La paradoja del clima colombiano

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Marzo 2014
compartir
Paradoja del Clima
Mientras que en algunas zonas las lluvias no paran, en otros departamentos el verano se acentúa, afectando seriamente el sector agropecuario. Foto: CONtexto Ganadero.
Las lluvias están de moda en el país, en algunas regiones porque su intensidad ha generado daños y la pérdida de vidas humanas, en otras porque el verano no da tregua y necesitan del líquido.
 
Palermo, Huila; Palmira, Valle; y Bucaramanga han sido víctimas de sendos aludes, todos ellos consecuencia de las intensas lluvias que han venido cayendo en esas zonas del territorio nacional. Datos oficiales hablan de 1 personas muerta en cada lugar, 5 desaparecidas y 2 más heridas. (Lea: Temporal de lluvias afecta al pacifíco colombiano)
 
Una realidad totalmente distinta se vive en los departamentos del Caribe y Oriente del país, allí los productores pecuarios añoran que regrese el invierno, ya que las reservas de agua escasean y por ende la oferta de forrajes para sus animales es cada vez menor.
 
En diálogo con Caracol Radio, Ómar Francodirector del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, confirmó que la temporada invernal apenas está comenzando, pero los picos más altos de las precipitaciones se presentarán en las últimas semanas de abril y las primeras de mayo.
 
“Actualmente se encuentran en alerta roja los departamentos del Valle del Cauca, Nariño, Cauca, y el Eje Cafetero”, sostuvo Franco.
 
Las tragedias de Palermo, Bucaramanga y Palmira
 
José Olaya Rojas, de 22 años, fue la primera víctima mortal que provocaron las precipitaciones en el país. El joven falleció luego de que un deslizamiento de tierra sepultara su vivienda ubicada en la zona rural de Palermo, población del occidente del Huila. (Lea: Las lluvias afectan a los ganaderos de Cundinamarca y Huila)
 
“De manera inmediata se activó el Consejo Municipal de Emergencias del municipio de Palermo. Destacamos la labor que ha venido haciendo la Alcaldía donde los organismos de socorro llegaron a la zona pese a las condiciones climatológicas y rescataron con vida a un menor de 9 años, que también quedó sepultado en el alud”, afirmó Sandra Calderón, secretaria de Gobierno y Desarrollo Comunitario de la Gobernación del Huila.
 
En el lugar también se han presentado varios derrumbes que dejan hasta el momento 650 personas damnificadas.
 
En Bucaramanga, las fuertes precipitaciones que se presentaron en las últimas horas generaron una gran avalancha en donde 3 personas quedaron atrapadas y 30 personas de 5 familias quedaron sin hogar. (Lea: “Colombia, sin Fenómenos de El Niño y La Niña este trimestre": Ideam)
 
Los damnificados fueron reubicados en un salón comunal del barrio Santander, aseguró Freddy Raguá Casas, funcionario coordinador del Comité para la Gestión del Riesgo, para la capital santandereana. En tanto, 60 hombres de Bomberos, la Defensa Civil y el Ejército, trabajan para dar con el paradero de las 3 personas que quedaron bajo tierra, entre los que se encuentra un menor de 2 años.
 
En Palmira, tras un deslizamiento de 3.000 metros cúbicos de tierra, 6 personas quedaron atrapadas en zona rural del corregimiento Los Ceibos. Fabio Márquez, director del Comité Local para la Prevención y Atención de Emergencias y Desastres, Clopad, en Palmira, confirmó la muerte de Nelson Ocampo Bolaños y José David Toro, quienes fallecieron sepultados.
 
A la zona fueron enviados perros rescatistas, con la intención de hallar a las 4 personas que continúan desaparecidas. "La zona ya fue aislada y estamos trabajando con ayuda del Ejército para limpiar el área afectada. Esta es una región muy riesgosa, porque está en medio del cañón del río, por eso no estamos permitiendo el acceso de los campesinos", explicó en un diario regional el capitán William Moya, comandante del Cuerpo de Bomberos de Palmira.
 
 
El drama de los que piden a  gritos el agua
 
Pese a que en muchas zonas del país el fuerte invierno es inclemente, en otras desde hace varios meses no cae una gota de lluvia. Así lo dejan saber por ejemplo los ganaderos de Córdoba y residentes de algunas zonas de Santander, quienes aseguran que desde hace meses vienen soportando una intensa ola de calor que parece no tener fin.  (Lea: Ganaderos de Córdoba sin agua y con pérdidas por verano)
 
“La situación es bastante crítica para el sector agropecuario, principalmente para nuestros productores, que no encuentran estabilidad de precios para comercializar sus productos. Además, los costos de los insumos han subido”, aseguró Wilmer Garcés Naar, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Lorica, Córdoba.
 
En la Provincias Guanentina y Comunera la situación no es diferente, así se lo confirmó a CONtexto Ganadero Gustavo Bautista, productor bovino de San Gil, quien aseguró que el intenso y prolongado verano que azota a estas zonas de Santander, desde hace más de 5 meses, también ha generado que los ganaderos incurran en más gastos, quienes han tenido que comprar silos, henos y suplementos, para que los animales soporten las intensas olas de calor y no pierdan su condición corporal. (Lea: Ganadero, siga recomendaciones de Fedegán para afrontar el verano)
 
Frente a estos contrastes climáticos, Cristian Uscátegüi, ingeniero del área de Pronósticos y Alertas Tempranas del Ideam, afirmó que las precipitaciones para el Caribe, la Orinoquía y el oriente del país empezarán a presentarse en el mes de abril, pero serán de forma esporádica, por lo que los productores deberán esperar hasta mayo cuando de inicio la temporada invernal en estas zonas del país.
 
“Son lluvias muy escasas que cumplen con los promedios usuales, pero no logran suplir todas las necesidades que tienen los productores y ganaderos en materia de agua”, remató el funcionario. (Lea: La producción láctea ha caído cerca de un 40% por el verano)