Escasa vigilancia en fronteras es un riesgo latente para los caballos

Por: 
Diego Castrillón Franco
11 de Agosto 2016
compartir
María Patricia Arias Gutiérrez
La docente reveló sus perspectivas sobre el sector, retos y riesgos sanitarios. Foto: Cortesía.
María Patricia Arias Gutiérrez, es docente e investigadora de la Universidad CES en Medellín. Su formación académica empezó con la medicina veterinaria, luego hizo una maestría en Fisiología del Ejercicio enfocada en caballos y posteriormente un doctorado en fisiopatología equina.
 
Su trabajo está ligado especialmente a solucionar los inconvenientes de los cuadrúpedos dedicados al deporte. Desde hace 19 años está ligada al sector académico, sin dejar a un lado su pasión por los caballos.
 
Durante su diálogo con este diario, Arias Gutiérrez, dio a conocer el panorama del sector equino, los retos, problemas sanitarios y exigencias del mercado. Indicó que el escaso control que hay en las fronteras, especialmente con Venezuela, es un riesgo latente para la salud de los caballos colombianos. (Lea: 10 recomendaciones para prevenir los cólicos en los equinos)
 
CONtexto Ganadero (CG): ¿Cómo ve y percibe el sector equino en Colombia?
 
María Patricia Arias Gutiérrez (MPAG): Desafortunadamente, el sector está un poco atrasado. La principal razón es que la industria equina en Colombia nunca se ha valorado ni proyectado todo su verdadero potencial. Todavía no es claro para muchas entidades si el animal es un caballo, una especie de compañía o de producción; en ese mismo sentido si eso no está claro, la posibilidad de acceder a recursos es un poco limitada. Por ejemplo: dineros para investigación.
 
Lo bueno es que esa visión ya está cambiando en el país y desde hace unos 4 años Colciencias creó una cadena equina, mular y asnar, apuntándole específicamente a la investigación y las prioridades del sector. Viendo y reconociendo la importancia de tener más estudios en caballos, que es el primer problema que tenemos los investigadores que trabajamos con esta especie en Colombia.
 
Si hay recursos para el sector agropecuario y se presenta un gran proyecto que involucre la ganadería, es muy fácil justificarlo porque puede hacerse a partir de la importancia de la cadena alimentaria, mientras que nosotros los que trabajamos con equinos partimos en desventaja. Pero eso está cambiando gracias a Colciencias y otras entidades. (Informe: Conozca las 5 razas equinas más representativas de Colombia)
 
Es necesario darle más fuerza y apoyo al sector así como lo han tenido otras cadenas productivas.
 
CG: ¿Cuáles son las razas equinas que más se están usando en Colombia y con qué fin?
 
MPAG: La principal población equina que tiene el país pertenece a la raza Criollo Colombiano. Algunos expertos del sector pueden decir que la especie aún no ha sido reconocida como raza, pero académica y científicamente podemos decir el país sí la tiene.
 
Es un ejemplar muy particular porque a pesar de que su origen proviene de los équidos que trajeron los españoles, nosotros a lo largo de cientos de años hemos hecho una selección genética importante, a lo que se le suma el manejo lo que nos permitió llegar al prototipo que tenemos hoy en día. Es un animal que tiene unas condiciones fenotípicas muy particulares, así como sus cualidades a la hora de usarse para los deportes y el trabajo.
 
Tenemos otras razas que han venido creciendo en los últimos años como son los caballos españoles o de rejoneo. El caballo pura raza Española, ha elevado su número de especies no solo por las grandes cantidades que se han importado, sino porque en el país también hay criaderos dedicados a la selección y sacar este tipo de criaderos. (Lea: Grado de consanguinidad de equinos se podrá reducir en Colombia)
 
Caso similar al español es el de la raza Árabe, eso se debe a que el enduro o las carreras deportivas a campo traviesa de 80 o 100 km, es un deporte que ha tomado mucha fuerza y se caracteriza por ser muy familiar. El binomio jinete y bestia salen hacer un recorrido extenso, generalmente por paisajes muy bonitos, lo que ha propiciado ese aumento en la cantidad de estas especies.
 
