Brasil proyecta cosecha récord de granos impulsada por el maíz

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Octubre 2021
compartir
granos, maíz, soya, cereal, oleaginosas, Compañía Nacional de Abastecimiento, Brasil, Conab, Ministerio de Agricultura, campaña 2021/2022, cosecha, productores, humedad, Lluvias, siembras, pronósticos meteorológicos, la niña, productividad, área sembrada, importación, exportación, argentina, Paraguay, proveedor, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Brasil espera alcanzar una producción récord de granos impulsada por el maíz lo cual permitiría que los precios disminuyeran. Foto: infocampo.com.ar

La Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de ese país, estimó para la campaña 2021/2022, un cosecha de granos de 288,61 millones de toneladas, un 14,2 % más que en el ciclo anterior.

 

Los productores brasileños aprovechan la buena humedad acumulada durante septiembre y las lluvias abundantes que se registran en lo que va de octubre para avanzar con las primeras siembras de maíz y de soya.

 

Este crecimiento se dará a pesar de un tiempo más seco de lo normal derivado de los pronósticos meteorológicos que dan un 66 % de probabilidad de tener sobre la región una nueva fase Niña durante el trimestre octubre/diciembre, con posibilidad de prolongar sus condiciones hasta el inicio del otoño. (Lea: ¿Qué papel juegan EE. UU., China y Brasil en la subida del precio del maíz?)

 

De acuerdo con la Conab el resultado superior obedece a una mejora de la productividad más que a un incremento del área sembrada.

 

En efecto, mientras la intención de siembra general fue proyectada en 71,53 millones de hectáreas, un 3,6 % por encima de los 69,02 millones de la campaña 2020/2021, la productividad por hectárea fue calculada en 4,04 toneladas, un 10,1 % arriba de las 3,67 toneladas del ciclo agrícola precedente.

 

El protagonista central para que Brasil logre una cosecha récord será el maíz, que tuvo una muy mala campaña 2020/2021 por condiciones climáticas adversas que afectaron la safrinha –así se denomina a la segunda de las tres cosechas brasileñas, que se siembra tras la recolección de soya y que es la que aporta cerca del 75 % del total del cereal– y que derivaron en un volumen de producción de 87 millones de toneladas, un 15,1 % por debajo de los 102,52 millones recolectados en el ciclo 2019/2020, informó la Compañía.

 

Ahora, tal es el protagonismo previsto para el cereal por la Conab que del salto total de la cosecha brasileña de granos entre campañas, de 35,87 millones de toneladas, 29,31 millones corresponden al maíz, dado que el organismo proyecta la producción 2021/2022 en 116,31 millones de toneladas, una marca que, de lograrse, será récord.

 

Ese volumen le permitiría a Brasil recomponer las bajas existencias domésticas que en los últimos meses elevaron el nivel de los precios internos y que pusieron a firmas productoras de ganado (bovino, porcino y aviar) a importar maíz desde la Argentina y Paraguay, y recuperar terreno en el mercado de exportación. (Lea: Precio del maíz alcanza un máximo histórico que no se veía desde hace 8 años)

 

En ese sentido, desde los 22 millones de toneladas previstos para las ventas externas de maíz en la campaña 2020/2021, la Conab elevó la proyección 2021/2022 hasta los 39 millones de toneladas, un nivel que volvería a poner a Brasil en la disputa con la Argentina por el segundo escalón de los principales proveedores globales. Cabe señalar que para el actual ciclo comercial las exportaciones argentinas se prevén en 38,50 millones de toneladas.

 

Actualmente en Brasil se está sembrando el maíz de la primera cosecha que ingresaría en el circuito comercial desde fines de enero. En detalle, la Conab proyectó el volumen de la primera cosecha en 28,33 millones de toneladas; el de la segunda, en 86,32 millones, y el de la tercera, en 1,67 millones.

 

Entre tanto y según el análisis hecho por la Conab, la producción de soya en la campaña 2021/2022 será en Brasil de 140,75 millones de toneladas, un 2,5 % mayor que los 137,32 millones del ciclo precedente, por lo que consolidaría el crecimiento constante que registra la oleaginosa en el principal productor y exportar mundial, además de constituirse en una marca récord. Para ese fin, la intención de siembra fue ubicada en 38,92 millones de hectáreas, también un 2,5 % arriba del dato 2020/2021, de 38,92 millones de hectáreas.