Ovinos, un negocio al que le apuesta fuerte la región Caribe

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Septiembre 2014
compartir
Ovinos colombia
La oveja criolla colombiana, katahdin y santa Inés, son algunas de las razas con las que vienen trabajando los empresarios del Caribe colombiano. Foto: CONtexto Ganadero.
Adaptabilidad a climas adversos, elevada reproducción, mayor rendimiento en menos espacio y el aumento de la demanda en mercados internacionales, son algunos de los factores por los que los empresarios pecuarios también se la juegan por esta actividad económica.
 
En el marco de la versión 45 de la Feria Exposición Agropecuaria, Industrial y Comercial de Sincelejo, actividad que concluyó el pasado domingo 31 de agosto, uno de los eventos que más interés despertó fue la exhibición de ovinos, lo que refleja la fuerza que ha tomado esta actividad económica entre los empresarios pecuarios de la región. (Lea: Sector ovino tendrá nuevo espacio para sacrificar animales en Córdoba)
 
Este fenómeno no es una casualidad sino una tendencia en la región Caribe, ya que bondades de las ovejas como su adaptabilidad a zonas adversas, fertilidad, rendimiento, economía y demanda de mercados internacionales en Centroamérica, han vuelto este negocio muy rentable y viable para aquellos que quieren un ingreso adicional.
 
Según explicó Camilo Barrios, director técnico de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia, Asoovinos, el país siempre ha tenido población de ovejas, pero no le había dado la importancia y atención que merece la especie, ya que siempre era visto como un animal de acompañamiento pero jamás se había visto como una opción de negocio. (Lea: Ganaderos de Antioquia reciben 1.120 ovinos para expandir negocio)
 
“La mayor población de ovinos se concentra en la costa Atlántica, lo que ha representado una ventaja porque los productores ya cuentan con la materia prima, por lo que debían hacer era brindarle el cuidado necesario al animal y satisfacer la demanda de los mercados nacionales e internacionales”, sostuvo Barrios.
 
El experto amplió y señaló que una vez los productores se dieron cuenta de la necesidad que tiene el mundo por la carne de ovino, solo fue necesario trabajar en materia de calidad, en aras de cumplir los requisitos exigidos para comercializar el producto. (Lea: Sistema Único de Registro Ovino es una realidad)
 
Por su parte Leonardo de las Salas, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, para Córdoba, aseguró que la rentabilidad de la especie y su fertilidad son algunos de los factores que más han influido para que empresarios que trabajan con bovinos, estén interesados en ingresar a esta actividad económica.
 
“Es tal la fuerza que ha tomado, que acá en el departamento ya se están organizando subastas de especies puras que valen entre $4  y $5 millones, por lo que es un negocio que está en auge, ya que se ve la plata más rápido y los ganaderos la usan como una caja menor”, argumentó el funcionario. (Lea: La cabra santanderena quiere ser catalogada como raza pura)
 
A esta opinión se sumó Jorge Pérez Buelvas, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de Fedegán en Sincelejo, quien aseguró que varios empresarios durante el tiempo de sequía decidieron salir de algunos bovinos y utilizaron los recursos en comprar ovejas, ya que con menos dinero las pueden alimentar y sostenerlas durante la temporada crítica.
 
“Como eso es lo que está de moda, ahora todos quieren tener ovinos, pero no de los criollos, sino de las especies puras para mejorar la raza. Además, todos saben que el mercado es amplio y la demanda cada vez crece más, por lo que cada vez hay más personas interesadas en ingresar a ese negocio”, remató Pérez Buelvas. (Lea: Colombianos consumen 500 gramos de carne ovina al año)
 
La oveja criolla colombiana, katahdin y santa Inés, son algunas de las razas con las que vienen trabajando los empresarios del Caribe colombiano.