Bondades de la veranera en épocas de inclemencia

Por: 
Mayra Pallarez
02 de Mayo 2017
compartir
veranera, planta forrajera, planta resistente al verano, forraje verde, alimentación del ganado, CONtexto ganadero
Una de las principales característica de la veranera es su capacidad de producir forraje verde en volúmenes considerables durante todo el año. Foto: Fedegán.
La veranera, es una leguminosa que se caracteriza principalmente por su capacidad para tolerar fuertes sequias. Expertos consideran que puede ser una gran opción alimenticia para el ganado en épocas de verano.
 
Una de las principales característica de esta planta es su capacidad de producir forraje verde en volúmenes considerables durante todo el año.
 
Conocida etimológicamente como Cratylia argentea cv., la veranera es una leguminosa arbustiva muy utilizada por los ganaderos de diferentes regiones del país, especialmente aquellos que se encuentran en regiones de trópico bajo. (Lea: 16 gramíneas para ganado que habita en clima cálido)
 
De acuerdo con Sergio Mejía, ingeniero agrónomo, PhD en ciencias agrarias, la veranea es un arbusto procedente de Brasil que apareció como respuesta a las debilidades de la leucaena, uno de los arbustos más utilizados, que no tolera suelos con cierta acidez.
 
Según Mejía, una de las principales bondades de este arbusto es que es tolerante a suelos moderadamente ácidos. Otra de sus características es que tiene unos contenidos de proteína muy altos que pueden estar alrededor del 20 %. A su vez, es una de las más utilizadas para corte y acarreo.
 
En palabras de Héctor José Anzola Vásquez, médico veterinario – zootecnista y magíster en producción animal, otra de las grandes bondades de esta planta arbustiva es que posee un sistema radicular que profundiza en los sedimentos inferiores del suelo lo cual permite extraer agua de niveles profundos donde no lo logran las leguminosas rastreras ni las gramíneas. (Lea: Kikuyo, un forraje bondadoso para la ganadería en el país)
 
Anzola también afirmó que esta planta permanece verde durante todo el año y el ganado la puede comer en cualquier momento sin ningún inconveniente, lo que la hace una buena opción de alimento de las reses.
 
Para tener en cuenta
 
El ingeniero agrónomo recomienda que antes de darle esta leguminosa al bovino, se exponga el arbusto al sol, para de esta manera aumentar el zumo del forraje. Este alimento ayuda al ganadero a disponer de forraje durante la época seca.
 
Sin embargo debe ser utilizado como un complemento a la utilización de otros forrajes, como los conservados, silos ya sean de maíz o de sorgo, que son alimentos energéticos.
 
Luego de la siembra, cuando ya la hierba tenga apropiadamente de 3 a 4 meses, ya se puede empezar a realizar cortes de 50 a 60 cm de altura, para que luego la planta emita rebrotes y poder hacerle cortes trimestralmente. (Lea: Aromo, una leguminosa que le cae bien al ganado)
 
Hay forrajes de alta factibilidad de utilización en varias zonas ganaderas entre ellos se encuentran la Cratliea o veranera, Matarraton, Leucaena y el Totumo, entre otras.