Lluvias irregulares en el Caribe terminan afectando al sector

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Julio 2016
compartir
Región Caribe, córdoba, Cesar, Bolívar, Atlántico, planes para mitigar efectos de cambio climático en el Caribe 2016, afectaciones región Caribe fenómeno de El Niño, reservorios de agua, pozos profundos, Gobierno Nacional, Ministerio de Agricultura, gobiernos departamentales, lluvias irregulares, afectaciones gusano de los pastos en el Caribe, manejo de plagas, veranillo de San Juan, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
A pesar de las lluvias, los pastos se secan por los períodos tan prolongados entre precipitaciones. Foto: blog.ecologiayfuturo.com.
Aunque los productores aseguran que las precipitaciones contribuyen a la recuperación de los cultivos, el período tan largo entre una lluvia y otra permiten la aparición de plagas como el gusano trozador.
 
El Caribe ha sido la región más afectada en el verano. Mientras que en el centro y el oriente del país ya está lloviendo, en los departamentos del norte las precipitaciones siguen siendo esporádicas y sectorizadas, sobre todo en Bolívar, César, Córdoba y Magdalena.
 
El fenómeno de El Niño ha provocado que el verano se prolongue durante casi 4 años, perjudicando el crecimiento de pastos e impidiendo que los jagüeyes y reservorios de agua se llenen. (Lea: Construcción de pozos, una de las falencias más graves en el Caribe)
 
Alfredo José Flórez del Campo, presidente de la Corporación de Ganaderos del Gran Caribe, Caribegán, manifestó que el problema de las precipitaciones irregulares es que no ayuda a la recuperación completa de los pastos.
 
“Hay problema de agua en las fincas. Está saliendo el pasto pero no hay agua, las represas están vacías. Ya hemos pasado más de 6 meses desde que comenzó el año y todavía seguimos muy mal”, contó.
 
La falta de agua no se soluciona con las lloviznas que han caído. Estas alimentan el suelo y hacen brotar los pastos, mientras que la radiación solar contribuye a la fotosíntesis, que hace que crezcan. Sin embargo, cuando la radiación se extiende por períodos de 8 a 10 días, el pasto se seca.
 
“El otro problema es el gusano. Ha habido mucha plaga de gusano este año, que sale cuando comienzan las primeras lluvias. Esto ha sido un ataque permanente", indicó. (Lea: Plaga de pulgón afecta los pastos en Bolívar y Cesar)
 
El gusano trozador consume el pasto que recién brota gracias a esas primeras lloviznas. Según Flórez del Campo, en épocas normales los productores lo controlan con plaguicidas o sacando el ganado antes de que el parásito se coma al pasto. Sin embargo, este año ha sido más difícil erradicar la plaga porque las precipitaciones no han sido constantes.
 
“Normalmente, cuando empiezan a llover duro, el gusano cae de la hoja que está comiendo y arrastrado por el agua se ahoga. Como son las lluvias son esporádicas, se cae mas no se ahoga”, añadió. (Lea: Brote de Spodoptera afecta a miles de ganaderos en el país)
 
José Carlos Rodríguez, profesional extensionista en Plato, Magdalena, manifestó que en ese municipio y el departamento en general tampoco ha podido recuperarse, debido a la ausencia de lluvias.
 
La gente tiene ansiedad de que caiga agua. En algunos sitios llueve, en otros no. Actualmente el veranillo de San Juan nos tiene sufriendo porque ya ni siquiera hay lloviznas”, indicó.
 
El profesional hizo referencia a un fenómeno que los pobladores conocen como “el veranillo de San Juan”, que es una temporada cálida entre julio y agosto. La ausencia del líquido vital también ha incidido en la aparición del gusano en esa zona del Magdalena.
 
El gusano nos ha acabado los cultivos, arrasando con todo. Esta problemática la hemos tenido desde el comienzo del año y seguimos sin poder acabarla”, agregó.
 
Humberto de Jesús Yepes, ganadero de Chimichagua, Cesar, señaló que ya erradicó la plaga de gusano en su predio, aunque tiene problemas para suministrar agua a su ganado, pues el régimen de lluvias aún sigue siendo inconstante. (Lea: Productores advierten que recuperación de Cesar se ve lejana)
 
En este sentido, el presidente de Caribegán señaló que para no estar a la merced del cambio climático, se deberían implementar distritos de riego y pozos profundos, con lo cual se solucionaría el problema del agua y el alimento bovino en el Caribe.
 
Instalar distritos de riego sería un proyecto interesante, pero se necesita voluntad política de parte del Gobierno y del Ministerio de Agricultura”, remató.