Del cannabis y otras batallas, por Alberto Esmeral

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Julio 2022
compartir
La lucha del cannabis en Colombia
La lucha del cannabis ha sido muy compleja para los empresarios, quienes le están apostando a este mercado en Colombia. Foto: Cortesía

Alberto Esmeral Ramírez es un empresario y trabajador del campo oriundo del departamento del Cesar. Su trayectoria es digna de admirar, pues a su corta edad no solo ha alcanzado grandes logros en su profesión, sino que también ha trabajado en un mercado poco explorado.

 

Con tan solo 32 años de edad, Alberto Esmeral Ramírez es un abogado con magister en derecho y experto en cannabis. Gracias a sus estudios ha trabajado en el sector privado con empresas constructoras, empresas españolas de soluciones de agua, entre otras.

 

Además, ha desempeñado una labor importante en el sector público en instituciones como Colciencias, Notaría, Consejo de Estado, Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, Contraloría Distrital de Bogotá, Unidad Nacional de Protección, Ministerio del Interior.

 

Toda su experiencia y trayectoria lo han llevado a ser un empresario de cannabis medicinal, bebidas, leyes y tecnología, por lo que como el mismo lo expresa, es un “soñador, visionario, creativo, persistente e inteligente”.

 

Su amplia y variada hoja de vida le ha permitido a este joven empresario incursionar en el sector agropecuario, un mundo del cual los jóvenes se han alejado, pero que tiene grandes oportunidades en las cuales se pueden hacer aportes que impulsen su crecimiento.

 

 

La “des-satanización del cannabis y la construcción de empresa

 

Esta incursión en el sector agropecuario se presentó cuando decidió trabajar en el mercado del cannabis, que es un cultivo muy conocido en el mundo, pero a la vez, muy estigmatizado.

 

Como el mismo le cuenta a este medio, “por ser de provincia tuve desde pequeño la oportunidad de rozar este sector desde el área ganadera. Además, entre otros deportes, a esa edad me gustó el senderismo que practicaba en las montañas de Valledupar, también estuve interesado en el avistamiento y reconocimiento de aves donde participé en un libro y una cartilla, pero netamente en el sector de cannabis lo hice en el 2016”.

 

Para el joven empresario, todo esto lo realizó cuando Colombia se preparaba para expedir la Ley 1787, la cual dio viabilidad al cultivo de esa planta, y fue ahí cuando comenzó esta aventura.

 

Esmeral Ramírez menciona que, durante todos estos años, en lo que más se ha enfocado es en la “des-satanización del cannabis y la construcción de empresa. Lo cual me ha motivado, pero también se convertido en una oportunidad ya que tuve la posibilidad de asesorar a unos empresarios canadienses que querían ayuda con la expedición de las licencias. Es por esto que, yo como curioso quise enfrentarme a este reto para no solo tener una retribución financiera por la prestación del servicio, sino por adentrarme en este sector”.

 

 

Cannabis: Nuevo mercado en Colombia

 

A pesar de ser un cultivo como cualquier otro, el cannabis es una especie del cual se habla mucho, pero se hace poco debido a la ‘mala imagen’ que le ha creado la sociedad. En Colombia, no solo ha llegado a ser tendencia, sino que hoy está siendo mirada por el Congreso Nacional de la República.

 

Esta es la razón por la que es un desafío en el que pocos quieren trabajar. Sin embargo, Esmeral Ramirez comenta que “por considerarme un explorador y visionario, vi la oportunidad de un desarrollo de uno de los mercados más grandes y con más potencial, que hasta el momento ha sido explotado por la ilegalidad en Colombia, pero que ha generado reconocimiento mundial”.

 

Con todo y el estigma creado alrededor de esta planta, el potencial es inmenso debido a que se pueden realizar estudios técnicos, científicos y, sobre todo, legales, de tal forma que Colombia pueda escalar niveles como lo han hecho otras naciones.

 

En palabras de este joven empresario, “en otras latitudes lo han estado explotando y está funcionando de una forma informada, educada y con calidad sin afectar a su población, sino por el contrario, ha mostrado beneficios de manera medicinal, lo cual ha provocado un bienestar en personas que padecen diferentes patologías como cáncer, fibromialgia, epilepsia, artritis, entre otras afectaciones. Esto es solo una parte de todos los beneficios que pueden llegar a nuestro país si lo trabajamos de la forma idónea”.

 

 

El liderazgo del cannabis en Colombia

 

Al día de hoy, son muchas las personas que se suman a trabajar y a confiar en los beneficios que tiene el cultivo del cannabis de manera legal en Colombia. 

 

Sin embargo, para nadie es un secreto, que es un reto al que con frecuencia le aparecen más complicaciones debido a las distintas trabas que impone tanto el gobierno, como la misma sociedad, que no le ha dado la oportunidad de desarrollarse.

