Lácteos Buenavista, la historia de dos empresarias que buscan transformar familias

Por: 
CONtexto ganadero
28 de Noviembre 2022
compartir
cronica lacteos buenavista
Gloria López (izq.) y Dora Arbeláez crearon en 2007 Lácteos Buenavista para ofrecer quesos madurados con recetas originales, pero esencialmente para transformar familias de La Unión (Antioquia), de donde es Gloria. Foto: Lácteos Buenavista

Conozca la historia de dos aguerridas mujeres que emprendieron un negocio de producción y venta de lácteos en La Unión (Antioquia). Pero más allá de fabricar quesos y otros derivados de calidad excepcional, Dora Arbeláez y Gloria López se han trazado el propósito superior de “transformar familias”.

 

Dora Arbeláez y Gloria López son dos mujeres empresarias que en 2007 constituyeron la empresa Lácteos Buena Vista Sabores Naturales S. A. S. en La Unión (Antioquia) para procesar derivados lácteos de forma artesanal con productos inéditos en la región y el país.

 

Dora, como administradora de empresas agropecuarias con experiencia en el sector privado, y Gloria, como zootecnista y maestra quesera formada en las más exclusivas escuelas de quesos en Europa, se unieron con un objetivo social arraigado en el municipio y en la comunidad antioqueña.

 

Pero su historia como socias no comenzó en ese año sino desde antes, cuando tenían una empresa de fabricación de quesos en Estados Unidos. Luego de 8 años con este emprendimiento, regresaron en 2007 a Colombia, más exactamente al municipio de La Unión, el lugar de origen de Gloria.

 

«Mi pregrado es zootecnista de la Universidad Nacional pero soy maestra quesera. Uno se forma como maestro quesero en los institutos en 6 categorías: quesos frescos, de pasta hilada, de pasta blanda, de pasta cocida, quesos con ojos y quesos con hongos», contó Gloria.

 

La zootecnista comenzó trabajando en Colanta y luego se presentó a una convocatoria para una beca en Bulgaria. En este país inició su trasegar por toda Europa, luego del cual salió más preparada que un kumis, como se diría coloquialmente.

 

En el Viejo Continente no solo hizo su doctorado en Economías Agrarias en el Instituto Superior de Economía Karl Marx, hoy Universidad de Economía Nacional y Mundial en Bulgaria, sino que además se certificó como maestra quesera en las 6 categorías. Todo esto lo hizo en 8 años.

 

Tras su formación por Europa, Gloria se encontró en Estados Unidos con Dora, donde usaron la experticia adquirida por la maestra quesera y se aliaron con un ganadero de Dallas (EE. UU. para hacer quesos. (Lea: Este mes vuelve el Premio Nacional del Queso y del Arequipe)

 

En su regreso a La Unión, en la vereda Buenavista, encontraron una pequeña procesadora llamada La Quesera para utilizar sus equipos. Entonces se distribuyeron las tareas: Gloria sería la encargada de desarrollar el producto y Dora asumió la gerencia y la administración.

 

«Yo empecé a hacer de todo: tenía que vender, ser jefe de personal, la de Recursos Humanos. Empezamos a trabajar muy duro pero no nos daba el flujo de caja porque apenas nos estaban conociendo. Pero al cabo de 3 años empezamos a ver que ya nos reconocían», dijo Dora.

 

En ese momento se les ocurrió una nueva idea de negocio: establecer un restaurante de quesos y vinos contiguo a la planta de procesamiento y a la tienda de derivados para ampliar su oferta de valor. (Lea: Asista al Primer Seminario de Quesos Artesanales de Colombia)

 

La gerente de Lácteos Buenavista contó que fue difícil hacer que los consumidores de Medellín, su público objetivo, se desplazara hasta el sector, pues están separados por hora y media de camino. La idea de promocionar el restaurante como un ambiente campestre y hacer picnics fue la solución.

 

«La gente tiene un mantel de cuadros y una canasta para sentarse a comer en el prado. El voz a voz nos ha ayudado mucho, también tuvimos apoyo de canales locales y la Gobernación de Antioquia, con el programa “Antójate de Antioquia”, donde nos hemos ganado varios premios», describió.

 

La gerente explicó que el diverso catálogo está diseñado para paladares exigentes de la ciudad, que prefieren productos como quesos madurados y otros derivados. Entre estos, ofrecen quesos frescos y quesos de pasta hilada como el mozzarella, así como yogures y dulces.

 

Pero de acuerdo con las empresarias, la labor de Lácteos Buenavista no se queda solamente en la venta de derivados o en la promoción de su restaurante, sino que está basada en un propósito superior. (Lea: Colombia tiene uno de los mejores quesos del mundo)

 

 

Transformar familias

 

En su página web, las empresarias aseguran que su propósito superior es: «Brindamos bienestar a través de texturas, aromas y sabores, que alimentan el alma y transforman familias».

 

Dora explicó que desde la creación de la empresa se enfocaron en contratar como primera medida a mujeres cabeza de hogar para las labores de la cocina. La Unión ha sido uno de los municipios del país más golpeados por el conflicto armado, que ha vivido en constante zozobra.

 

En 2000, un grupo paramilitar masacró a 5 personas del corregimiento Mesopotamia del municipio y generó el desplazamiento de gran parte de sus pobladores. Muchas madres cabeza de familia que trabajan en la quesera perdieron a sus esposos, hermanos e hijos por culpa de la violencia.

