Colombia tiene menos del 55 % de sus frigoríficos abiertos

Por: 
CONtexto Ganadero
12 de Enero 2016
compartir
carne de res
En Colombia se han registrado 721 plantas de las cuales 394 operan con visto bueno. Foto: CONtexto Ganadero.
En el país se han construido más de 500 plantas de beneficio animal pero no todas funcionan, ya sea porque no cumplen con los estándares sanitarios que exige el Invima o porque no fue rentable su sostenimiento.
 
De acuerdo con Javier Humberto Guzmán, director general del Instituto Nacional de Vigilancia de Alimentos y Medicamentos, Invima, en Colombia se han registrado 721 plantas de las cuales actualmente solo 394 operan con visto bueno. (Lea: Rusia, Curazao y Perú: mayores compradores de carne colombiana en 2015)
 
Los parámetros de calidad e inocuidad, contemplados en el decreto 1036 de 1991, se aplican a cada frigorífico en el país para permitir su operatividad. Sin embargo, no basta con acogerse a este para favorecer el comercio de carnes.
 
El Invima ha clasificado las 394 plantas en categorías, tanto para exportar y comercializar carne nacional, distribuirla solo en el país o para sacar cortes de carne al mercado local, exclusivamente.
 
Sergio Troncoso Rico, director (e) de Alimentos y Bebidas del Invima, ha dicho que el cierre de los establecimientos se da sin no se acogen a los parámetros, toda vez que es más importante y se debe presevar “la seguridad y por tanto se encuentran cerrados” en diferentes regiones. (Lea: Invima cerrará frigoríficos que no cumplan Decreto 1500 en 2016)
 
Ignacio Amador Gómez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Cárnicas, Asocárnicas, consideró que solo los frigoríficos que forman parte de la clasificación más alta disponen del control diario del personal del Invima, lo que ayuda a generar cortes más inocuos, pero desafortunadamente, la mayoría de plantas, aun cuando están abiertas, no operan con inspección permanente del Instituto.
 
65 % del ganado nacional se beneficia en las plantas de categoría 1 y 2, cuyos cortes de carne se dirigen a mercados externos y un porcentaje inferior al local”, apuntó Amador Gómez, como un desacierto.