Gobierno adopta el Plan de Ordenamiento Productivo para la cadena cárnica bovina

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2022
compartir
Carne en frigorífico
El gobierno adoptó el plan de ordenamiento de la cadena cárnica bovina que es la hoja de ruta para los siguientes 20 años. Foto: agronegocios.co

Por medio de la Resolución 00161 del 23 de mayo, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural adoptó el Plan de Ordenamiento Productivo para la cadena cárnica bovina, que será el marco de la política pública para los próximos 20 años.

 

La Dirección de Cadenas Pecuarias, Pesqueras y Acuícolas del Ministerio coordinará con el Consejo Nacional de la cadena cárnica bovina la ejecución y desarrollo del Plan y definirán anualmente el cronograma para su implementación.

 

Así mismo, dicha Dirección, en coordinación con la Unidad de Planificación Agropecuaria (Upra) presentarán al Consejo Nacional de la Cadena cárnica bovina un informe de seguimiento y evaluación del Plan.

 

Este plan podrá ser actualizado por la Dirección de Cadenas Pecuarias previa justificación técnica y aprobación del Viceministerio de Asuntos Agropecuarios, de acuerdo con la dinámica y la realidad productiva del sector. (Lea: Cadena cárnica bovina con enorme potencial en mercados internacionales

 

Dicho plan es fruto de un trabajo articulado entre el sector público y el privado con el apoyo técnico de la Upra y con una visión prospectiva a 20 años, lo cual significa el compromiso de unir esfuerzos conjuntos para definir la hoja de ruta en beneficio de todos los eslabones de la cadena.

 

La formulación del Plan contempla cuatro etapas principales: análisis situacional, análisis prospectivo, lineamientos de política y plan de acción. El primero se soporta en un marco de referencia cuantitativo y cualitativo para definir la situación del sector, un referenciamiento internacional y un análisis del desempeño productivo, institucional, ambiental, social y de ordenamiento de tierras, que permitieron identificar los desafíos y oportunidades para el sector.

 

El análisis prospectivo comprende el desarrollo de entrevistas con líderes y expertos del sector; modelaciones económicas, construcción de escenarios prospectivos, y la concertación de un escenario a 20 años.

 

En los lineamientos de Política se definió la visión de futuro, la imagen objetivo a 20 años, que a partir de los ejes estructurales y los objetivos estratégicos permiten orientar el futuro quehacer para la cadena cárnica.

 

Entre tanto en el plan de acción, se establece el entorno político de la cadena, el portafolio de programas y proyectos alineado con los objetivos estratégicos, la respectiva estimación de costos, el cronograma de implementación y el componente de seguimiento y evaluación. (Lea: Ejemplos de cómo la cadena cárnica es una importante fuente de empleo para 3 países)

 

Los lineamientos de política para la cadena cárnica bovina están compuestos por la visión e imagen objetivo, por cuatro ejes estructurales y por nueve objetivos estratégicos.

 

El primer eje estructural es productividad y competitividad, y busca mejorar la viabilidad económica de la cadena cárnica bovina; incrementando la productividad de acuerdo con las ventajas comparativas en territorios especializados, posicionando sus productos en el mercado internacional y fortaleciendo la demanda nacional, a través de tres objetivos estratégicos dirigidos a fortalecer el consumo per cápita de carne bovina en Colombia, aumentar las exportaciones y mejorar su productividad y especialización territorial.

 

El segundo eje es la gestión ambiental que promueve el desarrollo de las actividades de la cadena cárnica al interior de la frontera agrícola, a través de dos objetivos estratégicos, mejorando la gestión y el uso del suelo, el agua y el bosque; y fortaleciendo la gestión climática de manera que sus eslabones, sus procesos y sus productos se reconozcan por sus bajos impactos ambientales.

 

El tercero busca impulsar el desarrollo social a través de dos objetivos estratégicos, que permitan impulsar dicho desarrollo en la población vinculada con la cadena cárnica a través de la generación de condiciones que mejoren su calidad de vida y contribuyan a un mejor acceso y aprovechamiento de la tierra.

 

El cuarto y último eje estructural tiene que ver con las capacidades institucionales, a través de dos objetivos estratégicos, se orienta a fortalecer la institucionalidad de la cadena cárnica bovina, mejorando la planeación, el desempeño, la capacidad de respuesta y el logro de los objetivos de las entidades públicas y privadas relacionadas con esta actividad; sobre la base de la estabilidad y la eficacia normativa, la óptima articulación entre los niveles nacional y regional, la adecuada gestión de información y la disponibilidad de recursos suficientes y su óptima administración. (Lea: 5 imperfecciones estructurales de la cadena cárnica colombiana)

 

La visión que se plantea en el documento es que “la cadena cárnica bovina colombiana ha logrado elevados estándares de sostenibilidad económica, social y ambiental; se caracteriza por sus altos niveles de competitividad, productividad, integración, especialización, desarrollo territorial y fuerte presencia internacional; sus productos generan confianza en el consumidor al provenir de predios, plantas y comercializadores, comprometidos con el bienestar social, el bienestar animal, la protección del ambiente, la calidad y la inocuidad”.