¿Qué características definen a un bosque comestible?

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Mayo 2022
compartir
bosque comestible
Un bosque comestible o jard{in forestal es un sistema de producción que emula los ecosistemas naturales. Foto: agrohuerto.com

El bosque comestible combina árboles frutales, arbustos, herbáceas y trepadoras para crear sistemas de producción de alimentos de bajo mantenimiento. Con este diseño se busca que las especies se combinen para imitar un bosque natural con su diversidad de estructura y funciones.

 

El portal 52 Climate Actions (52 acciones para el clima) explicó que los bosques comestibles o jardines forestales son sistemas de producción de alimentos que buscan emular los ecosistemas boscosos naturales lo más fielmente posible.

 

De este modo, consisten principalmente en plantas perennes que son útiles o productivas para la agricultura, y que crecen como lo harían en la naturaleza. (Crónica: Así es la finca Canarios que implementa ganadería regenerativa)

 

Si bien esta estructura es universal, cada bosque o arboleda está compuesto únicamente por especies que son específicas de su clima y ubicación. Los bosques templados consisten en 7 capas, en tanto que los tropicales pueden presentar hasta 13.

 

 

Características de un bosque comestible

 

De acuerdo con el documento “Permacultura y cambio climático” de Ricardo Macedo, a continuación se presentan las características de un bosque comestible y las funciones que cumple el diseño de este ecosistema:

 

  1. La mayoría de las plantas siguen vivas año tras año sin la necesidad de estar sembrándolas cada año, es decir, son plantas perennes.
  2. Crecen juntas muchas especies, es decir, es un sistema en policultivo.
  3. Cada planta contribuye al éxito del huerto porque cumple varias funciones, es decir, es un sistema multifuncional.
  4. Las plantas sirven para comer, es decir, es un ecosistema comestible.
  5. Además es un sistema multiusos, ya que las plantas además de comida, también proveen: leña, fibras, forraje, nutrientes y plantas medicinales.

 

Algunas de las ventajas que proporciona este tipo de arreglos que asemeja a un bosque natural son:

 

  1. Un alto nivel de estabilidad de nutrientes.
  2. Un alto nivel de biodiversidad, interdependencia y cooperación natural.
  3. Una gran capacidad de adaptarse a las dificultades (sequía, heladas, etc.), a esta capacidad se le llama resiliencia.
  4. Un bajo nivel del uso de energía basada en el petróleo y los fertilizantes químicos.

 

 

Metas del sistema del bosque comestible

 

1. Cultivar una abundante diversidad de comida deliciosa junto con otros productos de utilidad. y nutritiva

 

Lo que se busca con un bosque comestible es producir comida con el máximo rendimiento y la menor cantidad de energía invertida. Para ello, se usan cultivos diferentes en su forma de crecimiento, cosecha y manejo, y que utilicen diferentes espacios dentro del área.

 

 

2. Crear un ecosistema estable y resiliente, que se mantenga y se renueve a sí mismo gracias a la energía solar y a los nutrientes de la tierra

 

El bosque comestible debe producir durante un largo periodo de tiempo, esto es, que tenga resiliencia. Esta es la habilidad de un sistema de volver a su estado original bajo condiciones de estrés (sequía, exceso de lluvia o humedad, helada, falta de manejo, etc.).

 

Por ejemplo, en muchos ecosistemas húmedos templados y tropicales el bosque o la selva regresarán una vez que hayamos dejado de estresar el paisaje con mala agricultura o ganadería. Las plantas perennes son usualmente más resilientes que las anuales.

 

Al decir que el ecosistema debe mantenerse a sí mismo, esto significa que ya no hay que hacer las labores como deshierbe, riego, adición de nutrientes, control de plagas, preparación constante del suelo y todas las cosas que requiere un huerto o un cultivo normal.

 

Esto se obtiene con un buen diseño que incluya plantas y animales que juntas provean las funciones esenciales que necesita el sistema para evitar las tareas habituales de la agricultura. (Lea: ¿Por qué se aconseja o se desaconseja realizar el barbecho?)

 

En consecuencia, la función del productor, como estipuló el autor, es “guiar la sucesión y evolución de las plantas, introduciendo o quitando ciertas plantas para minimizar la competencia y maximizar la cooperación”.

 

 

3. Proteger y restaurar la salud del ecosistema

 

Esto lo hace estableciendo y elevando el hábitat para especies silvestres en peligro, insectos benéficos y plantas, o mejorando procesos como la filtración del agua de lluvia, purificación del aire, conservación de nutrientes, conservación de suelos y almacenamiento de biomasa.

 

También reduce el impacto de la agricultura industrial con fertilizantes y pesticidas tóxicos y minimizando la abundancia de especies oportunistas. Asimismo, contribuye al proveer de comida, plantas medicinales y otros productos para el consumo local.

 

 

4. Mejorar las sustentabilidad económica

 

Producir comida, leña y plantas medicinales reduce gastos. De igual modo, una mejor nutrición, ejercicio moderado y la atmósfera de un bosque comestible contribuyen a la salud. (Lea: ¿Qué es, cómo se hace y para qué sirve la doble excavación?)

 

Macedo reconoció que “normalmente, hacer un bosque comestible requiere una inversión inicial de tiempo y materiales, pero una vez que el bosque está establecido, el costo de mantenimiento y de producción de comida es muy bajo”.

 

 

5. Cultivar una nueva forma de participación de las personas dentro del paisaje cultural y natural

 

El bosque comestible permite una nueva relación con el ecosistema, “una relación que nos invita a ver cómo podemos y debemos interactuar con el ambiente para satisfacer nuestras necesidades y respetar los derechos del resto de los miembros de la comunidad del planeta”.

 

6. Mantener la belleza, la elegancia y el espíritu del paisaje