Conozca este paso a paso para elaborar lombricompost

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Junio 2022
compartir
paso a paso para hacer lombricompost
Este es un paso a paso para hacer lombricompost en su predio, usando lombrices para descomponer la materia orgánica y convertirla en humus. Foto: lafertilidaddelatierra.com

Vea aquí una guía para hacer lombricompost o vermicompost en su predio. Las lombrices descomponen la materia orgánica y la convierten en humus. 

 

La “Guía técnica para la difusión de tecnologías de producción agropecuaria sostenible”, documento del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica indicó que para este tipo de compost se usa la lombriz roja californiana.

 

Esta descompone la materia orgánica y la convierte en humus, el residuo orgánico no digerido que sirve de abono. Su consumo diario equivale a su propio peso, convirtiendo un 60 % en humus. (Lea: Lombricompost ayudaría a degradar plaguicida en los suelos)

 

Una lombriz adulta pesa entre 0.8 y 1 gramo y produce una descendencia de unas 1500 lombrices por año. Ellas son muy sensibles a la luz por lo que, para producir este tipo de abono, se necesita un sitio bajo techo. Se siguen los siguientes pasos:

 

  1. Se selecciona un sitio aislado de plagas como hormigas o pájaros, lejos de árboles resinosos y tóxicos como pino y eucalipto y lejos de plaguicidas.
  2. Se seleccionan los materiales que servirán de alimento a las lombrices. Puede emplearse solo estiércol fresco de vaca o caballo o combinarlo en capas con materia vegetal fresca como broza de café, hojas o pasto. No deben usarse desechos domésticos que tengan carne o grasa ni residuos de banano o plátano, cuyas sustancias son tóxicas para las lombrices.
  3. Para albergar a las lombrices, se diseñan cajones de donde ellas no logren escapar. Pueden hacerse lechos directamente sobre el suelo con paredes de concreto o madera, o bien, fosas de 50 cm de profundidad. También pueden fabricarse cajones de madera y ubicarlos a 1 metro sobre el suelo.
  4. Si se opta por un lecho directamente sobre el suelo, se preparan las camas de 1,5 x 1m x 40 cm de alto y se colocan 15 cm de alimento fresco en el fondo. (Lea: Producción de vermicompost, nueva fuente de ingreso para pequeños ganaderos)
  5. Hay que regar periódicamente, sin exceso ni chorros directos. Puede comprobarse si la humedad es la correcta, apretando la mezcla con la mano; el líquido no debe escurrirse entre los dedos.
  6. Se agrega alimento fresco cada 10 días, o cuando sea necesario, llenando hasta una altura de 5 cm sobre el nivel actual.
  7. El abono estará listo después de 3 o 4 meses, cuando su color sea negro, su textura suelta y no se pueda distinguir la materia original.
  8. Cuando el abono colme el cajón, se separade las lombrices colocando encima una malla con comida fresca por 5 días para atraerlas y hacerlas salir. Luego, se retira la malla. Se repite una o más veces para no perder lombrices en forma significativa.
  9. Como resultado de este proceso, se obtienen dos productos: El abono orgánico y una cantidad de lombrices mucho mayor que la inicial. (Lea: Así contribuye el compost a recuperar suelos degradados)
  10. El abono resultante puede emplearse en la propia finca o puede venderse a los vecinos. Las lombrices se trasladan a otra abonera o pueden comercializarse.

 

 

Lombricompost en Colombia

 

De acuerdo con Carlos Ordóñez, gerente técnico del Grupo Monteverde y vicepresidente de la Asociación Colombiana de Compostadores (Asocompost), consultado por Agronegocios, Colombia produce entre 900 000 y 950 000 toneladas de abonos orgánicos, de los cuales el compost representa 90 % del total, mientras que 10 % restante es lombricompost.

 

Además, aseguró que más de 50 % de la producción de abonos orgánicos se utiliza en autoconsumo de cultivos como palma africana y caña de azúcar. (Lea: 3 historias del buen uso del compost en lugar de fertilizantes)

 

“El desarrollo del humus, compost, lombricompost o bokashi si bien si ya se genera en el país, aún no es muy grande pues hay cerca de 55 000 hectáreas en producción orgánica, mientras que en Brasil y Argentina hay más de dos millones de hectáreas. Falta mucho más apoyo del Gobierno”, señaló Luis Betancur, presidente de Fedeorgánicos.