La COVID-19 impulsó estrategias de comercialización agropecuaria

Por: 
CONtexto ganadero
07 de Julio 2020
compartir
sector agropecuario, productores, Mercados campesinos, ventas a domicilio, ventas por internet, agricultura campesina, circuitos cortos de abastecimiento, insumos, logística, Pandemia, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
A raíz de la cuarentena por la COVID-19 los productores han debido buscar alternativas de comercialización como los mercados campesinos o las ventas por internet. Foto: vivirenelpoblado.com

Uno de los sectores que no ha parado durante la COVID-19 ha sido el agropecuario y por eso los productores han tenido que recurrir a diversas estrategias para la comercialización.

 

Organizaciones de agricultura campesina, familiar y comunitaria del país están desarrollando iniciativas para mantener la producción y poder comercializar sus productos.

 

En Caquetá, Meta, Cundinamarca y Bogotá se han desarrollado estrategias de circuitos cortos de abastecimiento que han permitido la adquisición de insumos para la producción y la venta de productos frescos, contrarrestando así las restricciones logísticas originadas por la pandemia y reduciendo la distancia entre productores y consumidores. (Lea: Agrosavia y sus aliados aportan al abastecimiento nacional)

 

De acuerdo con un reporte de la FAO Colombia, entre los ejemplos de circuitos cortos de abastecimiento se encuentran las ferias o mercados campesinos, ventas a domicilio o por internet, proveeduría de mercados públicos locales como la alimentación escolar, ventas directas a restaurantes, entre otros.

 

En Caquetá, la Corporación Ambiental para el Fomento del Turismo y Desarrollo Rural Integral Comunitario (Corcaraño), integrada por 22 mujeres, trabaja en la estrategia de mercados campesinos y el agroturismo comunitario, fortaleciendo a más de 40 familias de los corregimientos de Caraño, Danubio y Orteguaza, en el municipio de Florencia.

 

Durante el aislamiento, Corcaraño ha realizado 7 mercados, triplicando la demanda de alimentos y abasteciendo, en promedio, a 133 consumidores en cada jornada de mercado con una oferta de 64 productos agropecuarios y una fidelización de clientes del 78 %.

 

En el Meta la FAO, en asocio con Ecopetrol, desarrolló una estrategia de mercados a domicilio con el apoyo de la alcaldía de Villavicencio y Mercaorinoquía. Allí participan productores de la capital del Meta, y los municipios de Acacías, Guamal y Castilla La Nueva, principalmente, al igual que organizaciones campesinas de otros municipios de ese departamento y de Cundinamarca. (Lea: Tolima: protagonista en el Plan de Abastecimiento del Centro del país)

 

Este sistema ha sido innovador en el uso de tecnologías de información, pues inicialmente los pedidos se hacían por teléfono y Whatsapp, pero ahora se hacen mediante una aplicación.

 

De esta forma se ha logrado contar con una oferta de al menos 183 productos alimenticios a disposición de los hogares de esa región.

 

En Cundinamarca, con el objetivo de evitar la concentración de productores y alimentos en la Central de Abastos (Corabastos), se ejecutó una estrategia de circuitos cortos en los municipios de Vianí, Nocaima, Sasaima y Villeta con 11 asociaciones de productores que comercializan sus productos en la plaza de mercado de Facatativá. La idea es extenderlo a los municipios de Zipaquirá y Cáqueza. (Lea: Compromiso por el abastecimiento alimentario del centro del país)

 

Los productos se comercializan en tamaño de canastilla siendo muy atractivos para los comerciantes minoristas de la zona.

 

Finalmente, en Bogotá, junto con la Secretarías de Desarrollo Económico y Salud, la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias (UAEOS), el Ejército Nacional y cinco organizaciones campesinas solidarias (Asociación Agropecuaria de Mujeres de Rionegro, Asociación de Productores Agropecuarios con Visión y Emprendimiento, Asociación Mutual Agropolitana y Corporación Social Servimos) se desarrolló una estrategia donde la institucionalidad aporta los bienes públicos y protocolos para la venta de los productos de las asociaciones, mientras que la UAEOS y el Ejército apoyan la logística.

 

El proyecto promueve el pago a través de diversas plataformas tecnológicas y ha permitido, en un mes, comercializar más de 92 toneladas de alimentos en 3.600 mercados que beneficiaron a 1.445 familias agricultoras de Tolima, Cundinamarca, Meta, Boyacá y Bogotá rural. La estrategia se consolida como una alternativa de abastecimiento en la capital de país dinamizando los territorios a través de los circuitos cortos de comercialización. (Lea: Conozca cómo aprovechar “El campo a un clic”)

 

“Con estas iniciativas, FAO Colombia busca apoyar el desarrollo de servicios de distribución de última milla en las grandes ciudades, promoviendo el uso de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TICs) que permitan a las organizaciones de agricultura familiar agregar valor y ampliar su participación en la cadena de suministro y garantizando el permanente suministro de alimentos en estos tiempos de crisis”, señaló el organismo internacional.