Pérdidas de lecheros del Caribe superan los $1.000 millones

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Abril 2014
compartir
Sequía en Colombia
Las reses se vienen alimentando de los pequeños rebrotes que encuentran en los pastos o con suplementos y vitaminas dadas por los productores para que soporten la fuerte sequía. Foto: Fedegán.
La fuerte sequía que se viene presentando en la región, ha ocasionado una disminución de hasta el 70% en la producción láctea en departamentos como Atlántico, mientras que en Córdoba y Cesar la reducción es del 50%.
 
Los estragos por el verano son cada vez más agudos en la costa norte del país. Lecheros de la región aseguran que la magnitud de la sequía es comparable con la que azotó a Colombia en 2009, ante la carencia de lluvias desde hace más de 4 meses, lo que ha generado muertes de animales y disminuciones en la producción de hasta el 70% tanto en materia de carne como de leche. ((Lea: Ganadero, aprenda cómo combatir el fuerte verano)
 
Diversas voces del gremio productor sostienen que a la falta de forraje, pastos frescos y agua, se suma la ausencia de las bodegas ganaderas, convenio que estaba bajo la batuta de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, y que por la entrada de la Ley de Garantías no fue prolongado. Todo ello ha dificultado la obtención de silos, henos y demás elementos indispensables para el sostenimiento de los bovinos durante estas épocas críticas.
 
Según señaló José de Silvestri, presidente de la Asociación de Ganaderos de la Costa Norte, Asoganorte, la disminución en el Atlántico en materia de carne y leche es cercana al 70% en comparación con la época de invierno, generando muertes en las reses ante la carencia que hay de agua y comida. (Lea: Voraz incendio arrasa más de 8.000 hectáreas en Cravo Norte)
 
“Las pérdidas en cuanto a la extracción del lácteo se ven reflejadas más rápido, porque es un producto que sale al mercado diariamente, pero en cárnicos también ha venido ocurriendo, debido a que los terneros de levante que hay en el departamento no están ganando el peso, al contrario están perdiendo por falta de buena alimentación, afectando en especial al pequeño ganadero”, expresó el dirigente en entrevista con una emisora local.
 
No obstante, el panorama en Córdoba no presenta variaciones. La producción en los hatos de lechería especializada y doble propósito ha caído en un 50%, dejándose de extraer alrededor de 600 mil litros al día, generando pérdidas por encima de los $360 millones diarios. (Lea: Crisis láctea en el país a causa de un anunciado verano)
 
Alfredo García, presidente ejecutivo de la Federación Ganadera de Córdoba, Ganacor, sostuvo que esperan que el adagio popular ‘Abril, lluvias mil’, realmente se haga realidad porque en los primeros días del mes aún no aparecen las precipitaciones.
 
“En poblaciones como Planeta Rica y Puerto Escondido, ya han muerto cerca de 150 animales por falta de agua y alimento, lo que nos preocupa porque si aumenta la mortandad, las pérdidas incrementarían considerablemente”, expresó García.  Lea: ¿Qué afectó realmente el ecosistema de Paz de Ariporo?)
 
Finalmente para Jorge Saade, gerente general de la Cooperativa Integral Lechera del Cesar, Coolesar, la situación es gravísima y condenó el poco apoyo y atención que le ha prestado el Gobierno Nacional a los ganaderos del Caribe colombiano.
 
“Cuando las bodegas que administraba Fedegán estaban abiertas, en esta época podíamos adquirir a bajos precios silos, melaza, semillas de algodón y palmiste, que nos ayudaban a contrarrestar la sequía, pero ahora no contamos con ella y debemos pagarlas a un valor más elevado para poder sostener los hatos”, remató el Gerente del Coolesar. (Lea: Alternativas para enfrentar una sequía prolongada en la ganadería colombiana)