En Norte de Santander precio de carne ilícita es inferior hasta en 30 % a la formal

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Enero 2019
compartir
Economía del contrabando, precios inferiores, imposible competir con ilegalidad, carne a precios inferiores, abandonan actividad ganadera, ganaderos producen ahora palma, Norte de Santander, economía ilícita, ganaderos estigmatizados, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“En el precio de la carne y del queso la diferencia de precio es abismal”, dijo William Jordán Cetina. Foto: Periodico La Ultima
Ganaderos del Norte de Santander manifiestan su preocupación con respecto a la economía formal que cada vez se afecta más por la influencia del contrabando y las actividades ilícitas. Consideran que la actividad se ha reducido bastante y que las ganaderías representativas abandonaron esta actividad.
 
En el Norte de Santander los productores agropecuarios que nos dedicamos a la producción formal no podemos competir con los precios y la rentabilidad procedente de la economía ilícita. Es increíble que en el mercado se encuentre carne de res de primera a $12 mil el kilo cuando en el mercado formal no se puede comercializar a un precio inferior a $20 mil.
 
Es difícil convivir con una economía ganadera ilegal porque acaba con las ganaderías que durante toda su vida productiva han sido apegadas a lo formal.
 
Solo en el precio de la carne y del queso la diferencia de precio es abismal y cuestan hasta un 30 por ciento menos que los productos formales. (Lea: Norte de Santander vive “catástrofe” por no poder comercializar ganados)
 
Según William Jordán Cetina, vicepresidente del Comité de Ganaderos del Norte de Santander, Coganor, “no es posible comercializar la carne a precios inferiores porque no se lograría de dicha actividad un ejercicio rentable”.
 
El Gobierno en alguna oportunidad nos ofreció un subsidio para la carne de res, pero este igualmente resultó insuficiente. (Lea. Avanza la compensación para despostar ganado en Norte de Santander)
 
Para vender la carne a menor precio tocaría comercializar el ganado a un precio de $ 4.500 el kilo y este nivel de valor ya no se encuentra en el mercado.
 
Si bien el departamento se caracteriza por la constante existencia de ganado de contrabando, aún existe un gran número de productores que somos formales y cumplimos todas las medidas de Buenas Prácticas Ganaderas y sanitarias ordenadas por las autoridades respectivas.
 
Para el dirigente, “nosotros somos un Departamento ejemplo del país en lo que se refiere a la vacunación. Llegamos al 97 por ciento de cobertura”. (Lea: Muestreo confirmaría que en Norte de Santander no hay rastros de aftosa)
 
En este tenemos 29 municipios en los que existe una conciencia consolidada de hacer las cosas bien en lo que respecta a la ganadería bovina.
 
De acuerdo con el vicepresidente de Coganor, “solo una minoría que no hace las cosas de manera lícita nos perjudica. Incluso impacta a todas las regiones del país ya que han encontrado ganado de Venezuela en varias ciudades como Cali y Bogotá”.  
 
Menor hato
 
Debido a la problemática del contrabando el hato ganadero se ha mermado de manera considerable. Actualmente este es apenas de 320 mil cabezas, pero hace 10 años era muy superior.
 
“Las fincas que eran representativas de la ganadería por su tamaño, abandonaron esta actividad y posteriormente hicieron la transición de sus praderas hacia la producción de arroz, palma y cítricos”, resaltó.
 
Incluso en estas actividades comienzan a darse igualmente enfermedades por el ingreso de contrabando.
 
Eso muestra como la ganadería se reduce diariamente como consecuencia de la ilegalidad en los municipios de todo el departamento. 
 
“Los ganaderos del Norte de Santander estamos estigmatizados y nos identifican como productores de doble moral y de contrabandistas y eso nos afecta económicamente”, puntualizó.