores por litro de leche, mientras que los precios de los insumos de producción aumentan. (Lea: Importaciones de leche pueden hacer mucho daño a la ganadería colombiana)
 
Este tema fue desarrollado el pasado 7 de mayo en la Universidad de Cundinamarca, sede Fusagasugá, por Mauricio Palacios, médico veterinario y profesional de gestión de proyectos estratégicos del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, quien habló a un grupo de 80 ganaderos, docentes y estudiantes sobre la realidad que vive el sector ganadero del país.
 
Palacios señaló que con el taller se buscaba que los productores pecuarios “conocieran la realidad de los costos de producción de sus empresas para que así puedan tomar decisiones con base en cifras y en información verídica”. (Lea:  5 razones por las que es necesario actualizar el precio de la leche)
 
Añadió que “desafortunadamente aún hay muchas ganaderías que se manejan de manera informal y por eso este tipo de eventos son importantes para presentar información y nuevas herramientas de trabajo a nuestros ganaderos, profesionales y personas vinculadas al sector”.
 
El panorama del sector ganadero en Colombia, específicamente el lechero, atraviesa por un periodo crítico, según lo expresaron algunos productores, que argumentan que la industria no está pagando una cifra alta o estable por el litro de leche y como medida para sostenerse se ven obligados a sacar de la canasta ganadera varios elementos fundamentales.
 
“Los ganaderos tratan de reducir gastos. Entonces compran menos concentrado o si tienen 3 empleados pasan a tener solo 2. Lo otro que hacen es vender animales. Algunos incluso están pensando en cerrar el negocio”, aseveró Palacios. (Lea: La leche y su valor nutritivo)
 
Cristina Camargo, directora administrativa del Comité de Ganaderos de Fusagasugá, Comigán, señaló que varias fincas han sido certificadas en Buenas Prácticas Ganaderas, BPG, y libres de brucelosis y tuberculosis, lo que implica un esfuerzo económico y humano en cada predio, que muchas veces no es reconocido por la industria en el pago por litro de leche, y antes por el contrario tiende a reducir el valor y poner cada vez más exigencias.
 
“11 fincas de las asociadas al comité se han certificado en BPG y otras se encuentran libres de tuberculosis y brucelosis pero no les pagan $10 más por litro de leche. Los que compran el líquido dicen que debe ser el 80 % de las fincas las que se deben certificar para que paguen mejor”, denunció la directiva de Comigán.
 
José Vaquero, ganadero de la finca Las Delicias, ubicada en Arbeláez, Cundinamarca, certificó su predio en BPG para competir con un mejor producto lácteo. La industria le paga desde enero pasado $720 por litro, $40 más que en 2014. Sin  embargo, esa diferencia en el precio no compensa los gastos en los que debe incurrir.
 
El sostenimiento de un hato de leche es elevado: se requieren forrajes, melaza, sales minerales, concentrado y silo de calidad si se desea tener una producción alta y un producto de calidad. Para mantenerse estable en el negocio y cumplir estas metas, Vaquero redujo su hato de 30 animales a 14, quedándose solamente con las vacas más jóvenes y productivas.
 
Vaquero pasó de comprar sales minerales de 6 % por un valor de $40 mil por bulto de 40 kilos a uno de más 10 % que vale $70 mil. La decisión de invertir más en este suplemento es obtener más litros de leche, especialmente ahora que salió de varios animales. De igual forma, señaló que la melaza suministrada a las vacas subió $3.000 por bulto. (Lea: ¿Qué tan difícil es preñar una vaca?)
 
Otros ganaderos en Cundinamarca reciben 800 y hasta $900 por litro de leche, una cifra similar a la que recibían hace 7 años sin que la industria acopie más o hayan bajado los costos de producción.
 
Emprendegán, alternativa de solución
 
Como medida de solución, el profesional del FNG habló de la importancia de registrar todos los datos de la finca para conocer costos y utilidades recibidas y con eso tomar decisiones que mejoren la actividad económica. Una forma eficiente de lograr esto, es usar la herramienta Emprendegán, desarrollada por Fedegán, la cual está disponible de forma gratuita en la página: emprendegan.fedegan.org.co.
 
Allí, los ganaderos ingresan los datos que la plataforma pide y a partir de los resultados será posible analizar los índices de productividad que guiarán al productor a cargar en la canasta ganadera los más importante, sin tener que pensar en abandonar el negocio de leche.