Finagro responde inquietudes sobre línea de retención de vientres

Por: 
CONtexto Ganadero
18 de Febrero 2016
compartir
retención de vientres Finagro Colombia
La entidad aseguró que ya está todo acordado para que la línea de crédito para retener vientres reinicie operaciones. Foto: CONtexto Ganadero.
Varios productores se quedaron sin poder acceder a los recursos ofrecidos a través de la línea de crédito de retención de vientres ofrecida por la entidad, por lo que tuvieron que recurrir a una más onerosa. Desde Finagro piden paciencia. 
 
En octubre del año anterior, el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, presentó una línea de crédito creada por la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario, con el propósito que los ganaderos colombianos retuvieran sus vientres. (Lea: No venda su vaca, acceda a una línea de crédito para retener vientres)
 
El principal beneficio de esta modalidad crediticia era su baja tasa de interés. Eso motivó a que muchos productores presentaran las solicitudes a los denominados bancos de primer piso, los cuales eran los encargados de procesar el trámite.
 
En su momento, Julio Corzo, vicepresidente de Operaciones de Finagro, aseguró que un banco pude cobrarle a un ganadero hasta el DTF + 10 y en promedio puede estar en el DTF+7. “La entidad le cobra al ganadero mediano el DTF+2 y el fondo de financiamiento le da al banco, de los recursos que le otorgó el Gobierno, el pago de los 5 puntos restantes, por eso la línea es subsidiada. Es decir, al ganadero le va a salir más barato el crédito.
 
El funcionario agregó en su momento que para el pequeño ganadero el cobro de la tasa de interés sería del DTF + 1.
 
Sin embargo, esos beneficios explicados por el vicepresidente de Operaciones de Finagro no han llegado a todos los empresarios del Caquetá. Así al menos lo dio a conocer Yamil Rivera, presidente del Comité de Ganaderos del departamento, quien de paso reveló que en la región hay mucho inconformismo ante las demoras para entregar los recursos ofrecidos. (Lea: Buscan formas para que ganaderos retengan hembras en sus hatos)
 
El dirigente le contó a este diario que muchos productores se mostraron interesados en acceder a la línea blanda de crédito. Para lograrlo debían cumplir requisitos como ser parte de un comité de ganaderos, presentar el más reciente registro de vacunación contra la fiebre aftosa y tener los animales identificados con las chapetas del programa Identifica, aspecto que fue uno de los que más limitó el trámite.
 
En mi caso, me ofrecieron un préstamo al 7 % con vencimiento cada año. Me aprobaron el crédito el 13 de diciembre; el 23 del mismo mes firmé los pagarés y garantías correspondientes, pero hasta el sol de hoy no hay desembolso”, expuso.
 
Ante las demoras para entregar los recursos, Rivera reveló que los bancos les están pidiendo a los productores que desistan de esa modalidad de préstamo y accedan a otro con una línea tradicional de Finagro. (Lea: Finagro tiene disponibles más de $200 mil millones para créditos ICR)
 
“Me están diciendo que renuncie a esa solicitud y que tramite una nueva con unas condiciones del DTF+10 puntos + el porcentaje que cobra el Fondo de Garantías, por lo que el interés es del 18 %. Frecuentemente, el ministro de Agricultura sale hablar, dice que hay crédito y plata por montones, pero acá no llega nada”, lamentó el presidente del Comité de Ganaderos del Caquetá.
 
Algo similar le ocurrió a Ignacio Achury, empresario pecuario del departamento, quien luego de presentar la solicitud y asegurarse de cumplir con todos los requisitos exigidos, sigue sin entender la razón para demorar la entrega de los recursos ofrecidos con la línea de crédito de retención de vientres.
 
No sé qué pasó, todo estaba en regla, pero no pude acceder a ese crédito. La línea era económica: DTF+2 puntos. Como no salió nada, opté por otro préstamo vía Finagro que es más costoso: DTF+8 puntos. Lo tomé porque necesitaba la plata, incluso no me aprobaron la suma total que requería”, confesó. (Lea: Finagro ratifica apoyo al sector ganadero)
 
Diego Ramírez, otro ganadero caqueteño, vivió una situación similar a la de Achury. Su intención era ser uno de los beneficiados de la línea lanzada a final de octubre de 2015, no obstante, la tramitología exigida no le permitió presentar los documentos a tiempo.
 
“Cuando entregué los documentos ya era muy tarde, me quedé por fuera del beneficio y tuve que acceder a una línea normal de Finagro, con la que ya me desembolsaron los recursos porque quería poner a trabajar la finca”, manifestó.
 
Finagro responde
 
Ante las situaciones que se presentaron en Caquetá, Juan Carlos Botero, director de Canales de Finagro, en diálogo con CONtexto Ganadero, les pidió paciencia a los ganaderos, no solo de dicho departamento, sino de todo el país.
 
Aseguró que las líneas de crédito tienen una vigencia de un año, por lo que en los casos que no se entregaron los recursos fue porque se terminó el plazo. (Lea: Créditos del sector agro necesitan mejores tasas y plazos)
 
“Después del 31 de diciembre de 2015, era necesario esperar a que el Gobierno aprobara las nuevas condiciones ICR y de la Línea Especial de Crédito, LEC. Sin embargo, la LEC ya fue aprobada por la Comisión Nacional de Crédito, estamos ajustando los detalles y firma de convenios. Si se desembolsan recursos en este momento, son bajo la línea normal, pero si el productor espera un poco, va a recibir su préstamo con las condiciones del crédito para la retención de vientres por cuenta de una nueva vigencia y con los beneficios ya conocidos”, reveló Botero.
 

El funcionario invitó a los empresarios pecuarios a que opten por la línea de crédito de retención de vientres, una vez vuelva a estar vigente, ya que “es un programa pensado por y para ganaderos”.