Residuos de ovinos en Colombia se aprovechan en la marroquinería

Por: 
CONtexto Ganadero
11 de Abril 2014
compartir
ovinos Colombia
Varios países aprovechan los subproductos del ganado, Colombia es uno de ellos. Foto: CONtexto Ganadero.
Por lo menos 8 españoles padecen de fiebre Q por haber tenido contacto con residuos o subproductos de ovinos y caprinos en la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico, ubicada en el monte de Arraiz. Otros 25 empleados están en riesgo de contraer la enfermedad.
 
El brote de fiebre Q, zoonosis por un bacteria que está en el ganado vacuno, ovino y caprino, la cual causa neumonía o hepatitis granulomatosa, se desató por el ingreso de cabezas y pieles de cabras y ovejas a la planta de uso exclusivo de residuos urbanos.
 
Ante el hecho, el Gobierno vasco alertó sobre la proliferación de la enfermedad y del riesgo a la salud pública en la región de Arraiz y sus alrededores. (Lea: 'Flusing en monta y parto, receta mágina en la fertilidad de ovinos)
 
Adicionalmente, señaló al medio El País de España que los residuos ingresaron a la planta sin que los trabajadores supieran de la presencia del material que estaba guardado en bolsas de basura y sin el registro de indentificación del tipo de material que permitiera dar uso adecuado a los subproductos de origen animal.
 
Camilo Barrios, director del área técnica de la Asociación de Criadores de Ganado Ovino de Colombia, Asoovinos, señaló que es responsabilidad de cada planta dar manejo idóneo a los residuos de los animales y el Invima vigila el cumplimiento del protocolo para evitar daños en la salud pública.
 
Afirmó que los trabajadores no siempre manipulan el animal de manera correcta o no se lavan bien las manos en las plantas, lo que es un riesgo. (Lea: Colombia aspira exportar carne ovina en 2019)
 
Hasta el momento, aseveró, no se han presentado brotes de enfermedades causadas por ovinos en Colombia, por el contrario, los subproductos de los animales son aprovechados en otros negocios al ser transformados en harina, y en el caso de las pieles, al igual que en la ganadería vacuna, en la marroquinería.
 
“Todo en los ovinos se aprovecha. Con los residuos se hace harina para los animales; es la forma de dar manejo inocuo a los ovinos ”, afirmó Barrios.