Ensilaje de maíz con forraje de soya, ¿qué tan bueno es?

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Septiembre 2022
compartir
Ensilaje de maíz con forraje de soya
Ensilaje de maíz con forraje de soya es una alternativa ideal, ya que este último le aporta la proteína y nitrógeno que necesita el cultivo del maíz. Foto: pregonagropecuario.com - alltech.com

Muchas veces, el régimen de lluvia limita la disponibilidad de pasto durante el verano, lo que afecta la productividad. Conozca por qué usar ensilaje, especialmente con forraje de soya y otros productos. 

 

La revista Espamciencia para el agro expuso un artículo en el cual se dice que el ensilaje es una técnica de conservación que se aplica a nivel mundial, siendo el de maíz el más conocido por sus innumerables bondades. Sin embargo, el bajo contenido de nitrógeno de esta planta, hace que se traslade el valor al ensilaje, por lo que el aporte nutricional al sistema ruminal termina siendo restringido. (Lea: Recomendaciones para lograr un buen ensilaje de maíz para el ganado)

 

Esta situación hace necesaria la búsqueda de alternativas para incrementar el contenido proteico para mejorar su calidad y con esto, la productividad del animal.

 

Por esa razón, el texto mencionado está basado en una investigación en la cual los autores tuvieron como objetivo cuantificar la capacidad de fermentación y calidad nutricional del ensilaje de maíz, con inclusión de fuentes de nitrógeno como gallinaza y forraje de soya.

 

Estos productos mencionados fueron usados ya que la gallinaza es una alternativa con elevado contenido de nitrógeno proteico y no proteico, siendo de gran utilidad para la alimentación de los rumiantes. Por su parte, la soya es una fuente de nitrógeno sostenible con madurez, que tiene alta solubilidad e incrementa con el proceso de ensilaje.

 

El estudio estuvo conformado por siete tratamientos y cuatro repeticiones, cada una constituida por un micro-ensilaje de maíz más un aditivo nitrogenado de 60 días de fermentación, contenido en un tanque de plástico de 20 litros de capacidad. (Lea: Recomendaciones para el uso del silo de maíz como suplemento para el ganado)

 

Los tratamientos fueron:

 

- T1: Forraje de maíz solo o control (FM)

- T2: Maíz con inclusión de 10% de forraje de soya (FS10)

- T3: Maíz con 20% de forraje de soya (FS20)

- T4: Maíz con 30% de forraje de soya (FS30)

- T5: Maíz con 5% de gallinaza (G5)

- T6: Maíz con 10% de gallinaza (G10)

- T7: Maíz con 15% de gallinaza (G15).

 

Cabe resaltar que todos los micro-ensilajes fueron mezclados con 3% de melaza en relación al peso.

 

En los resultados los investigadores encontraron que la inclusión de gallinaza y de forraje de soya en el proceso de ensilaje del forraje de maíz tiene efectos positivos relacionados con el incremento de las características nutritivas y fermentativas de esta gramínea forrajera. 

 

El forraje de soya mejoró el contenido de proteína, así como las concentraciones de las variables de fermentación, por lo que estas respuestas hacen considerar que el uso de forraje de soya es una buena alternativa para corregir las deficiencias nutricionales con las que cuenta, y es bien sabido por todos, el forraje de maíz. (Lea: La soya, un sistema productivo con variadas oportunidades)