Colombia ha lanzado más herramientas digitales para el agro que cualquier otro país de América Latina

Por: 
Pedro Fonseca
22 de Febrero 2021
compartir
Colombia se convirtió en un centro regional de innovación de agricultura digital para pequeños agricultores, panorama del ecosistema agrotecnológico para los pequeños agricultores de América Latina y el Caribe, tecnología agricultura, digitalizacion agricultura, uso tecnologia agricultura, FAO, falta tecnologia agricultura, zonas rurales, agricultores, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganad
Estas son algunas aplicaciones o servicios digitales que se han creado en Colombia. Foto: waruwa.com - comproagro.com - frubana.com - agrapp.co - incluirtec.co - play.google.com - app.cultivandofuturo.com

Así lo revela el informe Panorama del ecosistema agrotecnológico para los pequeños agricultores de América Latina y el Caribe elaborado por el programa AgriTech de la GSMA y el BID, publicado en noviembre del año pasado. Estos fueron sus hallazgos.

 

La publicación es el resultado de un proyecto financiado por el BID Lab en beneficio de los pequeños agricultores de América Latina y el Caribe. La entidad promueve la innovación y los emprendimientos en el ecosistema agrotecnológico para apoyar a los productores.

 

El informe hace parte del esfuerzo “por comprender mejor las soluciones y las oportunidades tecnológicas en la agricultura que permitirán que el BID Lab apoye estrategias e inversiones con impacto social y económico y expanda el ecosistema agrotecnológico de la región”.

 

Contiene innovaciones dirigidas a la agricultura a pequeña escala, cerrando así la brecha de información que dejó la mayor parte de la literatura hasta la fecha. (Lea: Esto es lo que requiere la transformación digital en la agricultura según la FAO)

 

Fue elaborado por la GSMA, organización que representa los intereses de los operadores de telefonía móvil de todo el mundo y une a cerca de 750 operadores con más de 350 empresas, así como el BID Lab, el laboratorio de innovación del Grupo BID.

 

Dentro de sus iniciativas, el programa AgriTech de la GSMA trabaja para lograr cadenas alimenticias equitativas y sustentables que fortalezcan a los agricultores y a las economías locales mediante soluciones digitales dirigidas a productores en países en vía de desarrollo.

 

Desde 1993, es la principal fuente de financiamiento y conocimiento para el desarrollo, el propósito de BID Lab es impulsar innovación para la inclusión en la región, cocreando soluciones capaces de transformar la vida de poblaciones vulnerables de América Latina y el Caribe.

 

En la primera mitad de 2020, el equipo AgriTech de la GSMA realizó 40 entrevistas e identificó 131 herramientas digitales que actualmente están en uso o se están desplegando en beneficio de los pequeños agricultores de América Latina y el Caribe.

 

Examinaron cinco casos de uso como consultoría digital, servicios financieros digitales (DFS) para la agricultura, abastecimiento digital, comercio electrónico agropecuario y smart farming. (Lea: BASF lanza aplicación para agricultores que no requiere conexión a Internet)

 

De esta revisión, surgieron varias tendencias clave, por ejemplo que las herramientas digitales no han podido alcanzar las escalas en Asia o África, o que los productores buscan soluciones holísticas para necesidades que van desde la exclusión financiera a mitigar el cambio climático.

 

Una de ellas que Colombia se convirtió en un centro de innovación agrotecnológico para los pequeños productores, debido a una convergencia de factores como un sólido ecosistema de servicios financieros digitales (DFS), un entorno regulatorio favorable, una fuerte cultura de startups, ingresos más altos y una clase media relativamente estable.

 

 

Colombia, a la vanguardia digital en el agro

 

En el capítulo “Panorama agrotecnológico y tendencias en la disrupción digital de América Latina”, se detallan las razones por las cuales Colombia se destaca como un centro regional de innovación de agricultura digital para pequeños productores.

 

En primera instancia, se beneficia de un entorno regulatorio favorable, que incluye el aporte de  varias instituciones de educación superior han destinado recursos a la investigación y el desarrollo del sector agropecuario.

 

También cuenta con una mayor urbanización e ingresos más altos, un ecosistema emergente de inversiones agrotecnológicas y del compromiso de entidades de los sectores privado y público con el desarrollo rural.

 

En la mayoría de los casos de uso, en particular el comercio electrónico y los DFS para la agricultura, Colombia lanzó más herramientas digitales que cualquier otro país de América Central y la región andina. De las 131 herramientas digitales destinadas a los pequeños productores de América Latina identificadas en esta investigación, casi un tercio provienen de Colombia.

 

Una de estas es Control Ganadero desarrollada por Apptank S. A. S., con una serie de servicios para satisfacer las diferentes necesidades de los ganaderos, desde registros detallados del ganado hasta el monitoreo de eventos climáticos, conectando a productores con veterinarios, compradores y vendedores, y proporcionando un seguro de transporte para los semovientes.

