Desesperado llamado de ganaderos de La Mojana: ocho meses inundados

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Abril 2022
compartir
Inundaciones en La Mojana
Los ganaderos de La Mojana buscan soluciones definitivas a los problemas que se presentan constantemente por las inundaciones. Foto: Cortesía

La actividad agropecuaria de La Mojana y en particular la ganadería atraviesa por un difícil momento que está reduciendo el hato de la región y con dificultades para su recuperación.

 

Según el ganadero Remberto de la Ossa, en La Mojana se tiene alrededor de un millón de cabezas de ganado en condiciones normales pero desde el 27 de agosto del año pasado hubo una ruptura en el río Cauca que tiene 20 metros arriba sobre el nivel del mar en esta parte. 

 

Como consecuencia toda el agua del río tiende a bajar a La Mojana y eso hace que desde hace ocho meses estén inundados. Las fincas que normalmente albergaban ganado, este año no lo pudieron hacer.

 

 

 

 

Esto también ha traído como consecuencia una problemática social muy grande porque las comunidades están abandonando la región la cual está quedando inhóspita. (Lea: La tragedia de La Mojana continúa agudizándose)

 

El gobierno nacional a través de la Unidad de Gestión de Riesgos y Desastres (UNGDR) contrató el año pasado las obras para empezar a tapar ese boquete y los $20 mil millones del contrato se gastaron y no se logró el objetivo y ahora pidieron una adición presupuestal para seguir trabajando.

 

Gracias a la gestión realizada por los ganaderos se logró que empezaran a trabajar con dragas para desviar el cauce del río y evitar que las aguas del Cauca que son ricas en mercurio sigan causando tanto daño a los productores de la región.

 

Las dragas están haciendo un nuevo cauce aunque es una solución parcial porque hay que reconstruir la vía de San Jacinto del Cauca a Ayapel que fue destruida por el río Cauca.

 

Lo primero que se está haciendo es desviar la intensidad de las aguas para poder empezar a trabajar en la recuperación de la vía que es la solución definitiva que se espera. Los trabajos que realiza la draga se extienden por 60 días.

 

Del millón de cabezas que normalmente están en La Mojana actualmente hay alrededor de 50 mil y los ganaderos están vendiendo sus animales para salvar algo de la inversión realizada y con el fin de evitar que se mueran. (Lea: SOS por La Mojana)

 

La Mojana surte los ganados de muchas regiones y hoy el inventario está reducido de manera importante y eso va a tener un impacto importante en el mercado porque a mayor escasez los precios serán más altos.

 

En cuanto a los precios del ganado señaló que no se han afectado porque el mercado internacional tiene una alta demanda y eso ha permitido que se mantengan al alza.

 

Además, muchos productores se van a empezar a dedicar a otras actividades luego de liquidar sus hatos.

 

Este es un daño irreversible y la recuperación del hato ganadero será un proceso largo luego que se solucione el problema de las inundaciones, sentenció de la Ossa.