Por qué a pesar de que el precio de novillo gordo ha bajado, el de la carne sigue al alza

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Agosto 2022
compartir
precio carne de res Colombia 2022
Aunque en el último mes y medio el valor promedio del ganado gordo que se comercializa en subasta ha caído, el precio de venta de la carne sigue alto. Foto: ganaderia.com - CONtexto ganadero

Aunque en el último mes y medio el valor promedio del ganado gordo que se comercializa en subasta ha caído, el precio de venta de la carne sigue alto. De hecho, al revisar el comportamiento histórico de los índices de precios de ambos productos, la carne siempre se ha mantenido arriba aun cuando el novillo gordo ha bajado.

 

Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de la Federación Colombiana de Ganaderos – Fondo Nacional del Ganado (Fedegán-FNG), aseguró que desde mediados de junio y hasta el 31 de julio el precio promedio del novillo gordo se ha reducido un 8 % y sigue bajando

 

“En cambio, el precio de la carne no baja. De hecho, en junio el IPC subió el 1,3 %, y el que salga en unos días para julio indicará que su valor siguió creciendo”, argumentó el funcionario y analista del sector ganadero. (Lea: Ganaderos están en alerta por la caída del precio del ganado)

A su juicio, esta es una muestra de que el productor no es el que recibe las mayores ganancias por el procesamiento de los bovinos, sino los intermediarios como frigoríficos y expendios, pues el precio de venta de la carne al consumidor nunca ha caído, al contrario del valor del ganado.

 

De hecho, Cubillos agregó que al revisar el histórico del índice de precio de carne de res y del índice de precio del novillo gordo desde junio de 2006, se puede observar cómo el primero se ha mantenido en constante alza mientras que el segundo ha sufrido caídas en diversos momentos.

 

Esto ha sucedido cuando se interrumpe la exportación de animales vivos, como ocurrió a mediados de 2009 cuando el gobierno de Chávez cortó relaciones con Colombia o tras los brotes de aftosa de junio de 2017 y octubre de 2018. (Lea: Los ganaderos no están recibiendo alza del precio de la carne al consumidor)

 

“Históricamente, cuando el precio del novillo sube, el de la carne, también. Pero cuando el precio del novillo baja, en el mejor de los casos el de la carne permanece igual o intenta subir. ¿Por qué? Porque desafortunadamente hay una imperfección en la cadena de valor donde hay tantos intermediarios que terminan elevando el costo sin agregar valor”, dijo.

 

Por ejemplo, en 2018, cuando se conoció la noticia del segundo brote de aftosa y varios países suspendieron las compras de ganado colombiano, el índice del precio de novillo gordo se redujo en 20 puntos, en tanto que el de la carne se mantuvo estable.

 

“El que siembra café o arroz o el que produce los animales en pie o produce leche no es el que termina colocándole precio final al consumidor, sino el expendedor luego de que ha pasado por varios eslabones que puede que le agreguen valor o puede que no lo hagan”, señaló. (Lea: Precio promedio del ganado gordo en el país por debajo de $8000 kilo)

 

Al ser consultado sobre las proyecciones de ambos precios para lo que resta del 2022, Cubillos sostuvo que el precio del novillo se está ajustando y caerá en las próximas semanas pero se estabilizará hacia el final del año.

 

“En cuanto al precio de la carne, la pregunta sí es para expendedores y frigoríficos. Yo creería que no va a bajar porque la evidencia histórica nos indica que la carne no baja de precio sino que se mantiene estable, nunca cae”, manifestó.