 

Arturo Arciniegas, gerente de AppTank S. A. S. y creador de Control Ganadero, no ocultó su satisfacción por ver el nombre de la aplicación en un estudio serio que pone a Colombia a la vanguardia de las herramientas digitales en el sector agropecuario.

 

“Esto nos llena de orgullo, porque somos un país de gente emprendedora, preocupada por tecnificar el campo. Es muy positivo en todo sentido, pues Colombia tiene aquí un potencial enorme de crecimiento y oportunidades para acercar a los jóvenes al campo”, manifestó.

 

Agregó que él y su equipo se sienten “muy orgullosos de ser parte y de poder aportar con nuestra herramienta, nombrada como una de las app más usadas en Latinoamérica y de mayor proyección”. (Lea: ‘Control ganadero’ se renueva para brindar más servicios)

 

De acuerdo con el empresario, si bien no han recibido ningún apoyo para sacar adelante la aplicación, han obtenido muy buenos resultados, logrando un crecimiento exponencial con casi 100 000 descargas en Latinoamérica, un hecho que los motiva a continuar.

 

Esperamos que este informe nos ponga en el mapa y podamos tener más apoyo gubernamental y privado para seguir creciendo. (Las 100 000 descargas) es un número importante, y más teniendo en cuenta que salimos al mercado con versión paga en marzo del año pasado”, dijo.

 

Un pensamiento similar lo manifestó Nicolás Pineda Vila, gerente general de Galápago Agroconsultores y cocreador de la aplicación para móviles Galápp, quien consultado por este medio aseguró no hay que esperar al Gobierno para empezar a emprender.

 

“Sé que están haciendo esfuerzos y, sobre todo en este momento de pandemia, se han dado cuenta de la relevancia que tiene Internet y desde el MinTIC están haciendo un esfuerzo grande por ampliar la cobertura de red. Por supuesto, todo lo que se haga va a ser insuficiente”, señaló.

 

Por eso, al igual que Arciniegas y AppTank, han trabajado por su cuenta en sacar adelante la aplicación, con la cual los productores pueden registros de jornales, aplicación de insumos, compras, ventas, cosecha, controles sanitarios, pluviometría, y hacer seguimiento de precios.

 

 

Otras tendencias

 

El informe destaca otras tendencias, como la creciente demanda por herramientas agrotecnológicas más holísticas que aborden los múltiples puntos problemáticos de los productores, que no requieran la descarga de varias aplicaciones y herramientas diferentes.

 

Por ejemplo, empresas como Arable y Cropin ponen sus API a disposición de terceros soluciones IoT (Internet de las cosas) o datos recopilados de sensores de terceros puedan contribuir más fácilmente a sus soluciones de gestión y trazabilidad agrícola.

 

En Perú, la cooperativa de ahorro y crédito Ábaco ya cuenta con herramientas digitales de crédito y préstamos y espera desarrollar una aplicación de abastecimiento que permita a los pequeños agricultores digitalizar sus contratos de suministro.

 

Y Faces, en Ecuador, está emparejando su producto de micropréstamos verdes con consultoría agronómica y enlaces a compradores potenciales mediante una aplicación móvil que está poniendo a disposición de los beneficiarios de los préstamos.

 

Ahora bien, AgriTech identificó muy pocas herramientas de agricultura digital con cifras de usuarios activos de más de 25 000, a diferencia de lo que sucede en Asia y África, donde algunos servicios han escalado y llegaron a tener millones de usuarios.

 

El estudio de GSMA y BID Lab aclaró que estas regiones tienen mercados accesibles que son entre cuatro y seis veces más grandes que el mercado latinoamericano. (Lea: Con Galápp, usted puede consultar precios de insumos y compararlos)

 

Además, la mayoría de las herramientas en AL siguen bajo la gestión de cooperativas y ONG con una cantidad de usuarios limitada, y ha habido menos inversionistas de impacto que ayuden a expandir las soluciones comerciales de agricultura digital en la región frente a Asia y África.

 

Finalmente, la última tendencia es que la pandemia de la COVID-19 está acelerando la tendencia hacia la digitalización, pues hasta ahora, los pequeños granjeros, cuya edad promedio es superior a los 50 años, se han resistido a las intervenciones digitales y prefieren las interacciones en persona.

 

Sin embargo, con la exigencia de quedarse en casa impuesta en 2020, los agricultores se vieron obligados a recurrir más a sus dispositivos para comunicarse, lo que hizo que estuvieran más abiertos a la adopción de soluciones digitales. Además, las personas están usando cada vez más las plataformas de comercio electrónico para comprar sus víveres.

 

Una encuesta a 2 000 personas que compran en línea llevada a cabo por AMR y EchoMR reveló que el 20 % de las personas entrevistadas en Colombia y México, un grupo al que llamaron “los principiantes”, realizó la primera transacción de comercio electrónico de sus vidas durante la pandemia.

 

La pandemia de la COVID-19 también influenció las preferencias de compra, pues cada vez más consumidores se interesan en saber de dónde vienen sus alimentos debido a la pandemia y esto acelerará el desarrollo de herramientas que permitan la certificación y la trazabilidad.