Cundinamarca le apunta a la reforestación rural

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Enero 2018
compartir
reforestación, reforestación cundinamarca, siembra de árboles cundinamarca, Acacia japonesa, Eucalipto saligna, acacia negra, Aucalipto, aliso, Eucalipto plateado, Araucaria, Guayacán amarillo, Arrayán, Guayacán de Manizales, Cedro de altura, leucaena, Cedro negro, nogal cafetero, Cedro rosado, Ocobo, Guayacán rosado, Chicalá, Pino candelabro, Ciprés, Pino canis, Encenillo, Pino patula, Eucalipto común, Pino romerón, Eucalipto rosado, Roble, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, ganadería colombi
La inversión fue de $210 millones. Foto: Gobernación de Cundinamarca.
La administración, a través de la Secretaría del Ambiente, invirtió $210 millones en reforestación con fines maderables multipropósito para uso y consumo en los municipios de Fosca, Gutiérrez, Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco, con lo cual se garantiza la sostenibilidad del recurso hídrico.
 
El año anterior culminó con éxito un proyecto dedicado a la reforestación, el cual se adelantó en 5 municipios con fines multipropósito o maderables, con el objetivo de que las personas beneficiadas le apuesten a la conciencia ambiental y crean que es posible adelantar procesos con especies que puedan ser aprovechadas sin que sea necesario adelantar la tala de árboles nativos.
 
Los municipios en los que se adelantó el trabajo fueron Fosca, Gutiérrez, Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco. Toda la implementación se hizo durante el segundo semestre del 2017. (Lea: Reforestación controlada en fincas ganaderas, una opción sostenible)
 
Esta iniciativa hizo parte del programa 'Gobernador en casa', ya que durante las visitas que hizo el mandatario de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, a todos los municipios, una de las peticiones más frecuentes fue la necesidad de reforestar no solo con árboles nativos de conservación y preservación del recurso hídrico, sino que se mirara un proceso en donde les suministraran a los campesinos un tipo de material maderable, para que pudiera ser aprovechado en las actividades diarias. 
 
La iniciativa abarcó 8.5 hectáreas en beneficio de las veredas Quinchita, Sáname, Centro, San Manuel y la Laguna en Fosca y un área similar para las veredas La Reina, Cerinza, Pascote y Concepción en Gutiérrez, así como en las microcuencas cercanas al cerro El Tabor en Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco, donde se efectúo el aislamiento de 1.7 kilómetros y el mantenimiento de 7.3 hectáreas de reforestación protectora.
 
En esos lugares fueron sembradas especies como Acacia japonesa, Eucalipto saligna, Acacia negra, Aucalipto, aliso, Eucalipto plateado, Araucaria, Guayacán amarillo, Arrayán, Guayacán de Manizales, Cedro de altura, Leucaena, Cedro negro, Nogal cafetero, Cedro rosado, Ocobo, Guayacán rosado, Chicalá, Pino candelabro, Ciprés, Pino canis, Encenillo, Pino patula, Eucalipto común, Pino romerón, Eucalipto rosado y Roble. (Lea: Sucre le apuesta a la reforestación para mitigar impacto ambiental)
 
El trabajo adelantado en los 5 muncipios se fundamentó en garantizar las buenas prácticas de reforestación, por lo que contó con procesos de limpieza de área, tres fases de mantenimiento, fertilización, control fitosanitario de la plantación y verificación del funcionamiento, ejecución y calidad de cada una de las acciones. 
 

La intención de la administración departamental es replicar este tipo de acciones a regiones en las que haya constante deforestación y estén en peligro las principales cuencas de los municipios cundinamarqueses.