En menos de un mes se renuevan cupos de leche en polvo de Estados Unidos y la Unión Europea

Por: 
Pedro Fonseca
06 de Diciembre 2020
compartir
Contingentes leche en polvo Colombia 2021, importaciones leche polvo Colombia 2021, importaciones leche polvo Colombia 2020, contingente leche en polvo Estados Unidos 2021, contingente leche en polvo Unión Europea 2021, importaciones lácteos colombia noticias, cifras importaciones lácteos colombia, Importaciones de leche en polvo, importaciones de leche en polvo colombia, aranceles, importaciones de leche en polvo tlc, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colom
Quedan poco menos de cuatro semanas para que la industria pueda exportar más de 20 000 toneladas de leche en polvo de EE. UU. y la UE sin pagar aranceles. Foto: lacteoslatam.com - cleanpng.com

En menos de 30 días se reactivarán los cupos para importar leche en polvo desde Estados Unidos y la Unión Europea, que entre los dos suman más de 20 000 toneladas. Pero además los aranceles serán menores a los de este año, lo que sin duda impulsará las compras.

 

Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG, hizo la advertencia al señalar que las empresas importadoras ya se están preparando para adquirir leche en polvo tan pronto el reloj marque las 0 horas del 1 de enero de 2021.

 

Restan menos de 30 días para que se renueven los cupos para importaciones de leche en polvo y otros productos en el marco de los Tratados de Libre Comercio con EE. UU. y la UE”, dijo. (Lea: En 2020 ya se batió el récord en importaciones de lácteos con más de 65 000 toneladas)

 

Los contingentes arancelarios fueron acordados en las negociaciones de los TLC como mecanismos para proteger productos sensibles de las negociaciones comerciales, principalmente del sector agropecuario, entre los que figuran lácteos, maíz y sorgo, entre otros.

 

A principio de año se determina una cantidad de insumos que pueden ser importados sin pagar aranceles. Una vez este cupo se agota, se cobran los impuestos correspondientes en nuevas compras, aunque también los porcentajes se reducen cada cierto tiempo.

 

Así funcionará para la leche en polvo en el TLC con EE. UU. hasta 2026, año en el cual se podrá importar con total libertad, mientras que en el acuerdo con la Unión Europea, será en 2028. (Lea: Contingente de leche en polvo en Unión Europea está prácticamente agotado)

 

 

Contingente de leche en polvo de EE. UU.

 

A medida que pasan los años, el contingente de leche en polvo se agota de forma más rápida que en el año inmediatamente anterior. Por ejemplo, en 2018 las empresas importadoras tardaron casi cinco meses para adquirir las 9744 toneladas disponibles sin arancel.

 

En cambio, en 2019 las 10718 t del nuevo cupo se terminaron antes de culminar febrero. Para 2020, se rompió el récord: 11790 t provenientes de EE. UU. fueron importadas en dos semanas, pues para el 14 de enero ya se había adquirido todo el contingente.

 

Con cada nuevo año, el cupo aumenta en 10 % frente al precedente. Para el 2021, el total de toneladas disponibles corresponde a 12 969, 1179 más que el 2020. (Lea: En 15 días se consumió el contingente arancelario de leche en polvo de EE. UU.)

 

Pero con un agravante, como advirtió Cubillos, y que después de terminado el contingente, el arancel ya no corresponderá a 13,2 % como lo ha sido a lo largo de este año, sino que bajará a 11 %, lo que sin duda resulta más atractivo para las empresas importadoras.

 

 

Contingente de leche en polvo de la UE

 

Respecto al cupo disponible de leche en polvo del TLC con la UE, el incremento entre un año y otro se mantiene en 400 t. En 2018, fue de 6000 t que fueron consumidas en 10 meses, pero en 2019, antes de culminar abril, ya se había consumido el 98,8 %.

 

A diferencia del contingente norteamericano, el del Viejo Continente sube las mismas 400 t cada año, sin importar la cantidad del año anterior. Esto significa que el año pasado estuvo en 6400 toneladas, y que en 2020 se ubicó en 6800 t.

 

Si bien este año no se ha consumido en su totalidad, las toneladas que faltan son mínimas en comparación con el total: 21,6, el 0,32 % de todo el cupo. (Lea: Importaciones de lácteos rompen otro récord: hasta julio fueron más caras que en todo 2016)

 

Para 2021, el contingente se eleva otras 400 toneladas más, llegando a las 7200 t. En cuanto al arancel que se cobra en las importaciones adicionales, pasa de 49 % a 42,9 %, otro aliciente para las empresas que deseen adquirir el producto desde aquella región.

 

Si bien las compras de derivados lácteos (incluyendo leche en polvo, lactosueros, quesos y otros) de la UE son menores comparadas con las de Estados Unidos, hasta septiembre de 2020 representaron el 15 % del total de compras (frente al 55 % de EE. UU.).

 

De igual modo, aunque la mayor cantidad de leche en polvo que llega a Colombia viene de la primera economía del mundo, también proviene de países miembros de la UE como España, Francia, República Checa, Irlanda, Polonia, Países Bajos, Portugal y Alemania.

 

 

Importaciones totales

 

Aunque no es totalmente acertado predecir cómo serán las importaciones de lácteos en el año teniendo como base el ritmo con el cual se consumen los contingentes arancelarios, se puede ver una relación en los últimos tres años de cómo las importaciones son más altas cuando los cupos se agotan más rápido.

 

En 2018, el contingente de EE. UU. se agotó en mayo y el de la UE en el segundo semestre, y ese año se importaron 45 256 t de lácteos. En 2019, el cupo de EE. UU. se acabó en febrero y de la UE prácticamente en abril, y se compraron 61 643 t, el récord más alto.

 

En 2020, el contingente disponible del país del norte se agotó en los primeros 14 días del año, aunque el de la UE demoró en consumirse más tiempo y en el segundo semestre se consumió el 80 %. El de EE. UU. es un mejor indicador, puesto que la mayor cantidad de derivados provienen de ese país.

 

Y si nos guiamos por esa relación entre contingente norteamericano e importaciones totales, el 2020 confirma esta hipótesis, pues este año se rompieron dos récords: el cupo de leche en polvo se agotó en dos semanas y las compras de derivados lácteos son las más altas de toda la historia.

 

Ahora viene el 2021 con nuevos cupos y menos impuestos para las compras extraarancelarias, lo que sugiere que el próximo año podrían superarse estos récords de importaciones de lácteos.

 

“Al día de hoy, la industria tiene unos inventarios guardados, no muy altos pero sí tienen reservas. El 1º de enero de 2021 tengo la seguridad de que el cupo (de EE. UU.) se consumirá al menos en un 50 %. Entonces tendrá mucha más leche, todo con el fin de romper el precio y que se vaya hacia abajo. Eso quiere decir que el primer trimestre de 2021, así haya verano, el pago al productor será bajo porque habrá más leche en el país”, declaró.