Así ha brindado Alpina asistencia técnica a los ganaderos

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Octubre 2022
compartir
ganaderos reciben asistencia tecnica de Alpina
Alpina brinda asistencia técnica al 100 % de sus proveedores de leche con 4 visitas al año para reforzar temas de calidad y productividad. Foto: Cortesía

Conozca cómo es el trabajo de capacitación de Alpina con los más de 3000 ganaderos distribuidos en 5 departamentos que proveen leche a esta procesadora. Esta labor consiste en aleccionar a los productores en temas relacionados con la actividad para elevar su rendimiento y así mejorar su calidad de vida.

 

En entrevista con CONtexto ganadero, Ana María Gómez Giraldo, gerente de Aprovisionamiento Agropecuario de Alpina, reveló que la procesadora de lácteos inició procesos de capacitación con los ganaderos casi desde los inicios de la compañía a mediados del siglo XX.

 

“Nosotros brindamos asistencia técnica donde aseguramos mínimo 4 visitas al año en temas de productividad, donde cada módulo de productividad se hace por trimestres para tratar de tener una cobertura, dependiendo de los ciclos y la cobertura ambiental”, aseguró.

 

Alpina acopia y procesa leche procedente de 5 departamentos: originalmente de Boyacá y Cundinamarca, y posteriormente se expandió a Antioquia, Cauca y Nariño, donde atienden a todos sus proveedores. (Lea: Pulverizadora de Alpina entraría a operar en el 2º semestre)

 

Si bien son 4 visitas obligatorias, una por trimestre, también acuden cuando los ganaderos quieren fortalecer temas como el manejo sanitario, calidad de leche, disposición de residuos, entre otros. En 2021 completaron 4600 visitas, y a inicios de septiembre pasado iban en 3500.

 

En la cuarentena impuesta en 2020 para mitigar el contagio por coronavirus, con el fin de evitar el contagio de ganaderos y trabajadores, atendieron casos puntuales cuando se presentaban irregularidades en la calidad de la leche, así como hicieron capacitaciones o visitas virtuales.

 

 

La asistencia técnica mejora la calidad de la leche

 

“(Gracias a estas capacitaciones), Alpina ha obtenido logros importantes. En tema de calidad estamos por debajo de 25 000 unidades formadoras de colonia (UFC) cuando el país maneja 70 u 80 mil UFC por cada cm3 de leche”, enfatizó la gerente de Aprovisionamiento Agropecuario.

 

Y agregó: “En temas de células somáticas, Alpina fue la primera compañía en medir estas células que indican mastitis o infección de la ubre, tenemos unos conteos promedio de 200 a 250 mil”. (Lea: Alpina le apuesta a la sostenibilidad y a la leche colombiana)

 

En cuanto a productividad, destacó que en promedio se registran 17 litros diarios por vaca en ganadería especializada, mientras que los más pequeños obtienen entre 4 y 5 litros, en tanto que en carga animal manejan un promedio de 2 vacas por hectárea.

 

Ya tenemos unos 12 000 a 12 500 l por hectárea al año, que es una productividad muy buena. Obviamente tenemos ganaderos que tienen muchas oportunidades de mejora y tenemos otros ganaderos que son aun mucho más productivos”, sostuvo Gómez.

 

Sobre calidad composicional, explicó que varía de acuerdo a la estacionalidad. Así pues, cuando las vacas consumen alimentos con mayor contenido de fibra en la dieta, lo que ocurre en época de verano, la grasa se incrementa a un porcentaje de 3,6 o 3,7, y cae la proteína a 2,9 o 3.

 

En cambio, cuando llega la temporada de lluvias y se eleva la disponibilidad de forraje, de manera que las vacas consumen más pastos que suplementos, la grasa baja y la proteína se eleva. (Lea: Alpina inicia la construcción de planta pulverizada para 120.000 litros de leche)

 

 

Apoyo en certificaciones en BPG y hatos libres

 

Respecto a certificaciones en Buenas Prácticas Ganaderas y hatos libres de brucelosis y tuberculosis, la funcionaria aseguró que este tema se trabaja para elaborar productos con destino a exportación, pero que a nivel general los productores están reticentes a las certificaciones de hato libre.

 

“En temas de brucella, los ganaderos han desertado mucho de esos programas. Cuando un hato que viene 10 o 15 años con resultado negativo y sale de repente con un positivo, ellos no confían en el sistema porque les bloquean la granja para movilizar animales, lo que los ha desmotivado”, anotó.

 

 

Implementación de tecnología

 

Gómez reveló que Alpina desarrolló una aplicación desde hace 4 años para generar el 100 % de polígonos en los ganaderos para identificar oportunidades de mejora en temas de abastecimiento y geolocalización de los predios para cumplir con un acuerdo de cero deforestación.

 

“Esta aplicación permite tomar fotos aéreas con el dron para sacar los polígonos y obtener el área para determinar el aforo, la carga, el consumo de cada vaca, la producción de leche, la relación de leche y concentrado, y todo eso lo llevamos a un análisis de costos”, aseguró.

 

Con base en esta información se establecen los aspectos susceptibles de mejora con la asistencia técnica y se lleva un registro para determinar si el ganadero mejoró ese índice. (Lea: "Debemos aumentar competitividad de la cadena para aprovechar los TLC": CEO de Alpina)

 

Finalmente, como muchas otras iniciativas a nivel nacional y mundial, Alpina también está colaborando de forma conjunta con los productores para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a una ganadería sostenible y amigable con el medio ambiente.

 

“Desarrollamos unas fórmulas para medir gases entéricos como el metano y estamos muy contentos porque el promedio reportado para América Latina es de casi 2 kg de metano por litro de leche, el promedio de Software Ganadero es 1,34 kg, y en las mediciones que hemos hecho del total de ganaderos de Alpina, 480 g”, dijo.

 

Para la gerente de Aprovisionamiento Agropecuario de Alpina, los esfuerzos mancomunados de productores, técnicos, médicos veterinarios, zootecnistas y funcionarios por medio de estos procesos de capacitación ha permitido que la procesadora de lácteos muestre estos resultados tan favorables.

 

Para nosotros es un orgullo ver la respuesta de los ganaderos frente a nuestras recomendaciones porque uno sí ve la diferencia en calidades y en productividad. No es un proceso fácil de adaptar, porque muchos de nuestros proveedores son muy pequeños y tienen una tradición cultural que es difícil de cambiar pero ellos han creído en la compañía y por eso nos ha ido bien”, concluyó.