A eso se le suma la moda de los ponis y mini ponis que se han vuelto una moda, eso se debe a que son atractivos para los niños y fácil de tenerlos.
 
CG: ¿A qué amenazas le temen los productores equinos en Colombia?
 
MPAG: La principal amenaza es la entrada y salida de caballos por las fronteras terrestres, siendo Venezuela la más latente. En los Llanos Orientales hay una población enorme de equinos, allí se ven ejemplares para el coleo y de trabajo dedicados a la ganadería o vaquería. En esa región hay una gran concentración de caballos Criollos Colombianos, Cuarto de Milla y cruces de ambos. (Lea: Proyecto de ley favorecerá al caballo criollo colombiano)
 
Sin embargo, he escuchado de colegas y criadores que es un gran problema el ingreso de ejemplares venezolanos por los pasos que unen a las 2 naciones. Además Venezuela es un país en donde el coleo también es un deporte, por lo que se aprovecha la escasa vigilancia y falta de control para entrar équidos al país.
 
El riesgo es tal porque nosotros no tenemos las mismas enfermedades que hay en la nación vecina, incluso los caballos que procedan de allá pueden traer microorganismos patógenos que acá no hay.
 
También hay ausencia de control en los puertos y otros lugares, por lo que se debería emular el trabajo que viene haciendo Chile, que es un país ejemplo en materia de vigilancia epidemiológica en animales y otros sectores. Eso se debe a que son muy rigurosos con la protección de su sanidad animal. Ahí es vital que el ICA, que es la entidad a la que le compete esa labor, haga más presencia más numerosa en los puertos, aeropuertos y fronteras naturales.
 
CG: ¿Qué tipo de patología sufren con mayor frecuencia los caballos en el país?
 
MPAG: Los problemas osteomusculares, es decir, dificultades con aplomos, es algo que se ve con frecuencia en las clínicas. A eso se le suman las enfermedades ortopédicas del desarrollo debidas a un desbalance nutricional por cuenta de que no se absorbe el calcio suficiente en la dieta. (Lea: Uso de purgantes y vitaminas previene males en equinos)
 
También se deben tener en cuenta los agentes infecciosos que varían dependiendo del clima o el manejo. Sin embargo, los cólicos es otro problema que también se presenta con frecuencia en los caballos. Dicha situación nunca va a dejar de suceder porque la anatomía del sistema digestivo del equino es muy particular y eso los hace más susceptibles a tener esta clase de inconvenientes.
 
El estómago, por ejemplo, es muy pequeño en relación con el peso. Mientras que los intestinos grueso y delgado son muy largos, llenos de accidentes y detalles anatómicos que hacen muy vulnerable al animal y lo expone a sufrir torsiones o impactaciones. Así se haga un buen manejo, es una predisposición natural que se presenten los cólicos.
 
CG: ¿Qué está demandando el mercado de los equinos?
 
MPAG: El sector está pidiendo caballos de la raza Criollo Colombiano para conservarla y mejorar su desempeño deportivo en las disciplinas en las que a nivel competitivo se desempeña como son las competencias de pista como son paso fino, trocha, galope y trote.
 
En ese sentido, el medio quiere équidos, como es el caso del paso fino, que tengan un desplazamiento rápido, velocidad, fuerza en su pisada, elasticidad y al mismo tiempo tenga un andar suave para que el jinete se sienta cómodo al dirigirlo. (Lea: 3 tipos de instalaciones para preservar la seguridad de sus equinos)
 
También son necesarios caballos, que a pesar de la selección genética y de los casos de inbreeding (cruce de ejemplares pertenecientes a una misma familia), sin tantas dificultades reproductivas, sin que pierdan su alzada o altura y con una vida deportiva más larga.
 
Aquellos caballos que empiezan a competir muy temprano, la exigencia es muy alta y muchas veces los equinos muy buenos a los 7 u 8 años ya están dedicados a la reproducción porque empiezan a presentar problemas osteomusculares o de otra índole lo que los lleva al retiro.
 
En la medida que logremos tener ese tipo de especies, habrá mayores oportunidades de exportarlos a Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y otros países en donde es muy bien vista nuestra raza. (Lea: 10 recomendaciones para prevenir los cólicos en los equinos)