Ganado ovino, una opción que toma cada vez más fuerza en La Guajira

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Octubre 2015
compartir
La Guajira, San Juan del Cesar, entrega de ovinos, Gobernación de La Guajira, Ministerio de Agricultura, bondades de los ovinos, ovinos negocio promisorio, asoovinos, CONtexto ganadero
Los chivos han estado ligados a esta región por su importancia comercial, histórica y cultural. Foto: www.verfotosde.org.
Las comunidades de la región han optado por tener ejemplares de esta especie en sus predios, especialmente porque se ha adaptado muy bien a las condiciones climáticas del desierto guajiro.
 
La Guajira registra el inventario más alto de ovinos del país, con un total de 615 mil 529 animales, lo que corresponde 46,7 % del total. Según Camilo Barrios, director técnico de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia, Asoovinos, la presencia de esta especie reviste importancia histórica, cultural y de consumo, porque las comunidades del departamento viven del comercio de esta especie.
 
El chivo y la oveja hacen parte de su economía. La tenencia de estas especies, es de tipo comunitario y es algo arraigado a una tradición cultural”, afirmó Barrios. (Lea: Ovinos: negocio pecuario promisorio en Colombia)
 
Esta tradición tiene que ver también con la adaptabilidad del ovino a las condiciones de la región. La falta de alimentos, que ha sido constante en esta zona, no ha sido impedimento para que ellos lo puedan encontrar.
 
Estos animales pueden consumir plantas como el trupillo, un tipo de leguminosa perteneciente a la familia de las mimosáceas, familiar del fríjol y el guisante. Esta planta es una fuerte importante de alimento porque crece en forma silvestre y de manera abundante, además que es resistente al déficit hídrico. Por eso, es posible encontrarla en las zonas áridas y semiáridas del país, como la península de La Guajira, Magdalena y Cesar.
 
Mientras que para los chivos y los corderos es una alternativa importante, las reses no pueden consumirla. “Ellos la consumen porque tienen facilidad para encontrar este tipo de comida, lo que hace que puedan sobrevivir en unas condiciones adversas, cosa que no pasa con las reses”, aclaró el director de Asoovinos.
 
De igual manera, citó ventajas como el comportamiento gregario de los ovinos, que siempre andan en grupo y pueden desplazarse grandes distancia para obtener su alimento. (Lea: Más ovejas en Colombia y fomentar asociatividad, metas de Asoovinos)
 
Los cuidados para los ovinos
 
A pesar de adaptarse a difíciles condiciones climáticas, hay ciertos cuidados que deben tomarse a la hora de adquirir este tipo de especie. En primer lugar, se recomienda que los animales se saquen muy temprano en la mañana y se recuperen en horas de la tarde. También deben tener cuidado con el manejo de los machos, que deben estar separados de las hembras o castrarse para evitar problemas de consanguinidad.
 
También, como al resto de animales, se deben hacer revisiones periódicas de los animales y de su estado corporal, verificar que no tengan parásitos, y sobre todo prestar atención especial al momento del parto. “No solamente es el momento en que más se pierden los corderos, porque no se prestaron los cuidados oportunos a la madre y a su cría, sino que también pueden parir en campo y los recién nacidos pueden extraviarse”, señaló Barrios.
 
El gobernador de La Guajira, José María Ballesteros, en compañía de la secretaria de Desarrollo Económico, Lourdes Arévalo, hicieron entrega de cerca de 7.250 chivos para campesinos y víctimas de la violencia de los municipios de Riohacha, Dibulla, San Juan del Cesar, El Molino, Distracción, Villanueva y Maicao. (Lea: Sector ovino recibe importante apoyo del Banco Agrario)
 
La entrega se realizó en el municipio de San Juan del Cesar el pasado jueves 15 de octubre, con el acompañamiento del ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri. Ese día también se conmemoró el día de la mujer rural con cerca de 2.000 mujeres campesinas de los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena.
 
El programa busca beneficiar a 145 familias entre campesinos y víctimas de la violencia para reiniciar o potenciar la cría de ovinos. (Lea: Colombianos consumen 500 gramos de carne ovina al año)
 
Para los nuevos propietarios de ovinos, Barrios también recomienda llevar un registro claro de los rebaños y entregarlo a Asoovinos. Los indicadores de producción como los nacimientos, los pesos y los sacrificios deben captarse en el momento preciso, para de esta forma poder tomar decisiones con base en esa información. “En el montaje y el desarrollo de estas políticas, siempre va a ser importante el acompañamiento por parte de un profesional especializado de Asoovinos”, concluyó el director de la asociación.