Lea por qué la reforma tributaria hará subir los precios del pan, la leche, la sal, el jabón…

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Agosto 2022
compartir
Botellas pllásticas
El impuesto a los plásticos de un solo uso dispuesto en la reforma tributaria generaría alzas en productos como la leche, el pan y la carne, entre otros. Foto: elperiodico.com

Como es común, en la medida en que se incrementan los costos de producir un bien o servicio, esa variación se traslada al consumidor que es quien termina pagando las alzas.

 

Esto es lo que va a pasar con algunos productos que pagarán un mayor impuesto de acuerdo con el proyecto de reforma tributaria presentado por el gobierno y que se debate en el Congreso.

 

Uno de los gremios que alertó sobe dicha situación fue Acoplásticos que indicó que subirán los precios del pan, la leche, la sal, el jabón, entre otros, por los nuevos impuestos.

 

En el texto del articulado de la reforma, se incluye un nuevo impuesto a los envases y empaques plásticos de un solo uso, el cual podría incrementar los precios de la canasta familiar y el bolsillo de los colombianos. Esta reforma propone un impuesto de 1.9 pesos por gramo de plástico utilizado en empaques y envases.

De acuerdo con Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, el gremio que reúne y representa a las empresas de las cadenas productivas del plástico, “esta decisión va en contravía de las mismas metas del gobierno nacional de erradicar el hambre, puesto que el impuesto recaerá sobre los productos empacados, es decir, sobre leche, queso, carnes, pollo, pan, galletas, fríjoles, lentejas, cereales, aceites , harinas, café, sal, azúcar, panela, también las bebidas y los productos de aseo y limpieza, entre muchos más”. (Lea: Innovación en el empaque del producto)

Según cifras del gremio, del total de la producción de empaques utilizados en Colombia, 22 % se destina a alimentos, 17 % a bebidas, 29 % a productos de aseo, limpieza, cosméticos, químicos y abonos, 23 % a comercio, restaurantes y hoteles, y 9 % a otros sectores.

 

De acuerdo con lo expuesto por Mitchell “según nuestros cálculos preliminares, el valor del impuesto equivale a una tasa de alrededor del 16 % del empaque. Hay que tener en cuenta que el empaque plástico representa, en promedio, cerca del 5 % del valor del producto, con algunos casos que pueden llegar hasta el 19 %. En la mayoría de los casos, no existen empaques sustitutos en otros materiales y, si los hay, tienen precios 2 o 3 veces más altos. El impuesto, en consecuencia, se traducirá en un incremento en los precios de los productos de la canasta básica, lo cual es especialmente grave en la coyuntura inflacionaria actual”.

 

El gremio dijo, además, que ni la exposición de motivos ni el articulado evaluaron el impacto ambiental de los plásticos frente a otros materiales utilizados para la fabricación de empaques y envases.

 

Según Mitchell, “llama la atención que se gravan los empaques y envases de plástico, sin siquiera evaluar si los empaques y envases en otros materiales como TetraPak, vidrio o papel y cartón tienen un impacto ambiental menor. Según múltiples estudios, el impacto ambiental en factores como huella de carbono, huella hídrica, deforestación, incluso en reciclabilidad y degradación, es menor en el plástico que en la mayoría de los sustitutos. En aras de la coherencia ambiental, este tipo de evaluaciones integrales debe ser tenido en cuenta”.

 

Acoplásticos reiteró su compromiso con acelerar la transición hacia una industria sostenible, basada en el consumo responsable y en la economía circular. En tal virtud, resaltó que Colombia actualmente recicla más de 300.000 toneladas de plásticos, con altas tasas de crecimiento. Señaló, en este sentido, los resultados de la encuesta que realizó el gremio para medir la dinámica en los mercados del reciclaje de plásticos en Colombia. En dicha medición, se encuentra que el reciclaje de plásticos en Colombia creció, en 2021, 19 % en toneladas y 145 % en ventas, con un incremento en las inversiones totales en los últimos dos años del 120 % y un aumento en la capacidad instalada total para el reciclaje de plásticos, en este mismo período, del 40 %. (Lea: Empaques para alimentos: innovación y sostenibilidad)

 

También los combustibles

Otro gremio que prendió las alertas fue la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos (Fendipetróleo) que señaló que la reforma tributaria tendrá impactos sobre la distribución y precios de los combustibles en Colombia.

 

Con la tributaria se harán cambios al impuesto al carbono que pagan los combustibles. Hay que señalar que, de acuerdo con la combustión, el impuesto al carbono recae sobre el contenido de carbono equivalente de todos los combustibles fósiles excepto los derivados del petróleo y todos los tipos de gas fósil que sean para usados. La tarifa corresponderá a $20.500 por tonelada de carbono equivalente (CO2eq).

 

Así las cosas, como consecuencia de este impuesto, desde el Centro de Estudios Económicos prevén que el incremento de precios podría ser de hasta $12 por galón de gasolina y de $17 para el caso del ACPM. “Dicho incremento está sujeto al nivel de mezcla de biocombustible. Es decir, a mayor mezcla menor carga del impuesto, por lo que hay que decir que dicho aumento no resulta significativo si se compara con otros componentes de la estructura de precio”, indica el gremio.

 

Por otra parte, con el proyecto de ley se pretende eliminar el tratamiento diferencial que actualmente se tiene en términos de precios de los combustibles en las zonas de frontera. "En una ciudad como Valledupar, donde actualmente el precio de la Gasolina Corriente es de $8.499, la eliminación de la exclusión del IVA y el Impuesto Nacional llevaría a un incremento del 9,47 % es decir el ciudadano tendría que pagar $9.304 por galón". (Lea: Alza en combustibles y alimentos, otras consecuencias del conflicto Rusia-Ucrania)

 

“En Pasto dicho incremento sería del 11% donde la gasolina, pasaría de $8.031 a $8.928. Esto solamente contando la eliminación del impuesto nacional y el IVA, si se modificaran otros beneficios que tienen estas zonas (cómo el subsidio al IP o el diferencial en la sobretasa), el incremento sería aún mayor sobrepasando el precio promedio de las principales ciudades, lo que al final significa que estas zonas pasarían de tener un menor precio de referencia nacional a ser de las áreas con el mayor precio nacional”, argumentaron.

 

Además, como ya se sabe, cuando sube el precio de los combustibles se incrementa el precio de todos los bienes porque para movilizarlos del sitio de producción al de distribución se requieren vehículos que utilizan combustibles como los que serán gravados.