Pago de extorsiones hace parte de la canasta familiar en Huila y Caquetá

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Enero 2015
compartir
Extorsiones de las Farc en Huila y Caquetá
De la cantidad de animales que tiene el productor depende el cobro de la extorsión. Foto: CONtexto ganadero.
El aumento de este delito desestimula la actividad comercial en las zonas urbanas y rurales en esta zona del país. Productores aseguran que el pago de esta ‘vacuna’ ya es habitual en la región.
 
En los departamentos de Huila y Caquetá las extorsiones son pan de cada día. De acuerdo con diferentes fuentes consultadas por CONtexto ganadero, en esta región del país los frentes 66, 77, 13 y 6 de las Farc continúan cobrando ‘vacuna’ a comerciantes y productores bovinos.
 
Facundo Rosales*, ganadero en el departamento del Huila, aseguró que después de la captura del guerrillero alias ‘Richard’, ocurrido en el municipio de Algeciras, este flagelo ha ido aumentado “considerablemente”. (Lea: Pagando ‘vacuna’ para trabajar)
 
Están llamando a los ganaderos y los citan a las afueras de las ciudades principales para que cancelen la extorsión. El monto que tienen que pagar los productores bovinos depende de la cantidad de animales que tenga en el predio”, agregó Rosales.
 
De igual forma, el productor aseveró que las personas que tienen que pagarle algún monto económico al grupo insurgente no denuncian ante las autoridades de seguridad en la región por miedo a represalias. (Lea: La extorsión, un delito que se recrudeció en 2014)
 
El pago de las extorsiones en la zona ya es habitual. Acá se cancela la vacuna para poder trabajar. Además, si se pone denuncia alguna ante las autoridades, se es declarado objetivo militar y a la persona le toca irse de la zona”, indicó Facundo Rosales.
 
En la misma línea Jaime Calderón, reconocido columnista del diario El Líder, en Caquetá, expresó que aunque no conoce de forma directa este flagelo, sí ha escuchado de varios habitantes en la región sobre el aumento de la extorsión. (Lea: Denuncie la extorsión a través de los canales que ofrece Fedegán)
 
El problema es que más de la mitad de personas extorsionadas pagan la vacuna como una forma rápida de salir del problema. Esto afecta considerablemente la economía en la región porque quita el ánimo de la inversión y desestimula la actividad en las zonas urbanas y rurales”, ultimó Calderón.
 
Los habitantes en la zona esperan que se realice alguna estrategia para frenar este delito, pues aseguran que han pensando en cambiar de actividad económica porque no se está viendo rentabilidad alguna a causa de la inseguridad.
 
* Nombre cambiado a petición de la fuente.