 

Desde su trabajo, Esmeral Ramírez dice que se siente orgulloso porque pudo “ser de las primeras cinco empresas en ser licenciadas en Colombia, además de ser la primera empresa en tener cuenta bancaria para este tipo de productos que están totalmente satanizados por la banca gracias a la prohibición que puso Estados Unidos, ubicando esta planta como uno de los pilares a combatir dentro del narcotráfico –a pesar que en muchos estados de ese país es legal“.

 

Sin embargo, la persistencia y trabajo duro de este joven empresario y productor, le permitió abrir la primera cuenta de Colombia en el banco BBVA. En ese tiempo también interpuso y ganó una tutela en el banco agrario, la cual considera como la entrada de todos los empresarios del cannabis a la banca.

 

Su incansable trabajo y el relacionamiento en tanto en el sector público como privado, le dieron la oportunidad de incursionar en la parte regulatoria, haciendo comentarios en un proyecto de ley de cannabis de uso adulto que fue archivado.

 

Pero participé en la redacción, revisión e impulso de la actual ley 2204 de 2022, por la cual se creó el marco regulatorio del cáñamo (primo del cannabis que fue censurado sin ser psicoactivo), ayudando a cientos y miles de campesinos del país y agroindustriales que ven en esta planta una oportunidad”, dice Esmeral Ramírez. (Lea: El uso industrial y científico del cáñamo ya es una realidad en Colombia)

 

En la actualidad, el empresario asegura que este es un reto que no le va a quedar grande, por lo que se encuentra trabajando en el proyecto de ley de cannabis de uso adulto junto con un equipo intelectual y robusto que será presentado en el próximo periodo legislativo.

 

 

Un negocio por explorar

 

El estigma de ilegalidad que rodea el cannabis ha frenado su propio desarrollo que, en otros países, hoy ha sido explorado, beneficiando no solo a quienes lo producen, sino también a los consumidores que lo ven como una solución ‘todoterreno’ a muchos de sus padecimientos. (Lea: ICA otorga primer registro para productos veterinarios con cannabis)

 

Para expertos en cannabis como Esmeral Ramírez, “creo que el nacimiento en la legalidad de este mercado en Colombia se dio por el lado más prohibicionista, que es el farmacéutico porque ha mantenido estancados a casi todos los empresarios debido a que no es fácil llegar al nivel que se necesita para comercializar los productos derivados de esta planta. Sin embargo, es de admirar la labor de muchos empresarios que seguimos trabajando día a día para que este mercado tenga una oportunidad”.

 

Pero las piedras que han encontrado en el camino han sido muchas, pues entre estas hay que anotar la falta de oportunidad de créditos y cuentas bancarias, la estigmatización, así como en los interminables y demorados trámites, sumándole el inexistente mercado nacional por estas tantas limitaciones.

 

Lo que afirma Esmeral Ramírez a CONtexto ganadero es que “es muy duro, pero se está haciendo el trabajo para avanzar y dejar atrás lo que más ha afectado que es la política prohibicionista desde todos los ámbitos”.

 

 

Un camino de pequeños pasos

 

El empuje, valentía y persistencia de empresarios como Esmeral Ramírez es el que permitirá que se hagan avances futuros en torno al mercado del cannabis, pues tal como el mismo lo asegura, “se observa con mucha expectativa y esperanza cómo se logrará desarrollar este mercado, además que seremos, gracias a la mala reputación después de años de ilegalidad como país, que esto sea nuestro fuerte más grande y que el producto colombiano tenga certificación de origen”.

 

Es por esta razón, que los empresarios del cannabis ven con buenos ojos los pocos avances que se están realizando, esperando que, con el nuevo cambio de gobierno, se logre consolidar un poco más el cultivo del cannabis, así como trabajar en nuevos proyectos de ley.

 

El joven empresario sostiene que “con el nuevo gobierno esperamos tener viabilidad al cannabis de uso adulto, y desarrollar el mercado nacional, que es por donde debimos haber empezado, teniendo claro que este mercado debe desarrollarse primero internamente para luego expandirse y generar empleo y desarrollo en las regiones”.

 

 

Incursión en el sector agrícola y pecuario

 

Pero la pasión por el trabajo de este joven empresario no se detiene, pues hace referencia en que siente una gran atracción por la parte pecuaria que quiere explorar en un corto plazo, de tal manera que pueda ser uno de los millones de ganaderos que impulsan el trabajo en el campo.

 

“Esto lo quiero hacer experimentando con subproductos del cannabis para alimentar el ganado bovino, teniendo en cuenta el alto contenido proteico de la planta”, concluye Esmeral Ramírez. (Lea: ¿Puede el cannabis servir para la alimentación bovina?)