Altas importaciones de leche en polvo indignan a los productores

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Enero 2017
compartir
importaciones leche colombia, importaciones leche colombia noticias, cifras importaciones leche colombia, importaciones leche colombia industria, minagricultura importaciones leche colombia, importaciones leche colombia fedegán, importaciones leche Lafaurie CONtexto ganadero, ganaderos colombia
En tan solo 27 días, las importaciones de leche en polvo a Colombia ya van en el 60 % del contingente arancelario permitido para todo 2017. Foto: www.liderempresarial.com / www.emaze.com.
No ha concluido el primer mes de 2017 y ya se importaron cerca del 60 % de los contingentes arancelarios de derivados lácteos provenientes de Estados Unidos y la Unión Europea. 
 
A quienes se dedican a esta actividad no parece importarles que el precio internacional de la leche esté a USD3.200 por tonelada ni que el dólar se mantenga sobre los $2.900, pues aun con esos factores en contra ya compraron más de 8.000 toneladas de leche en polvo a Estados Unidos y la Unión Europea.
 
Según los registros de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia, Dian, al 27 de enero se había importado el 58.5 % del contingente arancelario de leche en polvo a EE.UU. permitido para este año, que equivale a 5.147 toneladas de las 8.858 permitidas. (Lea: Industria ya empezó importaciones de leche en este 2017)
 
De igual manera, en las primeras 4 semanas del año, ya habían sido adquiridas 3.161 toneladas de derivados lácteos de la Unión Europea, de un contingente de 5.600 que corresponde al 56.5 % del total de 2017. 
 
Así las cosas, en este año sucederá lo mismo que en 2016, cuando los contingentes autorizados por el Gobierno en los Tratados de Libre Comercio, TLC, fueron utilizados en su totalidad antes de culminar el primer semestre.
 
 
José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ha advertido sobre las consecuencias negativas que esto traerá para los pequeños y medianos productores y sus familias que viven de este negocio. (Lea: Precio de la leche siguió siendo un abuso de la industria en 2016)
 
Los empresarios pecuarios no dan crédito a estas cifras, pues no entienden por qué las distintas empresas decidieron importar estos contingentes con precios tan altos mientras que reconocen un pago mínimo a quienes se dedican a la extracción de leche en el país.
 
Según el economista Óscar Cubillos, estas elevadas compras pueden atribuirse al afán de las pasteurizadoras por llenar su stock, anticipando la llegada del verano y la baja en la producción de leche con el fin de no depender de los productores nacionales.
 
Desde finales del año anterior, la industria empezó a importar así fuera con costos altos para anticiparse a que el precio de aquí fuera elevado por el verano, aunque no llegó como se tenía previsto”, sostuvo. (Lea: Ganaderos piden aumento del precio de la leche ante reforma tributaria)
 
Mariano Restrepo Flórez, presidente de la Asociación Regional de Ganaderos del Norte, Asoganorte, en Antioquia, coincidió con Cubillos en que la industria se está preparando para la intensificación de la época seca y una escasez del líquido a nivel nacional.
 
Escuche las declaraciones de Restrepo
 
Sin embargo, calificó este hecho como una “situación complicada”, que pone en desventaja a los ganaderos y que sigue evidenciando la manipulación de las pasteurizadoras de un precio que está regulado por el Gobierno.
 
La industria siempre ha jugado con el precio de la leche. Hace 2 años, los señores de Colanta se inventaron una enlechada y prácticamente quebraron a la mayoría de pequeños y medianos productores cuando dijeron que dejaban de comprarle un porcentaje a sus asociados cuando por estatutos están obligados a adquirir el 100 %”, manifestó.
 
De otro lado, para Fernando Quintero Levilla, gerente de la Cooperativa Multiactiva de Productores de Leche de Zipaquirá, Zipalac, el Gobierno Nacional debería intervenir para regular el precio, pues esta indiferencia va en contravía de las pretensiones del presidente Santos de impulsar el campo.
 
Me parece muy desafortunado, pues vuelve trizas los acuerdos que ha suscrito el Estado con las organizaciones campesinas. En una época como esta después de un verano tan bárbaro, representa un riesgo inminente para los ganaderos”, precisó.
 
En efecto, si bien el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, ha reconocido la gravedad de este fenómeno, nada se ha hecho desde su cartera para fijar medidas o adoptar sanciones contra los industriales.
 
Para Restrepo Flórez, la situación empeorará con el paso del tiempo cuando se logre una eliminación completa de los aranceles en 2027. (Lea: ¿Por qué la indiferencia de MinAgricultura frente al precio de la leche?)
 
“Hoy estamos 10 años de la desgravación total y el tiempo no se detiene. Todos hemos visto la realidad de los productores lácteos en Europa, que están esperando que el TLC se consolide para enviarnos todo el excedente que tienen a nosotros”, sentenció.