 

«Ahora ellas tienen para agradecer a Buenavista la casa, la moto, el poder entender la vida desde otro punto de vista porque ellas sufrieron esa violencia desde 2000. A ellas les mataron los maridos, los papás, entonces era hacer que ellas entendieran que esto podía cambiar», afirmó Dora.

 

Cuando establecieron el restaurante, Gloria y Dora instruyeron a las cocineras para enseñarles las recetas con los quesos y otros productos de Lácteos Buenavista, en tanto que ellas se dedicaron a ser meseras. Más adelante, contrataron a jóvenes universitarios para esta labor.

 

Agregó: «(A las mujeres) les enseñamos que no solamente eran importantes haciendo labores de casa, sino también afuera. Las sacamos de ese entorno y las llevamos a la empresa. Ahora tenemos 30 personas en la empresa entre producción y restaurante y somos felices con nuestro equipo de trabajo».

 

Por su parte, Gloria precisó que el objetivo final de Lácteos Buenavista es el trabajo de recuperación de tejido social con esas madres, pero también la formación académica para niñas, niños y jóvenes de la región. De hecho, es un trabajo que no tiene fin, pues siempre será necesario.

 

«Yo fui docente en universidades y mi sueño es hacer una escuela de quesos para niños del campo. De hecho, antes de la pandemia teníamos un programa que se llamaba “Niños empresarios” en las escuelas rurales en alianza con la Fundación La Guadalupana y Futuro para la niñez», comentó.

 

 

Conquistar más mercados 

 

A su restaurante en La Unión llegan cada vez más familias dispuestas a esperar en una fila para entrar y deleitarse con sus productos. Según Dora, son más numerosos los pedidos para Medellín y municipios vecinos, y cada vez son más reconocidas en las ferias como «las de los quesos Buenavista».

 

Por eso tienen en la mira llegar a Bogotá, un mercado que, confían, reconocerá la calidad de sus productos. «La gente nos pregunta si estos quesos son importados, eso nos confirma que tenemos una calidad superior y que podemos llegar a nuevos mercados», manifestó.

 

En efecto, los quesos han sido reconocidos por su calidad y variedad en sabores, que son únicos en el país. Gloria es una experta en elaborar quesos y solo basta con escucharla para darse cuenta de su amplio conocimiento científico y culinario sobre los procesos para elaborar los distintos quesos.

 

Cuando acuden a ferias agropecuarias o asisten a encuentros, la maestra quesera no solo ofrece los quesos que ella misma ha desarrollado desde cero con base en todo lo que ha aprendido a lo largo de los años, sino que además alecciona a los asistentes sobre cada tipo de preparación.

 

Ella creó en Estados Unidos el queso Boyacá, con el cual obtuvo un reconocimiento en una competencia quesera. Ahora tiene otras variedades, como queso Tex Mex (picante), queso con uchuvas, queso feta al vino tinto, queso herbolario, queso ricotone con tomates deshidratados y albahaca, entre muchos otros. Hasta se inventó un queso con tres tipos de leche: vaca, oveja y cabra.

 

En su voz se nota la pasión por este arte y en su discurso comparte las bases científicas para elaboración de estos derivados, las categorías en que se dividen, los lugares de procedencia de cada uno de los quesos, los ingredientes necesarios para su producción, entre otros datos fascinantes.

 

«Yo digo que por mis venas no corre sangre sino leche. Mi pasión me ha llevado a aprender sobre quesos y a cada vez elaborar nuevos productos. Siempre he asistido a los seminarios y he estado involucrada en todo lo que tiene con transformación de la leche», confesó.

 

Este año justamente celebraron los 15 años de la empresa y para conmemorar el aniversario abrieron un queso parmigiano reggiano (el parmesano original si se pudiera decir así), que ella elaboro con el propósito de madurarlo durante década y media.

 

A lo largo de este tiempo, la maestra contaba a los asistentes la historia del queso y de que lo abrirían al llegar la efeméride, como en efecto sucedió. Para ese momento, la capa era tan gruesa que fue necesaria la intervención de varias manos para abrirlo.

 

Finalmente, en medio de tantas metas por cumplir y tantas expectativas, las empresarias siguen trabajando para salir adelante ellas mismas pero también para apoyar a sus familias, a sus empleados y a las familias de sus empleados.

 

Aunque les preocupa la falta de relevo generacional o situaciones difíciles como la falta de proveedores, continúan en su empeño de brindar un servicio a la comunidad y de contribuir al futuro del campo y de Colombia. Así lo declaró Gloria:

 

«Yo no pienso que tengamos que redimir el mundo o lo tengamos que cambiar todo. Yo creo que desde nuestro hogar, desde nuestro lugar de trabajo, podemos empezar ese cambio. No necesitamos ser magos, dioses o presidentes. Es sencillo, simplemente con las manos y el corazón hacemos este trabajo». 

 

Usted puede conocer más Dora y Gloria en la página web de Lácteos Buenavista, donde puede ver el catálogo de productos y el menú, o aprender de ellas en sus redes sociales, como en su perfil de Instagram. Aquí no solo conocerá más sobre Lácteos Buenavista, sino que también puede aprender de la mano de Gloria sobre los procesos de elaboración de quesos o recomendaciones para maridarlos y consumirlos.