La deforestación mundial estará ante los ojos de todos

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Noviembre 2013
compartir
Mapa de deforestación del Forest Change
Global Forest Change es un mapa interactivo que hace un seguimiento al estado de los bosques en todo el planeta. Foto: Global Forest Change.
Investigadores del departamento de Geografía de la Universidad de Maryland, en EE.UU., crearon un aplicativo en Google Maps que hace evidente la deforestación mundial.
 
El pasado 18 de noviembre se prendieron las alarmas sobre la Amazonía brasileña: la deforestación de esa zona considerada el "pulmón del mundo" aumentó 28% en 12 meses, luego de años de caída de la destrucción de la selva. La cifra de 5.843 kilómetros cuadrados de Amazonía deforestados entre agosto de 2012 y julio de este año fue divulgada  por la ministra brasileña de medio ambiente, Izabella Teixeira.
 
Se trata de un aumento superior al que esperaba el propio Gobierno, que el año pasado anunció el menor nivel de deforestación desde que empezó a medir esa actividad en 1988. Esto motivó que la reciente cumbre de la ONU, llevada a cabo en Varsovia, se acordara financiar planes para combatir esta problemática en todo el mundo.
 
¿Cómo evoluciona esta fenómeno en todo el mundo? ¿Cuáles son los países más afectados? Estas y otras preguntas pueden ser resueltas por Global Forest Change, una herramienta digital que funciona como mapa interactivo y hace un seguimiento al estado de los bosques en todo el planeta. (Lea: Colombia perdió más de 295 mil hectáreas de bosque entre 2011 y 2012)
 
La aplicación, que se encuentra a través de Google Maps, tiene además datos históricos en torno al avance de la deforestación desde 2002 hasta 2012 y muestra como los grandes incendios, tornados y tala indiscriminada han ido diezmando la vegetación. “Recogiendo los datos de más de 600 mil imágenes por satélite, en el mapa podemos desplegar distintos tipos de datos: la ganancia de zonas de bosque en este período 2000-2012, la pérdida de zonas forestales, la extensión de las zonas verdes a nivel geográfico”, señalan los desarrolladores de la aplicación.      
 
El mapa muestra las zonas de bosques en verde, y en rojo marca los lugares donde se ha perdido la vegetación. Además, cuenta con la opción de hacer zoom para ver zonas específicas del mapa. “Es interesante visualizar en detalle distintas zonas para averiguar en qué puntos ha habido una deforestación importante, y es el mismo mapa el que nos sugiere observar zonas ejemplo como los bosques rusos y fineses, los bosques de Indonesia o la vegetación de la zona de Alabama, todas ellas afectadas por la deforestación o por fenómenos naturales como tornados”, aseguran los científicos de Maryland.
 
Actualmente, la herramienta revela una pérdida de un millón y medio de kilómetros cuadrados de follaje, un bosque del tamaño de Alaska y algunas de las conclusiones a las que han llegado a partir de los datos analizados son, por ejemplo, que Sumatra ha perdido más del 50% de su zona forestal en los últimos 30 años.
 
Por ahora, Global Forest Change, se actualizará cada seis meses, pero los científicos de la Universidad de Maryland esperan hacerlo cada mes para que se convierte en una plataforma útil y eficaz al momento de monitorear la efectividad de los programas de conservación de bosques.
 
América Latina, principal foco de deforestación
 
Cuatro de los cinco millones de hectáreas que se deforestan anualmente están en Latinoamérica, señalaron voceros de la FAO durante la XXVII Comisión Forestal para América Latina y el Caribe, llevada a cabo el año pasado, y sugirieron que la región debe aprovechar su crecimiento económico para revertir esa tendencia, que equivale al 80% de lo que se deforesta en el mundo cada año. (Lea: Tecnología satelital busca controlar la deforestación en tiempo real)
 
En declaraciones a la agencia EFE, el subdirector del Departamento Forestal de la FAO, el español Eduardo Rojas, señaló: "creemos que existen muchas oportunidades para frenar esta situación porque la región ha dado un salto institucional y económico enorme en los últimos 15 años".
 
Rojas detalló además que ahora se trata de revertir la pérdida de los bosques "a través de incentivos relacionados con el cambio climático" y buscando un "enfoque mucho más social de la sostenibilidad", reforzando la gestión forestal comunitaria, abordando aspectos de la tenencia de la tierra y aplicando políticas más participativas.