Hace dos años la ganadería perdió a Edmundo Castro Escamilla

Por: 
CONtexto ganadero
22 de Marzo 2019
compartir
 Dos años lleva la ganadería, sin Edmundo Castro Escamilla, líder ganadero, dirigente gremial, fundador de Ucebul, fundador de Comcebor, fundador de Aganar, miembro de la Cámara gremial de la Leche, pionero en mejoramiento genético de los Llanos, condecorado con mayores distinciones ganaderas, dos años de fallecido, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Edmundo Castro Escamilla fue innovador y líder de la ganadería bovina del Ariarí y del país”, dijo Paola Castro de Nariño. Foto: Cortesia.

Fue el ganadero apasionado que luchó de manera permanente por el desarrollo de la ganadería del Ariari –en el Meta– y del país, asimismo, por la tecnología de reproducción, la capacitación y la gremialidad. Su trabajo lo llevó a recibir las mayores distinciones de la ganadería colombiana.

 

Hoy hace dos años falleció Edmundo Castro Escamilla (Q.E.P.D.), hombre que portó en vida el tesón característico del productor ganadero, pues lo llevaba en la sangre al igual que sucedió con su padre, abuelos y bisabuelos. (Lea: Murió el reconocido ganadero Edmundo Castro Escamilla)

 

Antes de ser economista y banquero durante casi dos décadas la mayor parte en el extranjero fue ante todo ganadero, de ahí su lucha por generar desarrollo en este sector de la economía colombiana.

 

Estuvo casado con Luz Piedad Gómez de Castro, quien es abogada y tuvo 3 hijas, Paola también abogada, Piedad y Natalia diseñadoras.

 

Luego se unieron sus dos yernos, Carlos Arturo Nariño y Andrés Londoño y tres nietos –Pablo y Antonio Nariño y Federico Londoño Castro. A todos le inspiró su gran pasión por la ganadería.

 

A pesar de haber nacido en Socorro (Santander), logró establecer su producción ganadera en el municipio de Granada (Meta), región con la que siempre estuvo muy comprometido con su desarrollo.

 

Estuvo allí durante 28 años de su vida, en donde puso en práctica su amplia capacidad innovadora que le heredó a su padre Aníbal Castro Durán, que en Santander era reconocido por ser exportador de ganado a Venezuela.

 

Le atraía la hermosura de la zona, tanto que adquirió allí su finca a la que bautizó con el nombre de ‘Papina’ y se dedicó a hacer de esta tierra un lugar tan suyo como de su familia.

 

Fue uno de los pioneros en los Llanos orientales en aplicar tecnología en su esquema productivo y en trabajar con animales puros en los que invirtió desde el principio en reproductores de calidad.

 

Mejoramiento genético

 

Según Paola Castro de Nariño, “hace tres décadas cuando en el Llano nadie inseminaba, la hacienda Papina tenía un laboratorio y un equipo de inseminadores con los que realizaba jornadas permanentes de capacitación sobre mejoramiento genético, producción de embriones y manejo nutricional y reproductivo”.

 

Es más, la hacienda hizo parte de la prueba de progenie de la Unión Colombiana de Criadores de Cebú lecheros, Ucebul, con hembras receptoras.

 

A este empeño le debió la condecoración como ganadero académico por parte de Fedegán.

 

17 veces ganador

 

De acuerdo con su hija, en el año 2010 logró un hecho trascendental para su vida como ganadero. Fue el primero en introducir ejemplares de la ganadería la Vittoriana, a los Llanos orientales considerada la de mejor genética en el país.

 

“Con este ganado logró durante 17 veces ser ganador de la Feria Nacional Cebú, algo que fue altamente satisfactorio para él y la familia”, agregó.

 

En su primer año como criador de ganado puro registrado ante Asocebú, obtuvo en Agroexpo 2011 el premio del mejor criador y mejor expositor de la raza Brahman.

 

Fue fundador de varios gremios: del Comité Cebuista de la Ori­noquía, Comcebor, en donde se desempeñaba como presidente; de la Unión Colombiana de Criadores de Cebú lecheros, Ucebul; y de la Asociación de Ganaderos del Ariari, Aganar. También perteneció muchos años a la Cámara Gremial de la Leche de Fedegán. (Lea: Ganaderos de Meta también están preocupados por el negocio de la leche)

 

Asimismo, uno de los fundadores de la planta de procesamiento bovino de Villavicencio que posteriormente se integró a Friogan.

 

En el año 2015, en el municipio de Puerto López, le fue con­cedida la Gran Cruz al li­derazgo ganadero regional Miguel Santamaría Dávi­la.

 

En el marco del 35 Congreso Nacional de Ganaderos de Fedegán, recibió la Gran cruz al mérito ganadero Hernán Vallejo Mejía.

 

También recibió una condecoración del Batallón de Granada (Meta), por ser el ganadero más comprometido con la seguridad rural en esa región del país.

 

Lideró varios proyectos ganaderos, empresariales y agrícolas en la región del Ariari, uno de ellos la creación de la feria ganadera y equina de Granada que se encuentra en su séptima versión y actualmente lleva su nombre. (Lea: Prepárese para la sexta feria del Ariari en Granada, Meta)

 

Homenajes póstumos

 

De manera póstuma recibió igualmente galardones. Es el caso de la Asociación de Ganaderos de Panamá, e igualmente como el ganadero colombiano destacado del año en el 2017.

 

En ese mismo año Asocebú lo condecoró con la medalla Fajil E. Ghisays R., por su trabajo en la ganadería del departamento del Meta.