Aprenda cómo puede desinfectar el suelo usando la energía del sol

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Febrero 2022
compartir
Qué es la solarización, ventajas y desventajas de la solarización, solarizacion para control de malezas, solarizacion de agua, solarización en plantas, importancia de la solarización, solarización en sustrato, suelo, Agua, plantas, malezas, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Con la solarización puede eliminar organismos patógenos o larvas de insectos sin usar ningún tipo de plaguicidas. Foto: agriculturers.com
La solarización es una práctica que aprovecha la energía solar para desinfectar el suelo antes de la siembra, eliminando organismos patógenos y reduciendo poblaciones de larvas de insectos y semillas de plantas. En CONtexto ganadero le contamos cómo lo puede hacer en su predio.

 

Se trata de un tratamiento hidrotérmico que aprovecha la temperatura de la energía del sol, así como el vapor del agua presente en el suelo. Este proceso se activa al cubrir el suelo húmedo con plástico transparente, durante la época de mayor radiación solar.

 

Así lo definió la “Guía técnica para la difusión de tecnologías de producción agropecuaria sostenible”, documento del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica. (Lea: ¿Se puede eliminar la maleza sin químicos? Conozca un caso de éxito en Cundinamarca)

 

Y añadió: “Es una alternativa ambientalmente amigable, ya que la energía solar y el vapor de agua son recursos limpios que pueden aprovecharse para desinfectar el suelo a través de la solarización, sin provocar contaminación y con un nivel de efectividad similar al de los desinfectantes químicos”.

 

La publicación explicó que se utiliza con cultivos como el melón y hortalizas, aunque su uso más común es en almácigos o semilleros, ya sea a campo abierto o en invernadero. Además, esta práctica es compatible con otras tecnologías en el manejo integrado de cultivos.

 

 

Condiciones básicas

 

  1. La solarización suele funcionar mejor en la época más calurosa del año.
  2. Es una acción combinada del calor y la humedad. Para lograr una adecuada desinfección, hay que asegurarse que el suelo se mantenga húmedo durante el período de la cobertura, ya que el agua conduce el calor a través del suelo.
  3. Para mejores resultados se requiere de un encamado, para luego colocar el plástico sobre las camas o eras. El suelo en las camas debe estar nivelado y desmenuzado.
  4. El plástico debe ser transparente. Se recomienda usar plásticos con un grosor entre 25 y 50 micras. Deben hacerse pruebas con diferentes grosores para identificar el más efectivo para las condiciones particulares de la zona.
  5. Se requiere un tiempo de exposición de 30 a 45 días en la época seca y de seis a ocho semanas en la época lluviosa.
  6. Existen algunas plantas de crecimiento espontáneo muy resistentes a este tratamiento, por lo que la solarización puede resultar inefectiva, obligando a emplear otros métodos de control.
  7. Normalmente la solarización funciona mejor en zonas cálidas. Para su uso en zonas de clima frío, se recomienda experimentar antes para conocer sus resultados.

 

 

Principios de la solarización del suelo

 

En este mismo sentido, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA) explicó que su efectividad para desinfectar el suelo depende de varios factores: características y temperatura del suelo, humedad, longitud del día e intensidad solar, y cualidades de la película plástica.

 

Al hablar sobre el nivel de agua en el terreno precisó que “la transferencia de calor se aumenta por la humedad del suelo, y su crecimiento se ve favorecido, haciendo que se vuelvan más vulnerables a los efectos letales del aumento de la temperatura de la solarización”.

 

En cuanto a la película plástica, reseñó que es mejor una de baja intensidad debido a su flexibilidad, resistencia a la tensión y resistencia. En cuanto a materiales, el polietileno funciona mejor por ser transparente a la radiación solar y completamente opaco a la radiación terrestre.

 

Finalmente, “la absorción de la radiación solar varía de acuerdo con la coloración, textura y estructura del suelo. En igualdad de condiciones, un patógeno es más afectado en un suelo arcilloso que en uno arenoso”, remató.

 

 

Cómo se hace

 

Primero se deben hacer las camas. Hay que asegurarse de que el suelo esté nivelado y desmenuzado, libre de plantas de crecimiento espontáneo, terrones o piedras que puedan dañar el plástico o crear bolsas de aire que reduzcan la conducción del calor.

 

Cuando las camas estén hechas, la tierra debe remojarse bien. Luego se coloca el plástico transparente, cubriéndolas totalmente y se sellan todas las orillas para evitar el escape de calor. (Lea: Estos son algunos ejemplos de plantas que funcionan como biopesticidas)

 

Dependiendo del cultivo, el plástico se deja entre 30 a 45 días para que la solarización haga efecto, eliminando hongos, nemátodos, larvas de insectos, entre otros. Durante ese tiempo, se aprovecha la energía del sol para producir vapor de agua y aprovechar su acción desinfectante.

 

Si durante la época seca se usa por más tiempo, podría dañar a microorganismos benéficos del suelo, por lo cual se recomienda un menor tiempo que en época lluviosa. (Lea: ¿En qué consiste el abono bokashi y qué otros ingredientes tiene además de estiércol?)

 

Transcurrido el tiempo de solarización, se quita el plástico y se recoge, disponiendo adecuadamente de él. Debe evitarse remover el suelo en las camas. A continuación, se procede a la siembra.