Conozca soluciones de riego con energías alternativas que proyecta el gobierno

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Noviembre 2020
compartir
riego, agua, agricultura familiar, pequeños productores, economía campesina, plan de riego y drenaje, producción agropecuaria, ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero
Diversas alternativas para acceder al riego ofrece el gobierno para la economía campesina haciendo uso de diversos elementos. Foto: indap.gob.cl

En las labores agrícolas y pecuarias el agua es un factor fundamental para la productividad y poder acceder a este bien no siempre es fácil.

 

Con el propósito de impulsar el desarrollo de la agricultura familiar y la economía campesina (ACFC), el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y otras entidades del sector, elabora el plan de riego y drenaje en zonas de agricultura familiar. (Lea: Gobierno adelantará Plan de Riego para impulsar la economía familiar campesina)

 

Son $1,57 billones destinados para que en los próximos 11 años se beneficien más de 95.000 hectáreas, con la implementación de 3 estrategias: soluciones alternativas de riego, inversiones en distritos de riego y asociatividad.  

 

Por medio del Plan, se atenderá la necesidad de agua para producción agropecuaria que tienen los productores rurales que hagan parte de la ACFC. Esto se logrará mediante cuatro estrategias: promover y ejecutar soluciones alternativas de riego; construir distritos de riego de pequeña escala y ejecutar acciones para la rehabilitación, conservación y mantenimiento de los existentes; promover la asociatividad en riego; y, promover las prácticas adecuadas para el uso eficiente del agua y el suelo.

 

La Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) ha trabajado en la proyección de cuatro soluciones alternativas individuales de acceso al agua.

 

La primera es para zonas con alto potencial de energía solar o eólica y que cuente con fuente hídrica superficial o subterránea regulada. (Lea: ¿Cómo está Colombia en materia de riego?)

 

La segunda corresponde a zonas con baja disponibilidad de recurso hídrico superficial, en las que exista una infraestructura o una superficie que permita realizar una captación y almacenamiento de agua lluvia y que, por tener potencial fotovoltaico o eólico, puedan usar energías alternativas.

 

La tercera se refiere a sistemas de riego a partir de la energía hidráulica disponible en el lugar de implementación. Para estas zonas se debe disponer del recurso hídrico superficial regulado y unas condiciones de topografía que garanticen el funcionamiento del sistema.

 

La cuarta provee soluciones de riego en zonas con baja disponibilidad del recurso hídrico superficial y con potencial de energía hidráulica con cosecha de agua.

 

Según el director técnico de Uso Eficiente del Suelo y Adecuación de Tierras de la UPRA, Daniel Alberto Aguilar, “estas soluciones son muy importantes para el sector agropecuario porque ayudan a los productores a prevenir eventos climáticos no deseados como las heladas o las sequías”. (Lea: Se recuperarán y pondrán en marcha tres grandes distritos de riego)

 

Añadió que “además de generar el riego necesario para incrementar la producción de la zona, aumenta la diversificación y programación del cultivo, mejora la calidad, ayuda a la prevención y reducción de efectos por eventos climáticos como la sequía o las heladas y aporta al medio ambiente disminuyendo la presión sobre el recurso hídrico superficial y las emisiones de gas de efecto invernadero”.

 

El riego solar, por ejemplo, ya no incorpora combustibles fósiles, lo que lo convierte en una alternativa amigable con el medio ambiente, indicó.

 

La focalización se hará bajo criterios técnicos, para priorizar las necesidades estratégicas de soluciones alternativas de acceso al agua, proyectos de distritos de pequeña escala en la Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria y promoción de la asociatividad en materia de adecuación de tierras, en la cual se observa la intersección de áreas como el espacio geográfico en el que se deberá realizar estudios pertinentes para determinar las necesidades de riego y la tipología más adecuada de solución acorde con el productor y su sistema productivo.

 

De las 18,5 millones de hectáreas de las áreas potenciales para adecuación de tierras con fines de irrigación, 4.152.538 hectáreas serían el objetivo donde se pueden aplicar estas soluciones tecnológicas apropiadas de riego alternativo para agricultura familiar que incluye municipios PDET. (Lea: Metas en materia de riego al 2022)

 

Según el Sipra existen 45.089 familias que se benefician con distritos de riego polígono de las cuales 35.240 se favorecen de los distritos grandes, 5.271 de los medianos y 4.578 de los pequeños.