BON x Girolando Plus: un cruce que aumenta la producción

Por: 
Diego Castrillón Franco
08 de Noviembre 2016
compartir
cruces, cruces bovinos, gyr x holstein, girolando, BON x Girolando Plus, Girolando Plus, ganado bon, ganado criollo, ganado criollo colombiano, ganadería casanare, producción leche en el trópico, marino valderrama, ganadería colombia, contexto ganadero
La hembra es capaz de producir hasta 25 litros de leche al día y quedar preñada una vez por año. Foto: Alejandro Giraldo Villegas.
Un grupo de productores ubicados en la Orinoquía viene cruzando esas 2 especies, con el objetivo de aprovechar las bondades de las razas criollas en materia de adaptabilidad, longevidad y resistencia, y de paso sumarle la eficiencia lechera del Gyr y el Holstein.
 
Colombia viene creciendo y apostándole al mejoramiento genético de su hato no solo con la adquisición de material seminal de alta calidad, sino a través de cruces entre razas que permitan obtener mejores animales, más eficientes, adaptados a las condiciones climáticas del país y con menores dificultades de salud. (Lea: 6 cruces bovinos para tener predios más productivos)
 
Así lo viene haciendo un grupo de productores ubicados en la Orinoquía quienes están apostándole a un cruce entre los animales Blanco Orejinegros, BON, y una especie denominada Girolando Plus que es una mezcla entre el Holstein y Gyr. Eso les ha permitido obtener un animal con la rusticidad del bovino colombiano y las producciones lácteas que ofrecen los otros 2 tipos de semovientes.
 
Este diario consultó con Marino Valderrama, médico veterinario y seguidor de las razas criollas colombianas, quien aseguró que aunque el cruce reduce la producción láctea, se obtiene un animal más pequeño, con un intervalo de partos de un año y la posibilidad de desplazarse con mayor facilidad entre las zonas de ladera sin que se presenten cojeras.
 
Agregó que al ‘tropicalizar o criollizar’ la ganadería, se aprovechan aquellos genes que tienen los semovientes criollos como son la adaptabilidad, resistencia, rusticidad y longevidad, que son heredados y hacen parte de la estructura de los animales nativos, y que incorporados a las razas de alta producción y genética como la Holstein que tiene el problema de consanguinidad, se mejoran. (Lea: Cruce gyr-holstein aumenta producción en más de 4 litros)
 
“Al hacer esa combinación, en la cría se va a reducir la posibilidad de que se presente mastitis, ya que el BON tiene un esfínter en el pezón más fuerte que el del animal Holstein y que el mismo Girolando. La enfermedad en las otras especies se presenta porque los cuartos no quedan bien sellados, lo que hace necesario aplicar antibióticos y eso genera castigos sobre la leche”, desarrolló Valderrama.
 
El experto aseveró que la principal razón por la cual los ganaderos deben apelar a los cruces de esa naturaleza es que el trópico riñe con aquellos ejemplares grandes o bonitos, pues son más sensibles, no exponen toda su capacidad productiva e incluso tienen más inconvenientes de salud.
 
Al utilizar la raza BON se reduce el tamaño y se mejora la fertilidad, por lo que se obtiene una cría más funcional, especialmente en las condiciones de pastoreo”, remató el experto. (Lea: F1 entre Normando y Cebú responde a las necesidades ganaderas)
 

Otra de las bondades que genera la combinación de dichas razas está en la cantidad de leche que se obtiene, la cual podría llegar a ser de hasta 25 litros diarios, con buena grasa y sólidos totales.  Ese tipo de factores son determinantes a la hora de apostarle a los cruzamientos poco usuales.